Temas del día
Estas leyendo

La primera carrera de Alonso vestido de rojo

Fórmula 1 | Acción solidaria del bicampeón

La primera carrera de Alonso vestido de rojo

La primera carrera de Alonso vestido de rojo

reportaje gráfico: eloy alonso

El asturiano participó en una prueba benéfica de atletismo por las calles de Oviedo y congregó a cinco mil aficionados que festejaron la coincidencia de color entre su indumentaria de ayer y la inminente de Ferrari.

Dos mil inscritos y tres mil curiosos reunió Fernando Alonso en su primer acto público y solidario de la semana en casa, en Oviedo. Corría tres kilómetros para recaudar fondos para la Cocina Económica de la capital del Principado. Gracias a su presencia, la convocatoria fue un auténtico éxito. Y la casualidad de la coincidencia de color entre Cajastur, patrocinador del piloto y del evento, y Ferrari, su nuevo equipo, provocó una imagen precursora de lo que está por venir.

Fernando apareció algo después de la hora prevista, rodeado de bastante seguridad pero muy próximo para los presentes. Sus primeras palabras fueron para felicitar las fiestas navideñas a los presentes y agradecer a los corredores solidarios su participación. "Creo que es una buena señal, demostrar que podemos ayudar entre todos, corriendo y pasándolo bien", comentó en voz alta pensando en la próxima temporada porque los niños, sobre todo, coreaban su nombre y el de Ferrari.

Alguien se lo hizo notar y la sonrisa se hizo más grande en la cara de Alonso. Pletórico y radiante, bajó las escaleras del escenario y se sumergió en una marea roja de camisetas conmemorativas. ¿De la carrera o de su fichaje por Ferrari? De todo, al menos de forma simbólica. En las aceras también había una multitud. ¿Dónde va Fernando?, preguntaban. Era fácil localizarle, sólo había que buscar las cámaras. No quiso coger la cabeza y junto a Manuel Menéndez, presidente del banco, corrió en mitad del pelotón. "Soy muy malo corriendo, iré despacio", había anunciado.

Después de la prueba, simpáticas palabras para contar la carrera: "Era una marcha con todo el público, nos lo hemos pasado bien, hubo momentos de cierta tensión, subiendo las escaleras del parque San Francisco, lugares estrechos, íbamos todos muy juntos, pero nos avisábamos unos a otros y no pasó nada". Y una promesa que avanza otra edición: "La próxima vez iremos más rápido".

Antes de marcharse, seguramente a la casa familiar de Limanes, más autógrafos. Ya los había firmado a quien pudo acercarse a él, lo que no era tan difícil. Solo dejó de atender a los fans cuando el personal que le acompañaba reclamó su atención. Posó para la última foto con José Luis Capitán, atleta local que cruzó la línea de meta en una simbólica primera posición. Fernando dejó una camiseta de Ferrari firmada para la organización, y una sonrisa en el rostro de todos. Se le ve feliz, y contagia optimismo.

También te puede interesar