FÓRMULA 1

4.100 m² para llevar al motor Renault a otro mundo

Jerome Stoll, Christian Blum, Alain Prost o Cyril Abiteboul han colocado la primera piedra de la futura megaestructura que estará operativa en el verano de 2020.

0
4.100 m² para llevar al motor Renault a otro mundo
DPPI / AFP7 / Europapress DPPI / AFP7 / Europapress

Dos años, diez meses y 28 días. Este es el lapso que aún deben aguardar los ingenieros de Renault para estrenar la nueva megaestructura que la escudería francesa está confeccionando en Viry-Chatillon para incrementar el rendimiento de su unidad de potencia.

4.100 metros cuadrados donde los técnicos liderados por Rémi Taffinr dispondrán de la más avanzada y vanguardista tecnología para realizar los trabajos de ensamblaje del propulsor, verificar la calidad de todos sus elementos o investigar posibles fallos mecánicos que padezca durante su perfeccionamiento.

"Esto ya no es el comienzo de una historia, sino una historia importante desde la creación de Renault Sport hace 42 años. Cuando celebramos nuestro regreso a la Fórmula 1 en 2015, nuestro objetivo era salir y desafiar a los mejores. Esta nueva estructura debería permitir a Renault entrar en otro mundo", asegura Jerome Stoll, presidente de Renault Sport Racing, en un acto donde estuvieron presentes también Alain Prost o Cyril Abiteboul.

Con una capacidad para más de 100 personas, este nuevo edificio ratifica el compromiso de Renault a largo plazo con el Mundial de Fórmula 1, en una temporada donde Daniel Ricciardo y Nico Hulkenberg están sufriendo en demasía para igualar la velocidad de McLaren, Alfa Romeo, Racing Point, Haas o Toro Rosso, en su objetivo de liderar la 'F1b' y seguir aproximándose a la parte delantera de la parrilla.