F1 | EXHIBICIÓN SOBRE MOJADO

Verstappen emuló a Senna y Schumacher bajo la lluvia

El holandés recuperó 11 posiciones en 17 vueltas en Interlagos, dejando además grandes pasadas a Raikkonen o Rosberg y recodando gestas de Ayrton, Michael, Alonso o Hamilton.

0
Max Verstappen en el GP de Brasil 2016.
Mark Thompson

Hamilton ganó en Brasil y Rosberg salvó los muebles, pero en la carrera de los coches de seguridad y las dos banderas rojas el espectáculo lo puso Verstappen. El holandés de 19 años disfrutó en condiciones de lluvia extrema, mala visibilidad y aquaplaning: "Sabe como una victoria, es casi tan bonito como la de Barcelona".

Max, que salía cuarto en Interlagos, aprovechó como nadie las salidas lanzadas cuando se marchó el safety car. En la primera (vuelta 7) adelantó sin reparos a Raikkonen y en la segunda (vuelta 32) repitió la jugada con Rosberg por el exterior de las eses de Senna. Y salvó después un golpe seguro con el muro en la curva 13 gracias a sus reflejos y un gesto propio del kárting. Sonreía Chris Horner, jefe de Red Bull.

El error en la estrategia de montar gomas intermedias fue enmendado, pero había caído a la 14ª posición cuando quedaban 17 vueltas. Entonces comenzó el show: recuperó un puesto tras otro con pasadas espectaculares a Ricciardo, Kvyat, Vettel, Sainz o Pérez, entre otros. Trazando de forma maestra por el exterior de las curvas para evitar que el spray de agua que escupían los coches que le precedían le cegase. "Está en una liga propia, ahí arriba. Ha sido una de las mejores actuaciones que he visto en F1", dijo después Horner. Y Wolff, de Mercedes: "El show de Verstappen, ha sido un pilotaje increíble". Recordando a las grandes exhibiciones sobre mojado de Senna, Schumacher o Alonso. Leyendas de este deporte, lo que quiere ser Max.

Ayrton Senna: GP de Europa 1993

Donington Park. 4 adelantamientos.

La califican como la mejor carrera de la historia. En una vuelta, Senna pasó del 5º al 1º en Donington adelantando a Schumacher, Wendlinger, Hill y Prost. Y llegó el rodillo frente al todopoderoso Williams: dobló a Prost, 3º en meta, y sacó 1’23” a Hill, el 2º.

Senna, en Donington Park 1993.

Michael Schumacher: GP de España 1996

Montmeló. 6 adelantamientos.

Su primer triunfo con Ferrari. Había salido sexto y en la vuelta 12 ya era líder. Cruzó la meta con 45” de ventaja sobre el segundo. Aunque su F310 no funcionó a la perfección. “Notaba un ruido raro y perdía potencia”, dijo Michael. Menos mal.

Schumacher cruza la meta de Montmeló en 1996. En la pizarra le marcan 53 segundos de ventaja sobre Alesi, segundo clasificado.

Fernando Alonso: GP de Hungría 2006

Hungaroring. 14 adelantamientos.

Salía 15º por una sanción. En la primera vuelta adelantó con el Renault R26 a ocho coches y en la 17ª encabezaba la prueba. Seis giros después dobló a Schumi. Pero una tuerca mal fijada en su segundo paso por boxes dejó la gesta incompleta: abandonó.

Sólo el box pudo frenar a Fernando Alonso en Hungría 2006, una de sus mejores carreras de siempre.

Lewis Hamilton: GP de Gran Bretaña 2008

Silverstone. 1 adelantamiento.

Sólo un adelantamiento y en la primera curva a su compañero entonces en McLaren, Kovalainen, pero Hamilton brilló bajo la lluvia, llegó a doblar al cuarto clasificado y aventajó en más de un minuto al segundo. Se estrenaba así en el gran premio de casa.

Lewis Hamilton logró su primera victoria en el GP de Gran Bretaña en 2008, con un triunfo de autoridad sobre mojado en Silverstone.