Opinión

God of War: Ragnarok también en PS4, ¿un lastre para PS5?

El videojuego de Sony Santa Mónica saldrá en 2022 tanto para PS4 como para PS5, por lo que será un título intergeneracional.

Que Gran Turismo 7 y God of War: Ragnarok (nombre en clave) terminaran siendo juegos intergeneracionales era una posibilidad muy plausible. Desde el punto de vista económico, entiendo perfectamente que Sony trate de maximizar sus beneficios. Después de todo, PlayStation 4 ha vendido más de 115 millones de unidades hasta la fecha. La situación del coronavirus ha impedido que su sucesora llegue a las tiendas con normalidad, ya que los problemas de producción han complicado la fabricación y distribución de PS5 a nivel mundial. Todo parece indicar que estas circunstancias continuarán a lo largo de los próximos meses.

Jim Ryan, presidente de Sony Interactive Entertainment, dijo antes del lanzamiento que ellos siempre habían creído en las generaciones de consolas, que las nuevas máquinas debían incorporar características frescas y exclusivas. “Es momento de ofrecer a la comunidad de PlayStation algo nuevo, algo diferente que solo puedan disfrutar en PS5”, comentó el directivo. Sobre el papel, era una estrategia muy distinta a la que había desplegado Microsoft con su ecosistema Xbox, pero tampoco creo que estas palabras sean incoherentes con el producto que han comercializado.

Entiendo que Sony trate de maximizar sus beneficios sacando God of War en PS4 y PS5

Videojuegos como Demon's Souls Remake, Returnal o Ratchet & Clank: Una Dimensión Aparte han sido diseñados con el hardware de PlayStation 5 en mente. Y se nota. No hablo tanto de los gráficos brutos, que también, sino de las funcionalidades y las mejoras que se han implementado y que son imposibles en la generación anterior. Por ejemplo, el diseño de mundo de la obra de Insomniac Games se vale del disco duro SSD para que el viaje entre dimensiones sea instantáneo. Los gatillos adaptativos y la tecnología háptica del DualSense añaden una serie de características jugables que no se pueden trasladar al DualShock 4. En función de la presión de los gatillos podemos usar una variedad de arma u otra, un tipo de disparo u otro.

Horizon Forbidden West se ha mostrado en PlayStation 5. Cuando lo vi durante el State of Play me costó pensar que pudiera funcionar en la anterior generación, pero luego me acordé de The Last of Us Parte 2 y cambié de opinión. En ese caso, comprendo un lanzamiento intergeneracional, porque se trata de un título que comenzó a desarrollarse mucho tiempo atrás. Además, en 2021 todavía son muy pocos los que se han adentrado en la nueva generación. Con God of War: Ragnarok, en cambio, no he podido evitar sentirme algo decepcionado.

Es un lastre para la nueva generación

No quiero que esto se vea una actitud clasista, no voy en esa dirección. Bajo mi punto de vista, que el nuevo God of War salga en PS4 condiciona el diseño del juego, porque los desarrolladores están constreñidos por un hardware de 2013 en el que todo tiene que funcionar bien. Ya no se pensará de forma nativa en las características propias de la nueva consola, lo que Jim Ryan denomina ese “algo diferente” que solo los poseedores del nuevo sistema podrán experimentar. Sí, habrá tiempos de carga más cortos, se adaptarán ciertas cosas al DualSense, pero seguramente no lo aprovecharán de la misma manera, afectará a la propia concepción del producto. 

Vuelvo al titular y me pregunto de nuevo, ¿un lastre para PS5? Y respondo: sí, un lastre para la nueva generación. Cuando God of War: Ragnarok salga, tal vez hayan pasado casi dos años desde el estreno de PS5. ¿Queremos juegos intergeneracionales a esas alturas? Yo lo tengo claro: no.

God of War Ragnarok

God of War Ragnarok es una aventura de acción a cargo de Sony Santa Monica y PlayStation Studios para PlayStation 4 y PlayStation 5 que sigue con las aventuras de Kratos tras su anterior entrega para PlayStation 4.

God of War Ragnarok