Ya en cines

Crítica de Digimon Adventure: Last Evolution Kizuna: pureza, emoción y despedida

Un sofisticado recuerdo que nos transporta a la serie original sin dejar de lado el paso del tiempo. Espíritu joven, mensaje adulto. Una cita ineludible.

Digimon Adventure: Last Evolution Kizuna es un regalo para los aficionados a Digimon. La nueva película de Toei Animation, dirigida por Tomohisa Taguchi, llega a las salas de cine perfectamente localizada al castellano en España de la mano de Selecta Visión. Una cinta con unos valores de producción acordes a lo que vimos hace un tiempo con Digimon Adventure Tri (que tiene lugar cinco años antes de esta) y que logra salir airosa de lo más difícil: poner punto final a una era.

Porque han pasado ya más de veinte años desde que miles de jóvenes, especialmente los que nacimos en los noventa, creciéramos viendo durante las comidas o meriendas la inolvidable Digimon Adventure y sus sucesivas generaciones. Se estrechó un vínculo entre nosotros, escolares con sueños e inocencia, y lo que veíamos en pantalla. Todos quisimos vernos algún día con los pies en el mundo digital; todos quisimos tener nuestro propio Digimon. Esta película se encarga de dar un golpe de realidad, uno que seguramente entendamos mejor ahora que en su día.

Digimon Adventure: Last Evolution Kizuna
Digimon Adventure: Last Evolution Kizuna

“Una película con alma; que se disfruta siendo adulto”

No cabe duda de que Digimon Adventure: Last Evolution Kizuna llega en el contexto idóneo y está dirigida a quienes crecimos con la serie. Dos décadas no pasan en balde e, irremediablemente, todos somos ahora adultos. Los primeros diez minutos de la cinta, que dura poco más de hora y media, son fundamentales para entender el mensaje que busca trasladarnos el equipo capitaneado por Taguchi y con guion de manos de Akatsuki Yamatoya. La música de siempre, los personajes de siempre, el lenguaje de siempre.

Como breve sinopsis, han pasado diez años desde que Tai y Agumon se conociesen y emprendiesen sus aventuras en el mundo digital. La llegada de Eosmon hace que los niños elegidos se reúnan de nuevo para hacer frente a una realidad que ninguno quiere vivir: si un niño elegido se hace adulto, su Digimon dejará de existir. Con esa premisa se construye todo. Salvar el mundo, pero también salvar a sus fieles acompañantes.

De principio a fin se siente pura, con la salvedad de que ahora no vemos a chavales al borde de la adolescencia, sino a jóvenes adultos a quienes la vida les empuja a tomar decisiones. Se acaba la universidad y es el momento de emprender propósitos laborales, encauzar un futuro independiente donde no hay lugar para los Digimon. Nada es para siempre, se lee entre líneas.

Digimon Adventure: Last Evolution Kizuna
Digimon Adventure: Last Evolution Kizuna

Qué quiere decirnos Digimon Adventure: Last Evolution Kizuna

Digimon Adventure: Last Evolution Kizuna te habla de la pérdida, te invita a disfrutar en el presente. La película es sofisticada porque no busca ser empalagosa ni generar en el espectador un sentimiento de pena, sino de orgullo y satisfacción por mantener intactos los recuerdos de esos momentos que pasaron juntos Tai Yagami con Agumon; Sora con Biyomon; Matt con Gabumon. No ha necesitado recurrir en ninguna escena a música que evoque pesadumbre ni aflicción, han preferido que sea tu recuerdo el que se refleje en esas escenas. Hay planos que se repiten, voces que regresan, momentos que se replican 1:1 en las escenas de acción. Una vuelta a casa, con la salvedad de que esta vez es para decir el último adiós.

En los aspectos más técnicos, Toei ha dotado a la película del presupuesto necesario como para creerte esas acciones y estar a la altura de otras películas o series manganime de la actualidad. Dicha animación sirve para dibujar algunos escenarios brillantes, dotar de realismo a los impactos o aportar más matices a cada elemento de la pantalla. Hay que reconocer que no en todos los momentos la intensidad es tan elevada, sobre todo por un principio inmejorable que podríamos ver una y otra vez (es fantástico). Es cierto que la trama no sorprende en demasía y el nudo de la primera mitad tiene margen de mejora, con algún momento donde tarda en arrancar. Por suerte, empieza y termina a lo grande, sumado a un enemigo final cuyas motivaciones puedes creer. Es una película equilibrada, a la altura de lo que podíamos desear.

Digimon Adventure: Last Evolution Kizuna
Digimon Adventure: Last Evolution Kizuna

La versión en castellano que hemos visto cuenta con un casting muy profesional, con Rafael Calvo en la voz de Águmón (el Digimon de Tai) y Gréimón; Eugenio Barona en la voz de Gábumón y Omégamón; Marta Sáinz en la voz de Gátomón y Sóra; Mariano García en la voz de Matt; Pepa Agudo en la voz de Mími y de Pátamón y Diana Torres en la voz de TK, entre otros. Harumi Fuuki, por su parte, firma algunos temas sonoros que se sitúan entre los mejores de toda la serie.

No merece la pena que os destripemos más, pues el porqué de ese regusto con el que te sientes al terminar de verla obedece en parte a tu recuerdo. Nostalgia, sí, pero en el buen sentido: no depende de los recuerdos para ser una buena película. Dicho de otro modo, aquellos padres que acudan ahora con sus hijos tendrán en Digimon Adventure: Last Evolution Kizuna una gran película. Por su parte, quienes crecieron con ese nombre a sus espaldas no pueden perderse bajo ningún concepto el final de una aventura indeleble. Digimon, por siempre.


Hemos realizado la crítica de Digimon Adventure: Last Evolution Kizuna tras ser invitados a una sesión digital organizada por Selecta Visión.

Digimon Adventure: Last Evolution Kizuna
Digimon Adventure: Last Evolution Kizuna