FÓRMULA 1

Sauber al límite: no paga y China podría ser su final

El equipo de Hinwill está ahogado por las deudas y su jefa, Monisha Kaltenborn, negocia para salvar a la escudería suiza de la desaparición.

Sauber al límite: no paga y China podría ser su final
SRDJAN SUKI EFE

Monisha Kaltenborn fue la primera mujer en convertirse en jefa de equipo en la historia de la F-1. Un hito que ahora le está suponiendo numerosos quebraderos de cabeza. Y es que la dirigente india de 44 años lleva varias semanas de reunión en reunión buscando alguna posible solución a los graves problemas financieros de Sauber. Tanto que se saltó acudir al GP de Bahrein para no perder días en le intento de que la escudería de Hinwill no desaparezca. "Estamos en proceso de arreglar la situación y encontrar una solución duradera a los problemas. Lamento los retrasos y mis disculpas. Tengo que agradecer a todo el personal por su comprensión y su lealtad durante estos tiempos difíciles", afirma la jefa.

La situación es dramática. En febrero pagaron las nóminas a los empleados con retraso y a día de hoy aún no han ingresado los salarios del mes de marzo. Problemas financieros por los que han llegado a preguntar el organizador y de la FIA para saber si correrán en China la próxima semana. La respuesta ha sido afirmativa ya que la solución podría estar cercana. Kaltenborn tenía varias, unas más a largo plazo y otras para ir solucionando, y todo indica que alguna podría cerrarse en breve.

Un inversor de Dubái, Alfa Romeo o la multinacional sueca Tetra Pak (recordamos que uno de los pilotos es Ericsson) apuntan como las tres más posibles y avanzadas. Las dos primeras sería con entradas mayoritarias en Sauber, mientras la tercera sería como patrocinador. Si el acuerdo no llega pronto con ninguna, Sauber podría despedirse pronto de la F-1.