Digivice en mano

Los mundos de Digimon en los videojuegos

Hacemos un repaso por los juegos principales de la franquicia Digimon para todos aquellos que se animen a adentrarse en el Mundo Digital o regresar a él

Lo que empezó como un juguete de mascota virtual similar a los tamagochi se expandió a diferentes medios culturales hasta acabar conformando la inmensa franquicia que es hoy en día Digimon. Si bien los monstruos digitales destacan más en su versión anime que en el campo de los videojuegos (el caso contrario al de su comparación más obvia, Pokémon), podemos contar hasta un total de 67 títulos pertenecientes a géneros de lo más variados bajo el nombre de Digimon. Aprovechando la llegada de la emotiva película Digimon: Last Evolution Kizuna a los cines españoles, hemos querido hacer un repaso por algunos de los juegos más remarcables de la franquicia. Así que tened a mano vuestro Digivice, porque empezamos.

Diferentes ramas de la franquicia

El primer título que salió al mercado bajo el sello de Digimon fue Digital Monster Ver. S: Digimon Tamers, para Sega Saturn. A grandes rasgos, era una versión mejorada del V-pet que plantó la semilla de la franquicia. Al igual que en el juguete de mascotas virtuales, en Ver. S teníamos que criar y cuidar a Digimon, con la diferencia de que podíamos tener a una mayor cantidad de monstruos bajo nuestra tutela. Sin embargo, este juego fue tan solo el preludio del que salió tan solo un año después en PlayStation 1, en 1999, y que dio comienzo a una de las sagas más conocidas y queridas de la franquicia: Digimon World.

La primera entrega de Digimon World es un caso bastante peculiar: se ha convertido en una obra prácticamente de culto para los fans y aficionados, pero no tuvo buen recibimiento en críticas ni notas cuando se lanzó. Este juego para la sobremesa de Sony es una versión avanzada de la mascota digital, que incluye también gestión, exploración y crianza de las criaturas. La magia del título reside en que ofrecía, pese a todas sus taras, la posibilidad de recorrer el mundo digital junto a nuestro Agumon, verlo dormir y llevarlo al baño cuando la naturaleza llamaba. Si bien no era un juego de mundo abierto pulido ni revolucionario pero sí rematadamente exigente, supo tocar la fibra sensible de los aficionados a los monstruos de digitales, algo que se valoró a posteriori tras varias entregas más desencaminadas.

El fenómeno del primer Digimon World fue provocado por distintos factores. Es un juego duro y opaco, en el que la evolución de nuestros Digimon venía determinada por valores que no se reflejaban con claridad para el jugador, como su humor o peso. Una mala crianza podía desembocar en que la criatura digital se convirtiera en un inútil Numemon, dificultando enormemente nuestro avance en el juego. Además, si lográbamos la hazaña de criar a un monstruo de forma acertada, las probabilidades de que muriera en un corto periodo de tiempo eran muy altas. Es decir, todos los esfuerzos del jugador para conseguir un digimon ultimate se podían ir perfectamente al traste en mitad de una misión. Por si esto fuera poco, hay que tener en cuenta de que la mayoría del público aficionado a la franquicia eran niños en el momento de su salida, por lo que no es difícil que se frustraran tras criar a unos cuantos Sukamon seguidos. Pero se ha convertido con el paso de los años en una obra recordada con cariño y de culto porque, a pesar de ser difícil, nos permitió sumergirnos por primera vez en un Mundo Digital modelado en 3D, y vivir la dura experiencia de ser un tamer.

Aprovechando el éxito que tuvo en los años 1999 y 2000 la franquicia (algo que especialmente se lo debe a su serie animada), Bandai desarrolló prácticamente en paralelo la segunda y tercera entregas de la saga. Entre la publicación de ambos salieron a la luz decenas de juegos con el sello Digimon que abarcaron multitud de géneros diferentes, pero con la saga insignia Bandai quiso apostar por apuestas que consideraron sólidas en el contexto del mercado del momento. Digimon World 2 salió al mercado como un dungeon crawler, mientras que Digimon World 3 fue un JRPG inspirado en otros títulos del género de la época, como Final Fantasy. Ninguno de las dos propuestas fue bien acogida por el público, y los palos de ciego que dio Bandai para tratar de abarcar a una mayor cantidad de consumidores fueron prácticamente en vano. Por ello, con el paso de los años, los aficionados de la franquicia recuerdan con más cariño la primera entrega de la saga: apelaba a un público más concreto y de nicho. De ahí que el título posterior para PSP en 2012, Digmon World Re:Digitize (y su posterior versión extendida, Re:Digitize Decode), bebiera directamente de Digimon World 1 y tuviera mucho mejor acogida por parte de la comunidad.

Dentro de la saga World también encontramos Digital Card Arena, el título de cartas de la franquicia por excelencia para PlayStation, así como el título de rol Digimon World -next 0rder, que está disponible tanto en PS Vita como en PS4. Next Order es la entrega más reciente de la rama World, y pule el concepto de sus predecesores con un sistema de combate muy disfrutable y una banda sonora acorde a la historia que vivimos durante el juego. De hecho, es una de las puertas de entrada más asequibles para todos aquellos que se quieran adentrar en el complejo universo que es Digimon en los videojuegos.

