Competición
  • Europa League
  • LaLiga SmartBank
  • Copa Argentina

FÓRMULA 1

El triplete de Helmut Marko: "Pues eres un inútil en agua"

Verstappen, Vettel y Kvyat, tres diamantes de Red Bull en el podio de Hockenheim. Y con Sainz y Albon, fueron cinco energéticos en el top-6.

El triplete de Helmut Marko: "Pues eres un inútil en agua"
CHRISTOF STACHE AFP

En el podio de Hockenheim había dos pilotos de motor Honda, un hecho relevante para la marca japonesa, aunque las carreras de lluvia suelen quedar al margen de la estadística más pura, sobre todo teniendo en cuenta que los motores pierden protagonismo en estas circunstancias. Pero, por encima de todo, en el ‘cajón’ estaba tres de los pilotos pulidos por la academia Red Bull, con Helmut Marko al frente del proceso: Max Verstappen, Sebastian Vettel y Daniil Kvyat.

De hecho, en el top-6 son cinco los pilotos que han pasado por sus manos, sumando a Sainz y Albon. Y eso hizo feliz en Alemania al dirigente austriaco, el hombre fuerte de Red Bull en el automovilismo y un jefe difícil de contentar. "¡Yo no echo de menos las llamadas a las siete de la mañana!", confiesa Vettel, el único que está ya fuera del proyecto energético. Porque a esa hora, Marko pasa revista. "¡Estoy en el gimnasio, o corriendo!", suele responder Kvyat, que confiesa: "Empecé a levantarme a las siete de la mañana por él".

"Es duro, pero casi siempre tiene razón. Mi carrera ha sido una montaña rusa con él, pero sin duda es una persona especial en nuestras vidas. Aprecio lo que hizo por mí y estoy aquí para agradecérselo. Por ejemplo, recuerdo un test, también a las siete de la mañana, en el que quizás estaba a tres o cuatro segundos en mi primer test en mojado con la Fórmula BMW. Así que me dijo: 'Pues parece que eres inútil en agua', y me colgó", recuerda el ruso, a quien Marko bajó de Red Bull y desahució de Toro Rosso antes de volver a contar con él para 2019.

En cuanto a Max: "Creo que él prefiere que seas honesto cuando cometes un error antes de que te inventes una historia. Crecí así porque. Mi padre era igual, o incluso peor que él, así que me gusta que haya gente así al frente del equipo". Un tipo duro que también es apoyo para los pilotos cuando las cosas salen bien. Así lo recuerda Vettel: "Seguimos en contacto y ahora le aprecio como amigo".