Boomerang X
Boomerang X
Carátula de Boomerang X

Boomerang X, Análisis. Adrenalina sin límites

Analizamos el último título de Devolver Digital para Nintendo Switch Y microsoft windows, un titulo en el que debemos acabar con cientos de enemigos.

Es común que hoy en día en nuestro medio se ofrezca más de lo necesario. Es común ver juegos que habrían sido grandes experiencias para una o dos tardes alargarse hasta el infinito. Parte de ello son las modas de la industria donde si eres AAA es probable que trabajes en un juego de mundo abierto o uno multijugador, en ambos casos seguramente con aspiraciones a ser un juego de servicio. Si trabajas en la industria indie es fácil que acabes haciendo un metroidvania o juego de supervivencia de veinte a cientos de horas cuyas mecánicas se empiezan a hacer aburridas pasados los primeros veinte minutos.

No es este el caso de Boomerang X, lo último que nos presenta Devolver Digital por vía de los desarrolladores de DANG!. He aquí un juego que sabe lo que presenta, cuanto puede ofrecer lo que presenta y en que momento parar. Más allá de sus apariencias simplistas, Boomerang X ofrece una experiencia que es todo jugabilidad, todo frenetismo, todo juego. Que su duración sea escasa es incluso refrescante. He aquí un juego que nos deja con ganas de más.

Concentrado de diseño

Nuestra primera buena señal al sentarnos a jugar Boomerang X fue el tiempo que pasa desde darle a empezar a jugar hasta que empezamos a jugar. Apenas un minuto es el tiempo que perdemos en exposición y tutoriales, pero casi inmediatamente nos encontramos con la primera habitación a superar. Cierto es que el juego nos presenta pequeños “tutoriales” cada vez que introduce una nueva mecánica pero lo hace siempre de forma rápida y concisa, de tal manera que raro es el tiempo de descanso en Boomerang X.

La magia en tal caso debe estar en el diseño de este combate, pues constituye prácticamente la totalidad del juego. Afortunadamente, la segunda gran señal llegó también poco después de empezar a jugar. Al presionar dos veces la barra espaciadora nuestro personaje frena en seco. En otros juegos esto podría resultar tosco, dificultando el movimiento y dado a ser presionado accidentalmente. Pero en Boomerang X es una función indispensable ya que, la mayoría del tiempo, no vas a estar lo suficientemente cerca del suelo como para saltar. Aquí hemos venido a volar.

Las mecánicas son sencillas de entender pero casi imposibles de amaestrar. Contamos con un singular utensilio de muerte, el titular boomerang. Este puede ser lanzado hacia un enemigo, cargado para un lanzamiento más largo y una vez lanzamos contamos con la posibilidad de recogerlo instantáneamente como si del hacha de Leviathan se tratara. Pero ahí es donde se empiezan a añadir mecánicas. Una vez lanzamos el boomerang podemos también presionar otro botón para teletransportarnos al mismo. Si matamos a dos enemigos con un solo lanzamiento se activará un disparo a lo escopeta. Si matamos a tres enemigos con dicho ataque se activará un disparo a lo francotirador. No seguimos por dejar que el resto sorprendan al jugador, basta decir que la complejidad del combate y movimiento aumentan progresivamente a medida que avanza la aventura.

Son pocos los niveles que pasaremos con los pies en el suelo. Pronto las pequeñashabitaciones en las que combatimos se convertirán en gigantescas cavernas repletas de obstáculos que sortear mientras surcamos los aires a toda velocidad a la caza de nuestro bumerang. Gracias a una habilidad que ralentiza el tiempo cada vez que cargamos nuestro arma el juego se convierte en un constante teletransporte, en una busqueda mortal del camino perfecto que atravesar entre cientos de enemigos. Ralentiza el tiempo, dispara tu bumerang, teletransportate a un lugar seguro y ralentiza el tiempo de nuevo. Si en el proceso puedes matar a un par de enemigos y cargar tus mejoras, da las gracias.