Existen otros títulos como Digimon World DS y Digimon Story: Sunburst and Moonlight que, a pesar de su nombre occidental, en Japón se encuadran dentro de otra gran saga de la franquicia: Digimon Story. Estos juegos para la portátil de Nintendo con estética pixel art son recordados por los fans que los pudieron disfrutar a una edad temprana con cariño porque ofrecían una historia interesante para cualquier amante de los monstruos digitales y decenas de horas de juego para crecer con nuestros Digimon.

Pero la saga de Story se ha extendido mucho más allá de Sunburst and Moonlight. Además de incluir los títulos de rol mencionados, también encontramos Lost Evolution y Super Xros Wars Red and Blue. El primero no llegó a traspasar las fronteras niponas, mientras que los dos últimos heredaron las características jugables y estructura narrativa de los anteriores Story. Todos estos títulos tuvieron una recepción tibia tanto en críticas como en notas, algo que fue subsanado en gran medida por Digimon Story: Cyber Sleuth y Digimon Story: Cyber Sleuth Hacker's Memory. Estos dos juegos aumentaron tanto el promedio de la nota de las entregas de la franquicia como su reputación. Además de contar con un sistema de batalla RPG por turnos y un factor de crianza fundamental a la hora de conformar nuestro equipo, Cyber Sleuth y su Hacker’s Memory aportan valor como juego más allá del nombre de su portada o los monstruos que aparecen en ellos. Si bien su historia no es revolucionaria, su sistema de combate y confección de equipo hace de las delicias de los jugadores dispuestos a invertir cientos de horas en el juego.

Una saga paralela a las principales que podemos encontrar en la marca Digimon es la de Ryo Akiyama. En los juegos de este conjunto se cuenta la historia de origen de dicho personaje, así como sus andanzas en el Mundo Digital. Todos los títulos salieron para WoderSwan y WonderSwan Color, las consolas portátiles de Bandai. Para esta misma consola también se lanzaron las dos primeras entregas de la saga Battle Spirit, las cuales se trasladaron para el resto del mundo a Game Boy Advace un tiempo después. Estos juegos de lucha con estética pixel art 2D se caracterizan por determinar al ganador por el número de esferas recogidas al golpear al adversario en lugar de con barras de vida. El primero de estos títulos se basa en la temporada del anime Tamers, contado con sus respectivos niños elegidos y Digimon, mientras que Battle Spirit 2 contiene a los personajes y criaturas de Frontier. Además de la diferencia de plantilla, la segunda entrega cuenta con un mayor abanico de combos y de detalle en los escenarios.

En una saga aparte de localizan los títulos denominados como Battle: Digimon Rumble Arena, Digimon Rumble Arena 2 y Digimon All-Star Rumble. Cada uno de estos salió a la luz en una consola de sobremesa de Sony diferente, PS1, PS2 Y PS3 respectivamente, y se podrían categorizar como combates de lucha en arena 3D. A diferencia de la rama de Battle Spirit, el ganador en estos títulos se ve determinado por la barra de vida del enemigo y propia, además de poder ejecutar ataques especiales y una mayor variedad de combos y combinaciones.

Más allá de las sagas principales; el futuro de Digimon

Por supuesto hay juegos muy queridos que no se encuentran dentro de las sagas principales que hemos mencionado. Por ejemplo, Digimon Adventure es un JRPG por turnos que basa su historia en la querida primera temporada del anime. Vio la luz en PSP, pero únicamente dentro de las fronteras niponas. También fuera de las sagas principales se encuadra Digimon Survive, anunciado en el vigésimo aniversario de la franquicia y uno de los títulos más esperados de la franquicia que, pese a tener su fecha de estreno inicialmente para 2020, todavía no ha visto la luz. Bandai lo ha promocionado como un juego de supervivencia con una historia oscura sobre y combates peligrosos, y una trama que se verá afectada por nuestras decisiones y relación entre los compañeros. Es un título que tenemos muchas ganas de jugar, y su salida se estima para este 2021 aunque todavía no tenga una fecha estipulada.

Mientras esperamos su llegada a consolas y ordenador, podemos disfrutar de los demás títulos mencionados en este reportaje, así como del reboot de la serie original con Digimon Adventure (2020) en Crunchyroll y la secuela de los primeros niños elegidos con el anime Digimon Tri. Por supuesto, también tenemos la oportunidad de disfrutar en cines Digimon: Last Evolution Kazuna, que se encuentra en cartelera en el momento en el que escribimos estas líneas. Ya seas un acérrimo fan de la saga, una persona que simplemente recuerda con nostalgia merendar mientras veía Digimon Tamers o incluso si no has tenido ningún contacto previo con la franquicia, esperamos que entre los títulos mencionados encuentres uno que te otorgue horas de diversión y entretenimiento, ya sea como niño elegido o como tamer. ¡Nos vemos en el Mundo Digital!

Fuentes: thegamer, Vice, Re:Wold D, Metacritic, medium

Digimon Rumble Arena

Nueva incursión de los famosos Digimon en el mundo de los videojuegos. En esta ocasión el juego es un título de lucha con un aire muy a lo Smash Bross, pero para PSOne, y con digievoluciones.
Digimon Rumble Arena