WEC | 6H DE SILVERSTONE

Jenson Button sueña con el podio que nunca logró en la F1

Jenson Button.

Compite en Silverstone con el equipo SMP Racing. Nunca subió al cajón del circuito británico mientras fue piloto de Fórmula 1.

Silverstone

Jenson Button nunca quiso ser un expiloto. Se fue de la Fórmula 1 en 2016 sin descartar un regreso que cumplió, fugaz, en Mónaco 2017. Desde entonces ha probado en unas cuantas especialidades, destacando en el SuperGT japonés y soñando con emular a su padre, estrella del rallycross. Esta temporada está compite en otro Mundial de la FIA, el de Resistencia. El británico, campeón de F1 con Brawn GP en 2009, fichó por SMP Racing, uno de los equipos LMP1 privados. Pilota el BR1 junto a los rusos Vitaly Petrov, otro ex de los monoplazas, y Mikhail Aleshin.

Es el gran protagonista este fin de semana en Silverstone para el público local y llega al circuito con un objetivo que no pudo cumplir durante su extensa carrera en el gran circo. "En 17 años de carrera en la Fórmula 1 nunca pude lograr un podio en mi casa, realmente sería increíble lograrlo ahora", afirma. Y no se equivoca con la estadística: subió 50 veces al podio entre 2004 y 2014 para BAR, Honda, Brawn y McLaren, pero no logró hacerlo frente a sus fans del trazado británico, fue cuarto en tres ocasiones. Con 38 años y en su segunda carrera en el WEC espera, al menos, luchar por el bronce. Por delante, los Toyota parecen contar con demasiada ventaja.