BeTech: noticias de tecnología

WINDOWS 11

Microsoft muestra cómo funciona el módulo TPM 2.0 en Windows 11

Microsoft muestra la importancia que tiene el uso del chip TPM 2.0 en los dispositivos que ya mueven Windows 11.

0
tpm

Windows 11 ha traído muchas mejoras a los usuarios de un PC o tableta compatible. Nosotros te las hemos contado todas para que decidas si te compensa o no instalarlo en tu máquina. Pero uno de los requisitos más importantes y que han hecho que muchos se extrañasen es la necesidad de un chip TPM 2.0. Hoy los más escépticos encontrarán una clara respuesta de mano de la propia firma con el último video que muestra cómo funciona el módulo TPM 2.0 en Windows 11.

El chip TPM 2.0 y la seguridad basada en la virtualización

El mundo de los microprocesadores y chips es muy amplio y una pequeña pieza puede cambiar por completo una configuración. Pensemos en una placa base. Por sí misma no funciona a menos que le pongas una fuente de alimentación, una tarjeta gráfica, un procesador, una memoria RAM y otra de almacenamiento interno. Listo, ya tienes un ordenador al que puedes instalar un sistema operativo y todo tipo de programas compatibles.

Esto es lo que te encontrarás en el momento de configurar tu máquina o comprar una ya preconfigurada, pero en el caso de un PC tendrás que añadir una cosa más. Y es que los últimos modelos deben contar con un chip TPM 2.0 para usar lo que Microsoft llama seguridad basada en virtualización o VBS. Hoy la firma ha compartido un video que explica a la perfección la importancia de este pequeño módulo que te puede salvar de más de un ciberataque.

Ese es básicamente su cometido. Tal y como explican en el video, el sistema usa una técnica de seguridad basada en la virtualización. Esto significa que el módulo separa todos los datos de seguridad y acceso del resto de hardware, como si los escondiera en una fortaleza virtual imposible de alcanzar. Los virus convencionales podían atacar a diferentes partes de una máquina en busca de fallos con los que obtener acceso remoto para controlar el ordenador, pero sin el acceso a las claves de inicio de sesión es imposible entrar en el ordenador. Esto funciona tanto en claves biométricas como en claves de código.

La VBS también tiene sus desventajas

Estar seguro usando tu ordenador es vital, y parece que Microsoft lo ha logrado en Windows 11. Sin embargo, esto tiene su precio a nivel de rendimiento ya que en algunos casos los que usan su ordenador para jugar son los que ven cómo el rendimiento cae al reproducir sus juegos. Puede que esto cambie en el futuro, aunque con una modificación de seguridad tan importante los de Redmond tendrán que poner en una balanza si rebajar ese nivel de seguridad en función de recuperar ese rendimiento.