Los mejores de SNES

¿Cuáles son los mejores juegos de Sega Mega Drive (Genesis)?

¿Cuáles son los mejores juegos de Sega Mega Drive (Genesis)?
mega drive, genesis, mejores juegos

La redacción de MeriStation se ha juntado para votar y elegir los mejores videojuegos de Mega Drive, la extraordinaria consola de 16 bits de Sega.

No, Sega Mega Drive no cumple uno de esos aniversarios redondos que solemos utilizar como excusa para elaborar los tops. Fue en 2018 cuando sopló las treinta velas, por lo que hoy en día está a punto de alcanzar los 33 años de edad. La consola, conocida como Sega Genesis en Estados Unidos por un problema de derechos, es la máquina de 16 bits que trató de ponérselo más difícil a Nintendo, compañía que reinaba sobre el mercado de las consolas domésticas desde el lanzamiento de NES. A partir de entonces, el dominio de los de Kioto no fue tan arrollador, a pesar de que Super Nintendo fue un sistema más que exitoso.

Gran parte del éxito de Mega Drive se debió a la figura de Tom Kalinske, un hombre que venía de la empresa juguetera Mattel y que supo encontrar un nicho de mercado que Nintendo no había apuntalado. En lugar de centrarse en los más pequeños de la casa, Sega América se propuso atraer a los adolescentes. Poco a poco, los que se habían iniciado en los videojuegos de niños empezaban a crecer. Por eso, se propuso desarrollar una estrategia más agresiva y gamberra.

En ese intento, Sonic jugó un papel muy importante. El erizo azul, seña de identidad de Sega desde ese momento, se convirtió en su mascota principal. Lo hizo como protagonista de una saga de videojuegos de plataformas lo suficientemente diferenciados de Super Mario como para que se sintiera completamente fresco. El personaje acaba de cumplir 30 años desde el lanzamiento de su primer videojuego, aunque son muchos los títulos que merecen la pena en Mega Drive. Como en otras ocasiones, la redacción de MeriStation se ha juntado para elegir sus títulos predilectos. Este es nuestro top 10.

10. Thunder Force IV

En Estados Unidos fue conocido como Lightning Force, pero los usuarios europeos nos quedamos con el nombre original. Lo recibimos, eso si, un año más tarde que los japoneses, allá por 1993. Las primeras entregas de este shooter de naves salieron para distintos sistemas, aunque desde Thunder Force II han aparecido en plataformas de Sega, a excepción de la sexta entrega, comercializada para PlayStation 2. De todos los títulos de la serie, Thunder Force IV no es solamente un excelente videojuego del género, sino también uno de los más destacados dentro del catálogo de la veteranísima Mega Drive.

La batalla entre la Federación de galaxias y el imperio ORN desgasta poco a poco a los dos bandos, pero son las fuerzas imperiales las que terminan prácticamente aniquiladas. Sin embargo, un último grupo de rebeldes que se autodenominan Vios buscan con desesperación las vulnerabilidades de sus enemigos para poder derrotarlos de una vez y para siempre. Como jugadores, deberemos subirnos a bordo y luchar encarnizadas luchas de naves. Thunder Force IV destaca por sus enormes sprites, su velocidad y su poderosa e intensa banda sonora. Al igual que otras obras del género, la dificultad es uno de sus puntos principales, por lo que habrá que sudar la gota gorda para cumplir los objetivos. ¡Tormenta de balas!

9. Golden Axe

Golden Axe brilló rutilante en la época de 16 bits, pero su fulgor se apagó tiempo después. El intento de resurrección de la saga en la era de PlayStation 3 y Xbox 360 culminó en desastre, con un videojuego que fue despellejado con razón. De vuelta al pasado, esta marca desarrollada por la propia Sega debutó en las máquinas recreativas, pese a que luego recibió las respectivas conversiones para Mega Drive. Para un top de esta consola es imposible que Golden Axe no apareciera, porque dentro del género de los beat'em up es sin duda una las obras más destacadas.

