Competición
  • Clasificación Eurocopa

F1 | CANADÁ

Hamilton revienta la fiesta por una polémica sanción a Vettel

Penalización de cinco segundos para 'Seb', que llegó primero, por dejar sin espacio a su rival tras una salida de pista. Podio de Leclerc y 11º de Sainz.

Vettel (Ferrari SF90) y Hamilton (Mercedes W10). Canadá, F1 2019.
Dan Istitene

Hamilton cruzó la meta segundo, pero ganó la carrera por un error de pilotaje de Vettel que desencadenó en una sanción con polémica. 'Seb' defendió en la salida su posición de pole, inició la carrera soñada por sus ingenieros y superó el trámite de la parada en boxes sin incidencias. Pero cuando todo debía sumirse en la normalidad, con el primero escapándose del resto, Lewis se empeñó en molestar: presionó hasta la extenuación al Ferrari, alcanzó la distancia de DRS y llegó a asomarse en un par de vueltas buscando un fallo de su contrincante o del monoplaza, al límite en la temperatura de los frenos.

Lo encontró: en la 48ª vuelta, Vettel frenó tarde en la Curva 8, acortó por la hierba y cuando se reincorporó a la pista, con un monoplaza fuera de control, cerró el paso al Mercedes condenándolo a la escapatoria. Entonces entran los matices: ¿lance de carrera? ¿No le quedaba más remedio al alemán? Hay demasiados. Los comisarios de la FIA vieron una infracción y aplicaron cinco segundos de sanción para el tetracampeón, cuando informaron a Lewis se pegó como una lapa al teórico líder de la prueba. Ganó sin adelantar, completó el podio un correcto Leclerc, pero la fiesta de Ferrari terminó antes de empezar.

La salida volvió a dejar en evidencia a un mal Bottas, quien perdió la posición con Hulkenberg y tuvo que correr a la contra. Ya tras el cambio de neumáticos pudo hacerse con los Renault, y eso que necesitó hasta tres intentos sobre un fiero Ricciardo en la eterna recta del Gilles Villeneuve. El finlandés acabó cuarto, pero si él es el único rival de Lewis por el título, este paso atrás sienta un mal precedente. Verstappen remontó hasta la quinta plaza con cierta solidez, pasó a los coches franceses con gomas en buen estado pero no había nada más a lo que aspirar. Le siguieron Daniel y Nico en la mejor carrera de su equipo este año. Tras ellos, octavo, un Gasly que salía quinto y se quedó taponado por Stroll.

Carlos Sainz terminó undécimo, fuera de los puntos, incapaz de defenderse del ataque final del héroe local, Lance con el Racing Point, y de Kvyat, con mejores ruedas. Había logrado asentarse en la novena plaza tras una buena remontada por estrategia, pero sus problemas de frenos iniciales le obligaron a adelantar su parada demasiado y al final se pagó el precio en una carrera repleta de dificultades para el madrileño, quejándose de la entrega de potencia eléctrica. Adelantó cuerpo a cuerpo a los Haas, pero al final de poco sirvió. Peor le fue a Lando Norris, quien tuvo que aparcar el MCL34 al final del 'pit lane' y bajarse a toda prisa con fuego en su tren trasero por culpa de los frenos. Las prestaciones de los de Woking dejaron algo fríos a quienes esperaban mas. Algunas cosas cambian, pero otras no tanto... que se lo digan a Ferrari.