FÓRMULA E

Audi apostará por la Fórmula E con toda su fuerza desde 2017

Aumentará su participación en el equipo ABT Schaeffler en la próxima temporada y en la siguiente creará el suyo propio de fábrica.

Audi apostará por la Fórmula E con toda su fuerza desde 2017.
ABT Schaeffler Audi Sport

Llevan en la Fórmula E desde su temporada inaugural en 2014 dando nombre al equipo ABT Schaeffler, pero nunca habían mostrado sus cuatro famosos aros por el certamen eléctrico. Eso va a cambiar. Audi va a apostar por la Fórmula E y lo va a hacer con todo su poderoso músculo. Para empezar, en la próxima temporada, que comienza en Hong Kong el 9 de octubre, aumentarán su presencia financiera y técnica en el equipo además de vestirle con su logo, y para la siguiente crearán el suyo propio de fábrica.

En el primer paso, el cambio más visible de la mayor presencia de Audi en la formación que tienen a Lucas Di Grassi y Daniel Abt como pilotos se podrá ver en su chasis. El morro, los laterales y el alerón trasero lucirán los cuatro aros de la firma que les lleva prestando sus instalaciones de Neuburg desde el principio de su asociación. Y con respecto al segundo movimiento, la casa de Ingolstadt se meterá de lleno en el desarrollo del equipo sin dejar de colaborar con Schaeffler, su socio tecnológico.

"Audi ha estado utilizando de forma consistente el automovilismo para probar y desarrollar nuevas tecnologías para su posterior utilización en la producción. Hemos escrito la historia del automovilismo en varias ocasiones, ahora tenemos la intención de repetirlo en las carreras eléctricas. La Fórmula E con sus carreras en el centro de las principales ciudades es un estadio ideal para este propósito y ABT Schaeffler un socio lógico para nosotros", dice Wolfgang Ullrich, director de Audi, al respecto.

Y Stefan Knirsch, miembro de su Consejo de Administración, también comenta este paso: "La movilidad eléctrica es uno de los temas clave en nuestra industria. Queremos convertirnos en uno de los principales fabricantes de automóviles premium en este campo. En 2025, uno de cada cuatro Audi debería ser eléctrico. Así, la adaptación de nuestro programa de automovilismo y asumir un compromiso en una serie de carreras eléctricas es un movimiento lógico". Audi, dispuesta a conquistar también la Fórmula E.