Hablando de enemigos, es encomiable como Boomerang X introduce constantemente nuevos enemigos que nos hacen pensar en las situaciones de forma distinta. Los brutos con el punto débil en la espalda que no se mueven y crean nuevos enemigos son un obvio primer objetivo, pero entonces los ojos gigantes con un rayo laser harán de ti un blanco fácil así que quizás conviene empezar con ellos. Mientras tanto hay una manta raya gigante protegida por mariposas voladoras que crea una devastadora columna de luz que igual también requiere tu atención. Decidir que enemigo hay que matar cuando es una constante batalla mental y la adición de nuevos enemigos enriquece más que entorpece.

Queremos más

Boomerang X dura un par de horas si no morimos demasiado y quizás tres o cuatro horas en su modo New Game Plus donde se aumenta considerablemente la dificultad. A lo largo de estas horas el nivel de desafio crece constantemente, hasta el punto de que los últimos niveles de New Game Plus pueden llevar más de una hora cada uno. Esto es un modo New Game Plus hecho como es debido: en lugar de alterar la salud o el daño del jugador o los enemigos se ha alterado por completo la composición de cada enfrentamiento. Los primeros niveles de esta segunda vuelta tocan la dificultad de los últimos de la primera, que ya se pone complicada hacia el final. Finalmente contamos con un modo speedrun en el que perfeccionar nuestra aventura.

En cuanto al aspecto visual es sencillo y visualmente atractivo pero aquí si tenemos alguna pega. Determinados enemigos tienen ataques en los que es difícil juzgar la distancia exacta a la que recibiremos daño, especialmente en el caso del humo azul de las mariposas gigantes. ;en ocasiones el contorno amarillo de los enemigos que debemos matar en cada oleada se confunde con los entornos… De forma algo más dañina a la experiencia sí hemos notado grandes bajones en la fluidez del título en los niveles más avanzados de New Game Plus cuando hay literalmente cientos de partículas y enemigos en pantalla. Nada imposible de arreglar bajando los ajustes gráficos pero la calidad de lo presentado en pantalla no debería llevar a tales bajones. La banda sonora que acompaña al título podría ser descrita como “frenesí nipón” y consigue encendernos con sus ritmos e instrumentos ancestrales. Como último detalle que mencionar, el juego incorpora excelentes opciones para jugar con giroscopio, incluyendo la novedosa posibilidad de usar Flick Stick, aunque no hemos podido configurarlo adecuadamente en PC con un Dual Shock 4 con cable.

 

CONCLUSIÓN

Boomerang X es un espécimen ejemplar de indie que se centra sobre todo en llevar al jugador a través de un viaje de mecánicas. Presenta una idea sencilla y la ejecuta de manera magistral eliminando absolutamente todo lo que sea innecesario para dicha ejecución. A través de una curva de dificultad prácticamente perfecta lleva al jugador a hacer cosas que hace unas horas parecían imposibles. Un desarrollo digno de DOOM Eternal pero condensado en una buena tarde. Si buscas un buen número de horas por cada euro pagado, aquí seguramente no lo encuentres. Si buscas la acción en primera persona vertiginosa, un auténtico reto que superar y algo que te hará sentirte mejor jugador cuando lo termines, aquí lo tienes. Nuestro único gran problema con Boomerang X es que necesitamos un modo ilimitado para poder no dejar de jugarlo. Más, por favor.

LO MEJOR

  • Jugabilidad rápida donde los haya
  • Sensación constante de aprendizaje
  • Gran diseño de enemigos
  • Mecánicas sencillas pero con profundidad
  • El modo New Game Plus, indispensable

LO PEOR

  • Algún error técnico y visual
  • Queremos más motivos para poder disfrutar de sus mecánicas
8.3

Muy bueno

Juego de notable acabado que disfrutaremos y recordaremos. Una buena compra, muy recomendable para amantes del género. Está bien cuidado a todos los niveles.