FÓRMULA 1 I GP HUNGRÍA

Hungría: nuevo asfalto y pianos para batir el récord de la pista

Mario Isola, el responsable de Pirelli en la Fórmula 1, ve posible bajar el crono de 1:18.436 conseguido por Rubens Barrichello en el año 2004.

0
Hungría: nuevo asfalto y pianos para batir el récord de la pista
LASZLO BALOGH REUTERS

1:18.436. Es el crono que los equipos de Fórmula 1 pueden pulverizar este fin de semana en Hungaroring. Para ello, contarán con la ayuda de dos elementos que pueden resultar clave para su consecución: nuevo asfalto y pianos.

Esta coyuntura se ha visto espoleada debido al examen preliminar realizado por Pirelli en la pista húngara, que ha corroborado que el nuevo pavimento y arcenes instalados este año son agresivos: “Si consideras el efecto de la adherencia extra por el asfalto y que los coches son más rápidos, es posible que tengamos un nuevo récord de la pista”.

Mario Isola, máximo responsable de Pirelli en la Fórmula 1, ha confirmado que la marca italiana ha enviado algunos ingenieros a Hungría para analizar al detalle todos los datos de esta nueva superficie: “Hemos ido a Budapest, al Red Bull Ring y a Sepang, los tres circuitos que son completamente nuevos en términos de asfalto. La aspereza es similar a la que tenía el antiguo, pero claro que tenemos que chequear el nivel de adherencia nuevo porque pueden preparar el asfalto de una manera diferente. En Austria lo trataron de manera especial con agua a alta presión para retirar la grasa y acelerar el envejecimiento del asfalto para evitar que durante el fin de semana la evolución fuera muy grande. No sé si han hecho lo mismo en Budapest. Tenemos también información de otras categorías y parece que el asfalto es más agresivo. Tomaremos algunas medidas el miércoles y daremos la información a los equipos”.

Isola también ha advertido que los equipos pueden sufrir una mayor degradación este fin de semana si las temperaturas son excesivamente altas, tomando como referencia lo sucedido en Bakú: “El asunto es que cuando tienes sol, la radiación calienta el asfalto mucho más que con el antiguo. En Bakú, por ejemplo, teníamos 52º al principio de la carrera y cuando empezó a aparecer la sombra la temperatura bajo mucho, hasta los 40º. Así que con respecto a degradación y el desgaste de los neumáticos, si comparabas la primera parte de la carrera con la segunda, eran completamente distintos”.

Veremos si finalmente se logra un nuevo récord de vuelta en Hungaroring. Cabe recordar que el año pasado, Lewis Hamilton marcó un 1:22:020 para lograr la pole position. El progreso de los monoplazas y motores, así como unos neumáticos más blandos, deberían ayudar a acercarse al objetivo planteado por Pirelli.