Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • MotoGP
  • Liga Endesa ACB
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Holandesa
  • Moto3
Liga Endesa ACB
Kirolbet Baskonia BAS

-

Coosur Real Betis BET

-

Montakit Fuenlabrada FUE

-

UCAM Murcia MUR

-

Valencia Basket VAL

-

Unicaja MAL

-

FINALIZADO
Baxi Manresa MAN

61

Iberostar Tenerife TEN

81

Premier League
Liga Holandesa
EN JUEGO
Feyenoord Feyenoord FEY

0

Heracles Heracles HCL

0

FINALIZADO
Zwolle Zwolle ZWO

3

ADO Den Haag ADO Den Haag ADO

1

FINALIZADO
FC Emmen FC Emmen EMM

2

Fortuna Sittard Fortuna Sittard FSI

1

FINALIZADO
Groningen Groningen GRO

2

Sparta de Rotterdam Sparta de Rotterdam SPR

0

FÓRMULA 1 | GP DE MÓNACO

Ferrari no controla su potencia

Charles Leclerc con el Ferrari.

Mark Thompson

Getty Images

Tienen el mejor motor de la parrilla actual y la evolución que llegó en Barcelona les da aún más ventaja, pero el chasis no responde a tan alto nivel. “Sólo podemos ir hacia delante”, opina Mattia Binotto.

El motor que Ferrari introdujo en Barcelona debía llegar a la parrilla dos carreras más tarde, en Canadá. En Maranello entendieron que sería "útil" disponer de esa potencia extra desde el GP de España, aunque no tenga por qué ser más funcional en Mónaco y aunque eso les obligue a asumir penalizaciones cuando la temporada esté más avanzada, porque a partir del cuarto motor hay sanción en parrilla.

Según las cifras, de GPS y de velocidad punta, disponen del propulsor más potente de la parrilla: Vettel firmó el mejor primer sector de la clasificación (21.284, dos décimas mejor que Bottas) y tanto el alemán como Leclerc se repartieron el primer y segundo puesto en velocidad punta en la recta, sobre la línea de meta y en el primer punto intermedio. Charles cruzó el 'speed trap' a 325 kilómetros por hora en la Q3, Vettel lo hizo a 324,2 km/h. Bottas, autor de la pole, se quedó en 319 km/h. Y a una vuelta también el Haas, y en ocasiones Alfa Romeo, tienen más prestaciones que sus rivales directos.

"Ha sido un gran esfuerzo anticipar el programa del motor, lo decidimos al principio de la temporada", aclara Binotto, jefe de la escudería. "Hay que darle la enhorabuena a Mercedes, han hecho un gran trabajo hasta ahora. Pero nosotros también podemos trabajar muy duro, la temporada es larga y no nos vamos a rendir. El último fin de semana fue decepcionante por las prestaciones y por la carrera, esperábamos poder luchar y no ha sido el caso", afirma el dirigente suizo.

En cuanto a las novedades técnicas, nadie se explica aún que el coche haya dado un paso atrás en prestaciones, incluso que haya sido superado por Red Bull. Mattia: "Las mejoras funcionan bien. En cuanto a la potencia, la velocidad en recta es lo suficientemente buena, pero está claro que tenemos puntos débiles en el coche que quedaron reflejados en España. Depende de nosotros entenderlos, trabajarlos y corregirlos para mejorar en el futuro. Sólo podemos ir hacia delante, es lo que queda de ese fin de semana".

Habló de que la causa puede estar "incluso en el concepto del coche", porque "aún no hay una respuesta y una conclusión precipitada podría ser una conclusión equivocada". Pero el mejor motor de la parrilla, lo que hasta ahora había sido sinónimo de título en la era híbrida (Mercedes lo tiene desde 2014), ya no implica superioridad por culpa del cambio aerodinámico de 2019, que ha reajustado el tablero de juego. Y que Ferrari, por ahora, no ha sabido interpretar.