Temas del día
Estas leyendo

El adiós de Todt abre las puertas a Alonso

Fórmula 1 | Pretemporada 2008

El adiós de Todt abre las puertas a Alonso

Ferrari anunció ayer su reorganización interna, con Domenicali en el puesto del francés. Esto facilitaría la llegada del asturiano en 2009

No hay duda, el fichaje de Ross Brawn por Honda y la reorganización interna de Ferrari están íntimamente relacionadas. El ingeniero atómico británico ha intentado volver a su antigua casa para convertirse en el director general deportivo, en lugar de Jean Todt. Y era en un principio el elegido, pero el caso de espionaje generado por su amigo Nigel Stepney y el doble título mundial del equipo de transición impuesto por el francés, han jugado claramente en su contra.

Minutos después de saberse el destino final del británico, Ferrari explicaba en un escueto comunicado su nuevo organigrama. Stefano Domenicali ocupará el puesto de Todt como director de la gestión deportiva. El director de operaciones será Mario Almondo, mientras que Aldo Costa pasa a ser el nuevo director técnico (en sustitución de Almondo). Es el premio a su laureado F2007. El jefe de motores será el francés Gilles Simon, que se mantiene.

La escudería afirma que antes de final de año informará del resto del organigrama, donde, en principio, no aparece el puesto de director deportivo que tenía hasta el momento Domenicali. ¿Habrá alguna sorpresa o se quedará vacante? ¿Qué lugar ocupará el extraño asesor Schumacher? El caso es que toda esta reorganización podría abrir las puertas de Maranello para Fernando Alonso en 2009. Sin Jean Todt en el equipo de carreras, Felipe Massa tiene aspectos en su contrato, blindados en principio para 2008, que permitirían la llegada del ovetense sin que el equipo tuviera que pagar ni un solo euro.

El brasileño sigue siendo la pata débil de Ferrari, sobre todo mientras no acabe el contrato de Raikkonen, que finaliza en diciembre de 2009. Si Kimi gana su segundo título el año próximo, algo probable, Luca di Montezemolo podría culminar al año siguiente su sueño prohibido de tener al finlandés y al asturiano bajo el símbolo del Cavallino.

Hablamos sólo de probabilidades, pero resulta poco creíble que el bicampeón y la escudería no crucen sus caminos. Pese a algunos encontronazos pasados, la admiración es mutua. El problema está en saber si la firma de Maranello puede asegurarle ya su contratación de futuro. Ahora mismo es una nebulosa.

También te puede interesar