Tras dos test de pretemporada

Mercedes toma ventaja por ahora en un Mundial de motores

Las cuatro escuderías propulsadas por la marca alemana han liderado los test de Jerez y Bahrain. “Los equipos más fuertes son los que llevan ese motor”, dice Paddy Lowe.

0
Mercedes toma ventaja por ahora en un Mundial de motores

Es la palabra de moda en la Fórmula 1 y uno la entiende la escribamos en español (fiabilidad), francés (fiabilité) o italiano (affidabilità). La irrupción de los motores V6 turbo en el Mundial pone el acento precisamente ahí, en el corazón que impulsa a los monoplazas, así que los números más importantes que nos dejan los dos primeros test de pretemporada (Jerez y Bahrain) son estos: Mercedes, 10.081 kilómetros; Ferrari, 4.975; y Renault, 4.018.

Hablamos de motores, no de escuderías, echamos un vistazo al paddock y a sus preocupaciones. Lo primero que queda claro es que Renault, suministrador de motores de Red Bull, Toro Rosso, Lotus y Caterham, tiene aún muchos deberes por hacer. “Estamos con algunas semanas de retraso respecto a donde queríamos y sabemos que llevará tiempo desbloquear el pleno rendimiento de la unidad de potencia. Hemos hecho una serie de cambios en la especificación del almacenamiento de energía (batería), con la participación de hardware modifi cado, lo que requiere un poco de gimnasia en ingeniería, adquisición, montaje y logística”, reconoce Rob White, director general de Renault Sport F1. Dice eso y algo más: que en Viry Chatillon están trabajando “día y noche”.

Toca ahora ver si esos días y esas noches son sufi cientes para que los coches con motor francés se alineen en la parrilla de Albert Park (16 de marzo) con todas las garantías. Es lógico que Sebastian Vettel, por ejemplo, esté preocupado (el tetracampeón sólo pudo dar 73 vueltas en Bahrain, el 17º piloto en esa relación), pero lo cierto es que las dudas asaltan a todos. “Los monoplazas son tan complicados que lleva su tiempo dar con los problemas”, comenta Pat Fry, el director técnico de la escudería Ferrari.

Casi sin dormir está John Booth, jefe de equipo en Marussia, que ha cambiado el motor Cosworth por el Ferrari (el tercer equipo en llevarlo es Sauber) para el Mundial 2014. “Cuando ves el coche con el motor desmontado, te preocupas. Los cambios en el motor no serán tan rápidos como en los antiguos Cosworth. Los problemas serán más complicados de resolver”, comenta Booth, quien vio cómo sus pilotos sólo pudieron dar 29 vueltas al trazado de Sakhir. Basta un dato: los siguientes equipos que menos vueltas dieron fueron Lotus (111) y Red Bull (116).

Mientras Renault le busca ocho días a la semana, trabaja contrarreloj con un solo test por delante (27 de febrero al 2 de marzo, Bahrain), los motores Mercedes (el equipo AMG Petronas, McLaren, Force India y Williams) se ven en lo alto de la ola. Con cautela, eso sí, pero con el viento a favor. Salvo en el primer día de test en Jerez, cuando un motor Ferrari fue el más rápido (Raikkonen), los motores Mercedes han dominado la hoja de tiempos: Button (McLaren), Magnussen (2, McLaren), Massa (Williams), Hulkenberg (Force India), Hamilton (Mercedes) y Rosberg.

Habla Paddy Lowe, director ejecutivo de Mercedes: “Los equipos más fuertes son los que llevan motor Mercedes. El Ferrari también parece fuerte, así que esos son a los que observamos y con los que nos comparamos. En este negocio, incluso tras los libres del viernes no puedes predecir cómo quedará la parrilla, por lo que hay muchas incertidumbres. Pero sentimos que somos rápidos y que estaremos en situación de hacerlo muy bien en Melbourne si seguimos actualizando el monoplaza y nos aseguramos de que es fiable”. Con la fi abilidad empezamos y con la fi abilidad acabamos. Fiabilidad, fi abilité, affi dabilità... Lo único que altera el mensaje es que en el alemán de Mercedes se diga zuverlässigkeit.