En términos de ambientación, Sega se decantó por una estética clásica dentro de la fantasía épica, puesto que la mayoría de elementos conocidos se representa en el mundo de Yuria. Estas tierras han caído presas del malvado Death Adder, un tipo que gobierna con mano de hierro y que pronto alimenta la insurrección por parte de nuestros héroes. Maneja a Ax Battler, la amazona Tyris Flare o el enano Gilius Thunderhead y embárcate en una aventura llena de enemigos, monstruos y acción. Cada uno de los protagonistas tiene sus propias peculiaridades y habilidades, así que elige bien y... ¡a matar! La paz depende de ello.

8. Dynamite Headdy

Treasure es un estudio nipón que a lo largo de su historia ha desarrollado varios videojuegos maravillosos. Sin ir más lejos, entre los mejores juegos que recogemos en este top de Mega Drive hay dos títulos suyos entre los elegidos, Dynamite Headdy y Gunstar Heroes. En este caso, estamos ante un clásico de Sega que salió a la venta en un ya lejano año 1994. Se trata de un plataformas atípico, en el que el protagonista, el extravagante Headdy, no ataca con sus piernas, puños o trasero, sino con su cabeza. Además, se pueden equipar varias cabezas, un aspecto que le confiere un punto de originalidad y de genialidad.

Dynamite Headdy llama la atención asimismo por su ambientación, el teatro de marionetas. Puede que Headdy sea la estrella, o al menos el que posee la cabeza más interesantes, pero detrás del escenario, entre bambalinas, Trouble Bruin y el muñeco Dark Demon están urdiendo un complot para gobernar el mundo de las marionetas. Como no podía ser de otro modo, nuestro protagonista deberá recorrer los niveles, acabar con la guardia de élite de Dark Demon y luego hacer que este muerda el polvo. La obra de Treasure es imprescindible para los fans de las plataformas, pero es verdaderamente reseñable que el estudio logre combinar distintos géneros y añadir un montón de secretos para cuya búsqueda, irónicamente, tendremos que usar la cabeza (no para golpear, para pensar).

7. Shinobi III: Return of the Ninja Master

La secuela de The Revenge of Shinobi estaba planeada para su lanzamiento en 1992. El juego llegó a aparecer en previews de revistas de la época, pero Sega no estaba satisfecha con el producto final y decidió que tenía que volver al estudio de desarrollo. Con la perspectiva que da el tiempo, está claro que fue la decisión correcta, porque Shinobi III: Return of the Ninja Master salió un año después y se convirtió en el título más laureado de toda la saga. Hubo un tiempo en el que los títulos protagonizados por ninjas estaba muy de moda, y aunque esa era ya pasó, siempre es buen momento para revisitar uno de los grandes clásicos de Mega Drive.

Los que pensaban que todo había acabado tras la batalla de Neo City están muy equivocados. Los antagonistas de Joe Musashi no se rinden y ya están recomponiendo su organización con el objetivo de volver a desencadenar el caos masivo. Shinobi (Joe) se pone de nuevo manos a la obra y se dispone a luchar contra las fuerzas de Neo Zeed, con la esperanza esta vez de poderlo derrotar de una vez y para siempre. Este juego de acción introduce toda clase de técnicas ninja, que nos permitirán ejecutar ataques como la patada voladora o las habilidades de ninjitsu. Su jugabilidad, considerablemente más rápida que la de sus antecesores, nos lleva a recorrer niveles plagados de enemigos y de plataformas.

6. Sonic

Nintendo había consolidado su marca con un personaje que se convirtió en un icono mundial. La calidad de los juegos de Super Mario contribuyó a alargar la leyenda, por lo que Sega necesitaba su propia mascota, un personaje con personalidad que pudiera rivalizar con el fontanero. La respuesta la encontró el equipo liderado por Yuji Naka, aunque su protagonista no siempre fue un erizo. En un primer momento, pensó en otro tipo de animal, un veloz conejo. Con todo, llegaron a la conclusión de que sería más acertado que Sonic tuviera un caparazón o un cuerpo espinoso, de forma que surgió la idea del erizo.

