FÓRMULA 1

Graham Hill: el espejo donde se mira Fernando Alonso

El británico es el único piloto en lograr la Triple Corona: Ganó cinco veces en Mónaco , las 500 Millas de Indianápolis en 1966 y las 24 H de Le Mans en 1972.

Graham Hill
DIARIO AS DIARIO AS

Cuenta Damon, su hijo campeón, que cuando escuchó a su padre decirlo se río mucho. Pero la primera vez que Graham Hill sonrió aquella frase fue después de bajar del podio de Mónaco, se atusaba el bigote y dijo aquello de “Después de mucho correr me siento particularmente sexy”. Era un personaje, un dandy de manual sacado de la mejor escuela británica, un gentleman drive auténtico, quizá de los más grandes. Y el único piloto del planeta hasta el momento en lograr la Triple Corona. Y es que Hill ganó cinco veces el GP de Mónaco de Fórmula 1 (1963-64-65-68 y 69), tres de ellas de manera consecutiva y en una ocasión las 500 Millas de Indianápolis en 1966 y las 24 Horas de Le Mans en 1972. Cuando su hijo Damon tenía 15 años perdió la vida en un accidente de avioneta que él mismo pilotaba en la niebla de Londres el 29 de noviembre de 1975. Ya era leyenda del automovilismo.

Además, Hill fue bicampeón del mundo de F-1 en 1962 y 1968. Y el único de los 17 pilotos que ha participado en las tres competiciones en conseguir la victoria en las tres. En estos momentos el piloto que más cerca está de lograrlo y el único en activo que ha ganado dos de tres, Indy 500 (2000 y 2015) y Mónaco (2003) es el colombiano Juan Pablo Montoya que podría competir en Le Mans próximamente.

En Mónaco, con el monoplaza de F-1, Graham era un maestro y solo Schumacher ha ganado las mismas veces que él y Senna es el único que supera a todos con seis. No tenía tanta experiencia, de hecho era un debutante, cuando ganó en Indianápolis en la edición número 50 de las 500 Millas. Pero se impuso con un Lola Ford T90 a Jim Clark, otro de los más grandes de siempre, en una carrera en la que solo terminaron siete coches.

Hill no iba a correr, pero se decidió a ocupar la plaza de Walter Hansgen, que había fallecido en Le Mans y tenía como compañero de equipo a Jackie Stewart.

Lo último en ganar fue Le Mans, en 1972 con un Matra Simca francés V12 de tres litros con Pescarolo como compañero de equipo en una jornada en la que su pilotaje en la madrugada fue decisivo para lograr la victoria. Ahora Alonso quiere igualar su hazaña, ha ganado Mónaco en 2006 con Renault y 2007 con McLaren y casi lo logra con Ferrari, pero fue segundo en 2011. No se ha subido a un coche de Indy ni de Resistencia, pero… es Alonso.