BeTech: noticias de tecnología

TESLA

El ‘freno fantasma’ de los coches Tesla: qué es y por qué le han costado una demanda

Un propietario de un Tesla Model 3 en California demandó al fabricante de vehículos eléctricos en una propuesta de demanda colectiva.

0
El ‘freno fantasma’ de los coches Tesla: qué es y por qué le han costado una demanda

En noviembre de 2021, Tesla htuvo que llamar nada menos que a 11.704 vehículos a revisión por un fallo detectado en la inteligencia artificial. El problema fue detectado en el sistema de conducción que activaba de forma inesperada los frenos.

En febrero de este año, la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA) abrió una investigación sobre 416.000 vehículos Tesla por informes sobre la activación inesperada de los frenos vinculada a Autopilot.

¿Qué le sucede a los coches Tesla con esos 'frenos fantasma' que de repente funcionan sin venir a cuento? Pues un tema que los puede llevar a los tribunales.

Demanda colectiva por el freno fantasma de los Tesla

Según leemos en Reuters, José Álvarez Toledo, un propietario de un Tesla Model 3 en San Francisco, California, ha plantado una demanda al fabricante de vehículos eléctricos en una propuesta de demanda colectiva, originada por los coches que se detienen repentinamente por obstáculos inexistentes, calificándolo de "pesadilla aterradora y peligrosa", como viene en el escrito de la demanda.

Una demanda colectiva es una acción judicial que se presenta por un grupo de personas conjuntamente como demandantes porque han sufrido daños o problemas similares. Es decir, se trata de una herramienta legal en la que una o varias personas actúan como representantes para la defensa de intereses colectivos. Según la demanda de Álvarez Toledo, “Tesla ha apresurado la salida al mercado de sus coches de conducción autónoma con tecnología insegura, incluyendo su sistema de asistencia al conductor que la compañía llama Autopilot o conducción autónoma completa, y su sistema de frenado de emergencia”.

Esto se suma al creciente escrutinio público y regulatorio de la tecnología de asistencia al conductor de Tesla, a pesar de que el CEO de Tesla, Elon Musk, prometió la autoconducción completa para este fin del 2022.

Un coche que frena cuando quiere, no cuando debe

"Cuando se produce el defecto de frenado repentino no intencionado, convierten lo que se supone que es una característica de seguridad en una pesadilla aterradora y peligrosa", sostiene la demanda de Toledo, que fue presentada el viernes pasado 26 de agosto en el tribunal federal del distrito norte de California.

La demanda busca el estatus de acción colectiva para todos los propietarios o arrendatarios estadounidenses de un Tesla que sufra el defecto de frenado repentino no intencionado, por lo que otros usuarios/as afectados pueden unirse para hacer mayor presión con una sola demanda.

La demanda acusa a Tesla de

  • Ocultar fraudulentamente los riesgos de seguridad asociados a Autopilot
  • Incumplir sus garantías
  • Beneficiarse injustamente de Autopilot
  • Violar la ley de competencia desleal de California.

La demanda solicita "daños compensatorios y punitivos por los gastos de reparación de los vehículos, la disminución del valor de los coches Tesla y la devolución del coste añadido atribuido a la función Autopilot".

¿Cómo terminará este caso? ¿Se unirán más conductores Tesla? ¿O el litigio se resolverá fuera de un juzgado de forma privada?