Han pasado 30 años desde el estreno de este querido personaje, un aniversario que se celebrará este año sin la presencia de un título completamente nuevo (saldrá en 2022). Tantos años después, Sonic The Hedgehog se sigue sintiendo fresco a los mandos, diferente. Uno de los peligros de tratar de replicar el éxito de la competencia es intentar reproducir la misma fórmula. En el caso de este videojuego, el equipo replanteó el género de las plataformas y tomó la rapidez como concepto principal. Sus coloridos mundos, las batallas contra el Dr. Robotnik, los anillos que hay que recoger o las fases bonus son su verdadera seña de identidad. Además, el personaje siempre mantuvo una actitud más macarra, en consonancia con la estrategia que Sega desarrolló durante esa época. Buscaban un público más adolescente y con Sonic lo consiguieron.

5. Super Street Fighter II

No se puede hablar de juegos de lucha sin nombrar a la saga Street Fighter, y no se puede reflexionar sobre este género sin regresar, inevitablemente, a la segunda entrega de la saga. El título original sentó las bases, pero el siguiente es el que verdaderamente revolucionó y marcó los pasos de la marca y de otros tantos videojuegos. La rivalidad entre SNES y Mega Drive, la llamada guerra de consolas, siempre ha colocado la comparación de las conversiones en el punto de mira. En el caso de Super Street Fighter II, se trata de una versión de la segunda parte que llegó después de otras tantas.

No nos vamos a centrar en la comparación, sino que simplemente vamos a celebrar su calidad. ¿Y qué mejor forma que colocarlo en el Top 10 de MeriStation? El juego reintroduce a los doce luchadores originales de Street Fighter II, pero Capcom realizó los ajustes necesarios para que la experiencia a los mandos fuera aún más depurada. Algunos luchadores recibieron incluso algunos movimientos inéditos. Y a todo esto hay que añadir el debut de otros cuatros personajes: T. Hawk, Dee Jay, Fey Long y Cammy. Pasen los años que pasen, Super Street Fighter II continúa brillando con luz propia.

4. Gunstar Heroes

Todos los grandes estudios tienen un primer proyecto, una ópera prima que les sirve para lanzar su carrera adelante. En el caso de Treasure, una desarrolladora compuesta por antiguos empleados de Konami, su debut fue Gunstar Heroes, un videojuego comercializado en 1993 para Mega Drive. No sabemos si esperaban un estreno tan exitoso, pero lo cierto es que este run and gun captó la atención de la crítica y de los jugadores casi al instante. Es difícil determinar lo que es la esencia, puesto que es un concepto etéreo. Con todo, este trabajo de Treasure es uno de esos productos que desprende un aura y una personalidad arrolladora.

Gunstar 9 es un planeta que cuenta con la protección de la familia Gunstar, valga la redundancia. Durante años, ha vivido tiempos de paz, pero la situación cambia cuando el coronel Red, malvado dictador, secuestra al hermano mayor de los gemelos Gunstar. Valiéndose del control mental lo convierte en esclavo. Si consigue las Gemas Místicas y libera a Golden Silver, el Destructor, las consecuencias podrían ser más que terribles. El juego está lleno de humor, que se refleja igualmente en su desenfadado diseño visual. A primera vista, los tipos de disparos son los típicos del género, pero la peculiaridad es que se pueden combinar para crear munición más dañina.

3. Aladdin

La película de Disney dio lugar a dos videojuegos con el mismo título, ambos para plataformas de 16 bits. El título salió a la venta tanto en SNES como en Mega Drive, pero ambos eran productos diferentes. Mientras que la versión de la consola de Nintendo fue desarrolllada por Capcom y supervisada por Shinji Mikami, el creador de Resident Evil, la del sistema de Sega corrió a cargo de Virgin, con Dave Perry como máximo responsable. Mediante la técnica del digicel, que era más bien un nombre de marketing, utilizaron un abanico de herramientas para optimizar la calidad de las animaciones al máximo. El resultado logrado fue espectacular, porque parecía muy cercano a los dibujos animados. El trabajo de Capcom en ese aspecto fue correcto, pero diseñaron las animaciones de forma tradicional.

Otro de los aspectos de la producción llama la atención en Mega Drive es la paleta de colores elegida, también similar a la gama de colores que Disney empleó en el filme. Disney's Aladdin sigue esencialmente los acontecimientos de la película. Al igual que El Rey León, que por cierto fue desarrollado por Virgin, optaron por el género de las plataformas, por lo que revivimos los acontecimientos de la cinta en escenarios plataformeros con acción, jefes finales y la endemoniada fase a lomos de la alfombra mágica. Todo un clásico y un alimento para la guerra de consolas de la época.

