"Abandona el 53% de los pilotos, por eso es el rally más duro"

DAKAR | ARMAND MONLEÓN

"Abandona el 53% de los pilotos, por eso es el rally más duro"

Armand Monleón (KTM).

AMV

Armand Monleón (KTM) espera un Dakar "completo y complicado". Quiere ser una alternativa a los pilotos oficiales y acercarse al 10º puesto que logró en su debut.

Barcelona

Acabó décimo en su primer Dakar (2016), algo de lo que no muchos pilotos pueden presumir. Pero Armand Monleón tuvo que volver a casa antes de tiempo en la última edición de la carrera sudamericana con una conmoción cerebral tras un accidente en la cuarta etapa. Ahora quiere seguir justo donde lo dejó y volver a aspirar a las plazas de honor con su KTM 450RR privada con los colores de AMV.

“Abandonar en la cuarta etapa es duro, no te voy a engañar. Estás todo el año trabajando para llegar a una sola competición. Pero al final es estadística pura, el 53% de los pilotos se van para casa y por eso es el rally más duro del mundo. Aunque compitamos durante el año, todo es para el Dakar”, cuenta Monleón a As.

Para 2018 espera “un rally muy completo, van a ser muchas etapas de navegación con el desierto abierto y será muy importante gestionar bien la carrera”. Primero Perú: “Será mi primera vez allí, es complicado sobre todo por las dunas cortadas”. Después Bolivia: “Me gusta por paisajes, ambiente y afición. Y allí encuentras otros límites como la altitud, llevamos dos meses trabajando con la máquina de hipoxia. El Salar de Uyuni es bonito y son pistas técnicas que se disfrutan”. Y por último Argentina: “Llegas con mucha fatiga acumulada y muchos kilómetros encima de la moto. La superespecial de FIambalá será complicada mezclando coches y motos. Es evidente que este rally está hecho para pilotos con ADN Dakar. Rápidos, pero controlando siempre el ritmo de etapa”.

Monleón (30 años, Igualada) acude con la KTM que hizo campeón a Sunderland en 2017. “Sabemos que el equipo oficial lleva unas motos totalmente nuevas que están muy por encima. También Honda, con Barreda y Benavides, y Yamaha han trabajado mucho. Pero en el Dakar suma todo, el nivel ya se verá. No sólo por tener una mejor moto vas a hacer mejores resultados”. De hecho Gerard Farrés estuvo el año pasado en el podio con la KTM privada de Himoinsa. En la categoría de motos está “más abierto que nunca” para Armand con “cuarenta pilotos de mucha calidad”.

Él espera rondar los puestos de arriba y consolidarse en el top diez: “Los deberes están hechos, pero el Dakar es el Dakar y puede haber una piedra en la que pone tu nombre y la caída está ahí. ¿Pelear por la victoria algún día? Sí, claro, todos queremos hacerlo bien. Pero en esta carrera necesitas mucha experiencia para pelear por estar delante algún día”. “Es un reto. Saber navegar bien, gestionar las etapas y situaciones como la lluvia, frío, calor, altitud, desierto abierto… un reto constante que te hace engancharte y vivir experiencias complicadas pero muy gratificantes”, afirma. Allá va, a por el reto.

0 Comentarios

Normas Mostrar