Estas leyendo

Alonso: “Está todo hecho, falta tener un poco de paciencia”

Fórmula 1 | Mercado de pilotos

Alonso: “Está todo hecho, falta tener un poco de paciencia”

Alonso: “Está todo hecho, falta tener un poco de paciencia”

EFE

“Hay tristeza, no frustración; llegas a Ferrari con la ilusión de conseguir títulos y mejorar, pero me voy muy orgulloso”, afirmó Alonso tras hacerse oficial su marcha.

—Se va de Ferrari, por fin se hace oficial.

—Sí, no cambia mucho porque se haya hecho oficial, ya llevan meses las cosas hechas y firmadas. Es una etapa de mi carrera, una puerta que se cierra y otra que se abre. Hay que cerrar siempre una para que no haya corriente, hemos cerrado una y ahora toca mirar con ilusión al futuro. Y este fin de semana, correr de la manera más emotiva posible, la más emocionante, porque no dejan de ser cinco años de tu vida que has compartido con un grupo de personas muy reducido con el que viajas todo el año, que te aguantan en tus momentos duros, que disfrutan en los felices. Pero hay que pasar página y vendrá una nueva aventura.

—Ha hablado con su gente de Ferrari, ha habido aplausos en el box. Momento emotivo...

—Sí, antes de hacerlo público quería decírselo a los mecánicos e ingenieros, prefiero decírselo yo, aunque ya lo sabrían, antes de que se enteren por los periódicos. Les dije que se lo agradecía, que estos cinco años habían sido parte de mi familia y que dejo de ser piloto de Ferrari para ser tifosi de Ferrari, porque les tengo muy presentes. Hay equipos que ganan pero no son tan grandes como Ferrari por la gente que tiene. Se lo merecen y ojalá nos salga bien esta última carrera.

—Le sustituye Vettel, han hablado, ¿qué le ha dicho?

—Le he dicho suerte

—¿La va a necesitar?

—No, eso lo he pensado aunque no se lo he dicho. No puedo desear nada malo a Ferrari, porque desde 2009 que llegué hasta 2014 sólo me han pasado cosas buenas. He crecido, he aprendido cosas como piloto y persona, hemos rozado el título varios años, sí, pero hay que decir que hemos competido contra rivales que han sido mejores. Contra Red Bull y un dominio técnico apabullante, este año contra Mercedes. Y aún así hemos sacado adelante cosas estupendas. Ahora hay que mirar al futuro, agradecer al equipo su comprensión, porque no fue una decisión fácil. Para dejar Ferrari nunca te levantas un día y dices ‘voy a dejar Ferrari’. En agosto y septiembre hablé con Montezemolo, antes de que se fuese, le expresé mi idea y me dejaron. Tenía dos años más de contrato, podrían haber dicho que no, les agradezco mucho esta posición, porque me demuestran que me apreciaban mucho.

—La puerta que se abre la tiene clara. Habla de un proyecto que va más allá, ¿qué falta?

—Paciencia. Las cosas llevan su curso, su ritmo. Hay más intereses, más piezas del puzzle que encajar. Una cosa puede estar firmada desde hace dos o tres meses, pero para anunciarla quizá interesa retrasarlo un poco, porque hay otras cosas que se pueden unir al proyecto… Yo estoy tranquilo, a los aficionados ya les dije hace un mes que lo mejor está por llegar, las cosas están hechas, falta un poco de paciencia y mejorar el conjunto. Está todo hecho, pero ahora vamos a ponerlo todo junto y mejorarlo.

—¿Cuál es su mejor y peor momento en Ferrari?

—El mejor, Valencia 2012, una carrera tremenda para mí y el equipo, una victoria inesperada… todas las victorias han sido muy especiales con Ferrari por lo que significa. El peor en 2010, Abu Dhabi; tuvimos un fin de semana desafortunado y se nos escapó el campeonato. De este año, la rotura en Monza. Cuando llegué sabía que era la última carrera allí con Ferrari. Tenía nostalgia, había gente en las gradas que sabía que era la última vez que me iban a ver, quería hacer un podio para vivirlo por última vez como piloto Ferrari. Y cuando se rompió el motor me quedó mal sabor de boca por no poder despedirme de los tifosi. Y el mejor… Hungría, que casi ganamos. Esperemos que el mejor momento sea este fin de semana.

—¿Frustración o satisfacción por lo demostrado?

—Hay tristeza, no frustración, porque llegas a Ferrari con la ilusión de conseguir títulos y mejorar. Pero me voy muy orgulloso, con la cabeza muy alta de haber corrido con el corazón, dado lo mejor de mí, haber mejorado como piloto y haber forjado años muy importantes en mi carrera. Comparado con mis compañeros, que no me quiero comparar, pero cuando tienes un campeón al otro lado del garaje y sin la rotura de Monza y la batería de Spa hubiese hecho un 19-0 casi… me parece fantástico y estoy tan orgulloso que es imposible decir que han sido malos años.

Comentarios

Comentarios no disponibles

También te puede interesar