BeTech: noticias de tecnología

COCHES AUTÓNOMOS

Cora, así es el nuevo taxi volador y semiautónomo para cuatro personas

Así es Cora, la nueva versión del fabricante Wisk Aero de taxi volador eVTOL

0
Cora, así es el nuevo taxi volador y semiautónomo para cuatro personas

El mundo de los transportes aéreos está cada vez más en alza. Son muchas las compañías nuevas que aparecen con una propuesta interesante y con la que es cada vez será más fácil encontrar diferentes opciones para elegir la que más te convenga. Y es que hoy toca hablar del nuevo modelo de Wisk Aeo pensado para hacer de taxi volador para hasta cuatro personas.

Así es el nuevo modelo de Whisk Aero

Pocas compañías del mundo de los coches autónomos pueden alardear de que han desarrollado varias versiones de su propio transporte. Es el caso del nuevo taxi autónomo Wisk Aero, que ya tiene su sexta versión de su eVTOL Cora que ya se empezó a probar en 2018 en Nueva Zelanda. Sus siglas ya las conoces, perro si no es el caso definen a la perfección lo que es: un vehículo de elevación vertical de motor eléctrico.

Lo cierto es que se ve como una especie de avión pequeño gracias a sus alas con varios propulsores que basculan de forma que en posición de aterrizaje y despegue nos se colocan para elevar o frenar la caída de la aeronave, o se colocan en posición frontal con el fin de colocar el propulsor en posición de avance.

Esto moverá el habitáculo a un total de 222 km/h a una altura de 2.500 o 4.000 pies. Eso sí, al ser eléctrico tiene una autonomía de 144 km, por lo que para el transporte por ciudad está bastante bien. Lo otro que destaca la compañía es que se trata de un taxi autónomo con el que hasta cuatro tripulantes llegarán a su destino gracias a una inteligencia artificial.

Si, el vehículo se dirigirá solo a su punto de destino, por lo que no tendrá a nadie que pilote desde el interior. Eso no significa que no esté vigilado, ya que se dice que un usuario tendrá control visual sobre lo que pueda pasar en la máquina y tomará control de ella siempre que sea necesario. Puede que esto asuste, pero la compañía dice que hay una probabilidad entre mil millones de que ocurra un accidente.

A la espera de certificación

Por supuesto, todavía no hay transportes de este tipo rondando por las calles y tendremos que esperar a los diferentes certificados que les permitan operar en los cielos de todo el mundo. En el caso de Estados Unidos todavía queda mucho tiempo para que la FFA el expida el certificado, pero eso será cuestión de tiempo, como lo será que llegue al resto del mundo.