MOTOS

Farrés: “De repente se me vino Hirvonen de cara”

El piloto del Himoinsa, el mejor español en la general (9º), califica de “desconcierto” la salida con motos, coches y camiones mezclados.

Farrés: “De repente se me vino Hirvonen de cara”
Felipe Trueba EFE

Fue el mejor español en la etapa en la categoría de motos con un décimo puesto (a 26:46 del vencedor de etapa, Stefan Svitko). Y lo es también en la general, donde es noveno a 1h 15:09 de Toby Price. Pero por lo que recordará Gerard Farrés la etapa Belén-La Rioja será por los sustos. Sin parar. “Ha sido una salida desconcertante, porque lo haces metido entre coches y camiones. Afortunadamente el terreno estaba bien. Pero de repente te encuentras con el caos. Ya en el kilómetros 2 vi a Al-Attiyah volcado, en el cuatro me crucé con otro piloto volcado, aunque no sé quién era; después, en el 20, cuando iba cogiendo ritmo, de repente veo que se me viene Hirvonen y su Mini de cara. Él venía buscando el way point. Y... ostras, en vez de pensar en mí, he pensado más en ellos, así que no lo he hecho bien y he tenido que ir a buscar los way points, perdiendo algo de tiempo".

Una vez superado ese inicio de locos, Farrés trató de mantener el ritmo, de gestionar de la mejor manera posible la navegación y de no quedarse encallado en las dunas. Y con un compañero de viaje atípico. "Me iba pasando con Peterhansel, él iba más rápido pero como debía de tener problemas con las ruedas, se paraba y lo le pasaba. Y así hemos ido hasta el final", comentaba el piloto manresano del equipo Himoinsa.

Farrés aguarda ahora llegar en las mejores condiciones al final del Dakar tras dos jornadas muy duras. La de ayer especialmente, en la que no entendió bien la neutralización: “Estábamos a cincuenta grados, muertos, mareados, había pilotos caídos que no podían ni levantarse. Pero conseguimos superarlo, fuimos a tope hasta el final, y luego van y paran la carrera. Todos queríamos continuar y ¿por qué nos paran? Estos es el Dakar, ¿no? Pues hay que seguir