Competición
  • Premier League
  • Liga Portuguesa
Premier League
Liga Portuguesa

F1 I GP DE ALEMANIA

Trabajo a contrarreloj en Viry-Châtillon

Daniel Ricciardo y Lando Norris han padecido diversos problemas de fiabilidad durante el GP de Alemania 2019 del Mundial de F1.

Trabajo a contrarreloj en Renault
Alexander Hassenstein Getty Images

Más allá de la batalla por ganar el Mundial de Fórmula 1 2019, existen otras contiendas dentro del propio campeonato que son igual o más intensas que conseguir ser el piloto y equipo más rápido de la parrilla. Y una de estas luchas, que cada año aumenta su intensidad, es el rendimiento de las cuatro unidades de potencia. 

Desde hace poco menos de un año, existe una creencia, aceptada por una inmensa mayoría del paddock del 'Gran Circo', que defiende que el propulsor de Ferrari es el motor más potente. Un salto de rendimiento, por parte de los técnicos de Maranello en su desafío por superar a Mercedes, que ha provocado que sus homólogos en Renault hayan tenido que tomar algunos riesgos este invierno para reducir este déficit, escollos que está afectando a la fiabilidad de la máquina francesa.

Unos contratiempos, especialmente de la MGU-K, que provocaron un trabajo a contrarreloj en la fábrica de Viry-Châtillon para diseñar, testar y fabricar una nueva especificación que permitiese a Renault y McLaren usar los nuevos modos de potencia durante más tiempo ideados para esta temporada, unas labores que deberán volver a realizar los ingenieros liderados por Rémi Taffin en el departamento de Essonne con vistas al Gran Premio de Hungría 2019.

Porque Daniel Ricciardo y Lando Norris tuvieron que abandonar el Gran Premio de Alemania 2019 por dos percances relacionados con su unidad de potencia. Si bien el fallo del australiano está identificado (fuga en el escape), la adversidad del británico va a requerir una investigación más profunda, ya que Norris perdió de manera repentina toda la potencia del motor a mitad de carrera, tras haber equipado una nueva batería, MGU-K y centralita en su MCL34 por el brete sufrido en la clasificación.

Cabe recordar que Cyril Abiteboul afirmó a finales de mayo que Renault sólo mejorará 13 caballos más su motor durante el 2019 tras haber logrado este invierno 53 caballos, cifras que según sus análisis, permitirá a los franceses situarse al mismo nivel que Ferrari y Mercedes en carrera y detrás de Ferrari en clasificación.