2. Sonic The Hedgehog 2

Mark Cerny es el arquitecto del hardware de PlayStation 4 y PlayStation 5, también una de las figuras más veteranas de la industrial del videojuego. Tras el éxito de Sonic, Sega encargó inmediatamente el desarrollo de una secuela, allá por 1991. A diferencia de la primera entrega, el estudio elegido para diseñar Sonic The Hedgehog 2 fue el Sega Technical Institute, que estaba localizado en California, Estados Unidos. Allí se encontraba Cerny, que puso sus habilidades como programador al servicio del proceso creativo de un videojuego de plataformas que ha pasado a la historia como uno de los más destacadas y un auténtico juegazo en el catálogo de Mega Drive.

Tails es hoy en día un personaje más que reconocible dentro del universo de Sonic, pero fue en esta secuela cuando apareció por primera vez, además como personaje jugable. El jugador puede seleccionar su héroe preferido al principio de la partida, aunque ambos cuentan con las mismas habilidades. Sonic The Hedgehog 2 sigue una estructura similar a la primera entrega, con distintos actos que engloban una serie de niveles de la misma temática. Se trata de un juego más rápido que la primera parte, que construye su jugabilidad sobre esta base, pero que logra superar al original con grandes aciertos a todos los niveles.

1. Streets of Rage 2

De los cientos de yoes contra el barrio que han salido al mercado desde tiempos pretéritos, existe un hall de la fama con algunos de los títulos y sagas más destacados de la historia. Ahora que Streets of Rage ha regresado de la mano de DotEmu con una cuarta entrega, es un momento espléndido para volver a recordar la saga. El primer capítulo fue toda una declaración de intenciones, pero Streets of Rage II se ha coronado como uno de los títulos más destacados del género y uno de los clásicos inolvidables de la 16 bits de Sega. Prepara los puños y las patadas, porque hay mucho maleante suelto por las calles.

En Streets of Rage 2, el jugador puede elegir y controlar a varios personajes con características diferentes. Axel Stone es todo un maestro de las artes marciales, mientras que Blaze Fielding es una judoka muy equilibrada como personaje. Adam Hunter es un antiguo policía al igual que Axel y Blaze, pero su especialidad es el boxeo. Mientras tanto, Max Thunder destaca por su corpulencia, por lo que es capaz de realizar ataques muy contundentes, aunque sea el más lento de todos. El hermano de Adam se llama Eddie 'Skate' Thunter y tiene como particular que va repartiendo golpes en patines, por si no fuera suficientemente difícil hacerlo de forma más tradicional.

La paz ha vuelto a la ciudad tras los acontecimientos narrados en el primer Streets of Rage. Todos ellos lo celebran como es debido, con unas copas nocturnas y algo de juerga, pero el jolgoría dura menos que un golpe de Blaze. Es esta la que recibe la llamada de teléfono de Skate, que le comunica que su hermano a desaparecido y que su casa está destruida. Los gamberros han vuelto a las calles y quieren recibir una buena tunda, así que ahí estaremos nosotros para otorgarles ese regalo envenenado en forma de paliza. Streets of Rage 2 lo vale, como su espectacular banda sonora, compuesta por el incombustible Yuzo Koshiro. Medio año de desarrollo bastó para crear este grandísimo clásico, un beat'em up que todo el mundo debería probar. Además, la redacción de MeriStation lo ha elegido como el mejor videojuego de Mega Drive. Por algo será.

Dark Souls III

Dark Souls III es la tercera entrega de la saga de acción y rol Dark Souls a cargo de From Software y Namco Bandai Games para PCPlayStation 4 y Xbox One. Adéntrate en un universo lleno de enemigos y entornos descomunales, un mundo en ruinas en el que las llamas se están apagando. Los jugadores se sumergirán en la atmósfera épica de un mundo de oscuridad gracias a un juego más rápido y una intensidad de combate ampliada.

Dark Souls III