Competición
  • LaLiga SmartBank
  • Copa Argentina
LaLiga SmartBank
Copa Argentina
Central Córdoba (Santiago del Estero) Central Córdoba (Santiago del Estero) CSE

-

Estudiantes Estudiantes EST

-

F1 | AUSTRIA

Ferrari tiene argumentos para ganar a Mercedes en Austria

Un circuito de rectas y pendientes con sólo diez curvas limita las carencias del SF90. Leclerc: "Encaja mejor y es una pista que me gusta mucho".

Charles Leclerc (Ferrari SF90). Francia, F1 2019.
Mark Thompson

El Ferrari SF90 pierde en las curvas más de lo que gana en las rectas, así que a Red Bull Ring llegarán con cierto optimismo: sólo tiene diez cambios de dirección, ocho de derechas y dos de izquierdas, así que un coche descompensado tiene menos que perder este fin de semana. La potencia del motor de Maranello es superior a la de Mercedes y el GP de Austria es otra muy buena ocasión para demostrarlo, como hicieron en Bahréin y Montreal, aunque después de tantas decepciones y con Hamilton aplicando el rodillo, esta vez no vale con acercarse.

Tanto Sakhir como el Gilles Villeneuve son pistas de ‘tren trasero’, es más importante el equilibrio en la tracción que el apoyo aerodinámico del tren delantero, porque apenas hay curvas de media o alta velocidad. El circuito de Spielberg cumple con esos estándares y el propulsor gana relevancia porque, además de tres zonas de DRS en cada vuelta, entran en juego las pronunciadas pendientes.

Y aunque Vettel viene de dos fines de semana complicados, quien empieza a entonarse es Leclerc, con dos podios consecutivos para ganar confianza en las clasificaciones. El monegasco, de 21 años, a AS: "Austria es uno de mis circuitos favoritos y está claro que encaja mejor con nuestro coche en comparación con Paul Ricard. Espero que podamos tener un fin de semana mucho mejor teniendo en cuenta las diferencias del trazado. Estoy seguro de que de allí puede salir un fin de semana positivo". Allí ganó con la F2 en 2017.

Esta carrera puede ser un punto de inflexión, a partir de ahora Ferrari tendrá más dificultades para encontrar circuitos favorables, prácticamente hasta Monza a finales de verano. Si las cosas salen, quizás hagan un último intento con el monoplaza de 2019. Si no se puede con Mercedes, la apuesta por 2020 se verá reforzada. "Buscamos más carga aerodinámica en detrimento de la velocidad. Quizás el coche no sea tan eficiente, queremos más agarre en los neumáticos, en Paul Ricard vimos otra vez lo difícil que es hacer funcionar los neumáticos. Estamos centrados en esa clase de problemas", dice Binotto, que no salió de Paul Ricard excesivamente decepcionado: "No puedo decir que fuera un fin de semana positivo, pero tampoco resultó tan malo teniendo en cuenta las expectativas. Hemos mejorado algo en curvas lentas, no lo suficiente, pero algunas evoluciones tuvieron sus efectos".