Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • MotoGP
  • Liga Endesa ACB
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Holandesa
  • Moto3
Liga Endesa ACB
FINALIZADO
Baxi Manresa MAN

61

Iberostar Tenerife TEN

81

FINALIZADO
Montakit Fuenlabrada FUE

75

UCAM Murcia MUR

74

FINALIZADO
Kirolbet Baskonia BAS

84

Coosur Real Betis BET

73

FINALIZADO
Valencia Basket VAL

63

Unicaja MAL

79

Premier League
Liga Holandesa
FINALIZADO
Zwolle Zwolle ZWO

3

ADO Den Haag ADO Den Haag ADO

1

FINALIZADO
FC Emmen FC Emmen EMM

2

Fortuna Sittard Fortuna Sittard FSI

1

FINALIZADO
Groningen Groningen GRO

2

Sparta de Rotterdam Sparta de Rotterdam SPR

0

FINALIZADO
Feyenoord Feyenoord FEY

1

Heracles Heracles HCL

1

MOTOCROSS

Jorge, en modo Prado

El lucense da un nuevo recital en otra actuación impecable sobre la arena belga y su doblete, undécimo de la temporada, le deja a un paso del título.

Jorge, en modo Prado
Juan Pablo Acevedo

Se acaban los adjetivos hacia él pero no sus recitales sobre la arena. Porque la perfección se ha hecho Jorge Prado y el lucense, que ha encontrado en la KTM a su mejor aliada, no deja de exhibirse firmando números para la historia. Aunque la realidad es que el gallego es mucho más que una sucesión de cifras estratosféricas. Prado es ambición, talento, potencial y una superioridad incuestionable que le acerca a su segunda corona de MX2. Pero no hay que buscarle ahí, ni en las poles, ni en las victorias. Al piloto de la marca austriaca hay que buscarle en la pista, peleando.

Ahí está el puro Jorge, ese piloto incansable que en Bélgica ha firmado su undécimo doblete de la temporada, además, con un sabor muy especial. Lommel fue la localidad que le acogió cuando decidió empezar su aventura en busca del éxito, ese que ahora exhibe en cualquier escenario, y la arena belga no iba a ser una excepción. Prado ha repetido la historia de siempre: 'holeshot', ritmo y despedida del resto para terminar con 20 segundos de ventaja en la primera manga y 17 en la segunda… con susto incluido.

El lucense, en busca de una emoción que él mismo sentenció desde el inicio, se fue al suelo en la última vuelta para volver por donde lo había dejado: en lo más alto. "Lo he dado todo rodando muy rápido y aumentando la ventaja. Incluso he apretado hasta la última vuelta cuando he sufrido esa pequeña caída, pero tenía mucha ventaja", decía Prado al respecto, mientras que su principal rival, Oslen, hacía más perfecta la jornada tras no sumar ni un punto en la primera carrera del día.

De ahí nacen los 124 puntos de ventaja con los que cuenta el líder frente al danés, reencontrándose con su primera oportunidad de revalidar el título, curiosamente, en el mismo escenario que escribió en la historia el nombre del campeón por primera vez. El lucense necesita, al menos, 26 puntos de ventaja para volver a conquistar la corona. En Bélgica "todo ha salido perfecto" y el 18 de agosto en Ímola, se puede volver a repetir la historia. Sino, siempre quedarán Suecia, Turquía o China. Porque Jorge, en modo Prado, es imbatible.