MOTOGP

Aleix quiere que Maverick diga sí a Suzuki y no a Yamaha

"Ojálá se quede. Hay mucha hambre en nuestro box de hacer grandes resultados y con él habría más posibilidades de conseguirlos", dice Espargaró sobre su compañero.

Aleix quiere que Maverick diga sí a Suzuki y no a Yamaha.
Román Ríos EFE

Buen quinto puesto para Aleix Espargaró en Jerez, lo que le ha permitido batir por vez primera en lo que va de año a Maverick Viñales, que ha sido sexto y que ha tenido la caballerosidad de felicitar deportivamente a su compañero en Suzuki por su resultado. Se llevan bien entre ellos, a pesar de la rivalidad lógica, y es tan así que el de Granollers le pide al de Roses que diga no a Yamaha para serguir en Suzuki.

“Ojálá que Maverick se quede en Suzuki y no se vaya a Yamaha. Hay mucha hambre en nuestro box de hacer grandes resultados y con él habría más posibilidades de conseguirlos. Nuestra moto sólo tiene veinte meses de vida y cada vez va mejor. La Yamaha es la que resulta un poco superior a las demás, pero no estamos tan lejos de las Honda y las Ducati", asegura un Aleix que, en cualquier caso, sabe que “es muy, muy, muy difícil decir no a una fábrica como Yamaha y está en una situación difícil a la hora de elegir, aunque todos los pilotos que están en el paddock querrían tenerlo tan claro como él”.

La sinceridad del mayor de los Espargaró es total, máxime teniendo en cuenta que, en teoría, habría más posibilidades de que Suzuki le renovara a él saliendo del box Mack, el mismo al que tanto su actual fábrica como Yamaha le han dado como fecha límite para dar su respuesta el domingo 8 de mayo, al acabar la carrera de Le Mans. El piloto, por su parte, dice que “dependerán los resultados a la hora de decidir”, pero también quiere “darle un voto de confianza a Suzuki”, porque le tira el corazón y se siente agradecido.