Competición
  • Champions League
  • Copa Libertadores

F1 | AUSTRIA

El McLaren de Sainz apunta al fondo de la parrilla por sanción

Cambiarán el motor "al 99 por ciento", será el cuarto de la temporada, y acarreará penalización. Lo positivo: podrá estrenar la última evolución de Renault.

Carlos Sainz (McLaren MCL34). Francia, F1 2019.
Charles Coates

Como ya se avanzaba tras el GP de Francia, Carlos Sainz apunta al final de la parrilla en el GP de Austria porque "al 99 por ciento", según fuentes próximas, habrá cambio de motor este fin de semana para el McLaren del madrileño. Se trataría de la cuarta unidad montada, porque en Australia se rompió la primera y después hubo evoluciones en Bahréin y en España. Así que, a partir de esta, hay sanción de hasta 15 posiciones para el inicio de la carrera en Spielberg.S

La noticia no es buena, pero es inevitable, y la cara positiva es que podrá utilizar así la última especificación de Renault, estrenada por Ricciardo en Francia con buenos resultados, que ofrece más fiabilidad y también un ligero paso adelante en rendimiento. El problema es que cada nueva unidad de potencia a partir de ahora acarreará sanción, y con media temporada por delante eso puede significar dos o tres fines de semana de carreras más que tendrá que escoger cuidadosamente McLaren para no sacrificar un gran premio con posibilidades.

En Austria, circuito con muchas rectas y sólo diez curvas, los de Woking están expectantes por las prestaciones de su MCL34 en comparación con la competencia tras dominar la zona media en Paul Ricard. Hay opciones de adelantar, la velocidad punta de Renault lo permite, por eso salir último puede corregirse con una remontada hasta los puntos con una estrategia diferente del resto, habrá que ver con qué neumático conviene empezar, y cruzando los dedos por que haya un 'safety car' oportuno o una carrera loca. Además, el propulsor de Francia llegó muy justo al final de la carrera, con mucho kilometraje a sus espaldas, y había cierto temor de que una avería adelantase su final de servicio.

Como nadie quiere esos riesgos en el GP de casa, el próximo, en Silverstone, el purgatorio de la sanción parece obligado en Red Bull Ring. Sí está ya confirmada la penalización para Albon, también por motar su cuarto motor del año, en este caso de Honda, como Kvyat hace una semana. Sainz marcha séptimo en la clasificación del Mundial con dos sextos puestos, en Mónaco y Francia, como mejores resultados de la temporada.