Competición
  • Clasificación Eurocopa

WEC | 1.000 MILLAS DE SEBRING

“Le Mans, Daytona, Sebring... ahora a por la Indy 500”

Fernando Alonso.

TOYOTA GAZOO Racing

TOYOTA GAZOO Racing

Alonso mostró su felicidad por lograr algo que en Resistencia "suele tomar algo más de tiempo" y dice que es igual de piloto que en su último año de F1.

“Fiesta de dormir, tengo un jet lag tremendo”. Le dicen a Fernando Alonso que si hay fiesta de celebración de la victoria, entre asturianos anda el juego, pero el piloto le responde al periodista que tiene que descansar. Ya si eso en otro momento. En cualquier caso el piloto español está feliz, gana otra vez, imbatido este año, dos de dos, Daytona y Sebring. Casi nada...

-Felicidades Fernando, el año tiene buena pinta parece... ahora falta Indianápolis.

-Muchas gracias. Estoy muy contento por la victoria en un sitio especial como este, me encanta ganar en sitios que tienen mucha historia y Sebring es uno de ellos en las carreras de Resistencia y mira ganar en menos de un año natural haber ganado en Le Mans, Daytona y Sebring seguido es algo que suele costar mucho más tiempo. Estoy imbatido este año en las carreras que he corrido en América, pero antes de las 500 Millas tenemos que correr en Spa y tendremos que hacer los test el mes que viene primero en Texas y luego en Indianápolis y centrarnos a tope en Indy 500. Paso a paso, de momento a disfrutar de esta victoria, llevar el trofeo a casa y disfrutar de otras semanas dulces porque cuando ganas siempre tienes una cola de fotos que te van llegando, mensajes, cosas que te envía el equipo, de todo el mundo que te sigue y ve la carrera y eso es lo que va a pasar en las próximas semanas y a disfrutar de eso.

-Cuando no depende de uno y empieza a llover y está otro piloto en el coche... ¿se pone nervioso?

-No, la verdad es que tengo total confianza en mis compañeros y en el equipo, de hecho ahora llovía y prefería no estar en el coche viendo las condiciones que había fuera, aquaplaning en todos los sitios, poca visibilidad, era un poco como Daytona, de noche... no habíamos probado nunca porque todos los test habían sido en seco, teníamos cero información en lluvia y Nakajima es un piloto superfiable en ese sentido, no comete errores, siempre tiene su punto de calma y a veces Buemi y yo somos más apasionados en ese sentido y él es más tranquilo, en unas condiciones como las de hoy a media hora para el final que se ponga a llover pues él era perfecto para coger el coche.

-Después de error del otro coche, sale a pista y se trata de no arriesgar, pero es un poco pilotar contra natura y además en un circuito al que también hay que ganar.

-Sí, la carrera dio un giro cuando el otro coche tuvo el contacto con el GT y a partir de ahí lo que teníamos que hacer era seguir a buen ritmo y evitar contacto y cualquier riesgo con el tráfico o los bordillos, tienes que acabar con el coche perfecto, fiabilidad perfecta y podía haber cualquier error en cualquier momento, ese 95% que tiras en vez de ir al 100% te hace cometer algún error y estar muy concentrado era la clave hoy.

-El destino ha querido que prácticamente a la vez que gana en Sebring, terminan los libres 3 en Australia y McLaren decimotercero... ¿esto le reafirma en su decisión?

-No, no tengo que reafirmarme, si estuviesen quintos estaría super alegre por ellos, yo lo que tenía que hacer en F1 lo hice, es más nunca podría haber soñado lo que hice y ahora estoy en otras cosas metido increíblemente buenas también que me están saliendo muy bien.

-Ahora son 15 puntos en el campeonato.

-Contento, la ventaja podría ser ya casi matemática si en Silverstone no hubiésemos tenido el problema con los suelos, serian siete puntos más, serían 22 y luego 14 de Shanghai que fueron como fueron, estaríamos hablando de 36 puntos de ventaja, pero bueno el destino no ha querido que sea así, son 15 y habrá que apretar los dientes hasta el final.

-Hay quien dice que ha recuperado el brillo en los ojos que caracteriza a un piloto.

-Se que existe esa sensación, lo he leído en varios sitios, cuando gané Le Mans que después volvía a F1, el brillo en los ojos cuando corro una carrera del WEC y todas estas cosas, yo no creo que sea así, el año pasado estaba supercontento en F1 también, acabé mi etapa en F1 con mis mejores prestaciones, con el 21-0 en calificación a Vandoorne no lo había hecho en ningún año de mi carrera y ese mismo piloto había dominado todas las categorías inferiores como hizo Leclerc, como hizo Rosberg, ese mismo piloto salió en la pole en la Formula E en Hong Kong en su tercera carrera por lo tanto en mi ultima etapa en F1 tenía el mismo brillo en los ojos, tenía las mismas ganas y me sentía piloto como me siento cada vez que compito aquí, pero aquí tengo un coche dominante que hacemos primero y segundo en calificaciones y carreras y cuando te llevas un trofeo a casa cada vez que compites sabe mucho mejor.