Tony Hawk's Pro Skater 1+2
Tony Hawk's Pro Skater 1+2
Carátula de Tony Hawk's Pro Skater 1+2

Tony Hawk's Pro Skater 1+2, análisis en Xbox Series X|S y PS5

Analizamos la versión de nueva generación de Tony Hawk's Pro Skater 1+2, el regreso del remake de los dos títulos ahora en Xbox Series X|S y PS5.

Los amantes del monopatín tienen otra excusa más para dar el salto a la nueva generación. PS5 y Xbox Series X|S recibe el port mejorado de Tony Hawk’s Pro Skater 1+2, el último trabajo de Vicarious Visions antes de fusionarse con Blizzard. Los dos títulos originales de Neversoft pasaron por el taller de quienes hicieron lo propio en Crash Bandicoot N’ Sane Trilogy, lo que elevó más allá la talla de una simple remasterización: estamos ante un remake con todas las letras. Tan solo 6 meses después de su debut inicial, ¿en qué ha mejorado? Ya nos hemos subido a la tabla en los sistemas de reciente estreno.

“El regreso soñado a 20 años de legado”

Con esta frase abríamos nuestro análisis original de Tony Hawk’s Por Skater 1+2, donde logró una calificación de 8,5 sobre 10. Tras haber dejado a la franquicia en barbecho, desde Activision pensaron en su regreso desde una perspectiva diferente. ¿Qué mejor manera de celebrar el skateboarding que con dos de los clásicos del género? Esta suerte de “plataformas alocado” nos invita a explorar escenarios mientras realizamos todo tipo de cabriolas sobre el patín. Por si no fuera poco, durante nuestro tour virtual iremos encadenando el completado de desafíos relacionados con la obtención de ciertos items, como las letras de la palabra Skate.

Si a los mandos ya eran buenos en su día, el trabajo de Vicarious Visions por modernizarlos parte desde una simple premisa: mantenerse fieles al material original. “El resultado es casi impecable. Un engranaje donde todas las piezas encajan. Vicarious Visions ha hecho un trabajo de adaptación que respeta con bastante exactitud los elementos de las dos entregas en las que se basa, pero que también añade toques de las obras de 128 bits y adapta a los tiempos actuales elementos de diseño que bien podrían servir para que este título en realidad llevase el nombre de Tony Hawk’s Pro Skater 6”.

Eso sí, hay ciertos cambios lógicos dado el tiempo que nos separa desde su lanzamiento. Aunque siga partiendo de las dimensiones “casi exactas” del rango completo de escenarios, se ha añadido algo más de verticalidad, además de pulir algunos saltos que no funcionaban tan bien el pasado. Una partida en Tony Hawk’s Pro Skater 1+2 se siente, a grandes rasgos, “igual que antes”. A todos los niveles ya conocidos se le suma la presencia de los marcadores online y el modo multijugador a través de la red, donde varios usuarios compiten por lograr la mejor puntuación en el menor tiempo posible. Tampoco nos podemos olvidar del modo crear un parque, en el que seremos los arquitectos de nuestra propia zona jugable.

Tony Hawk’s Pro Skater 1+2 es un regalo para el fan. Vicarious Visions ha sabido escoger con acierto los elementos fundamentales de la jugabilidad, los ha remozado y adaptado al año 2020. Todo se siente como antaño, con su declarada inclinación por el arcade, y el resultado no es ni más ni menos que lo que pedía el fan; sin experimentos y sin verse seducido por decisiones de diseño que interrumpan la experiencia”, concluíamos.

Tony Hawk en la nueva generación

La primera impresión con Tony Hawk’s Pro Skater 1+2 en Xbox Series X (la plataforma que hemos utilizado para este análisis) es realmente buena. En la comparativa frente a la versión de Xbox One, la calidad de la imagen va más allá de lo visto en PS4 y Xbox One. No es un cambio generacional, ni mucho menos, pero sí hay un impulso gráfico con el que apreciar mejor los escenarios del remake.

En lo técnico veremos dos modos de rendimiento. El primero, que viene de base, ofrece en PS5 y Xbox Series X resolución 4K nativa a 60 frames por segundo, mientras que el modelo Xbox Series S lo hace a 1440p al mismo objetivo de framerate (4K reescalado en pantallas compatibles). Por otro lado, si tu televisor o monitor cuentan con entrada HDMI 2.0, podrás activar el modo rendimiento, que eleva la tasa de imágenes a 120 fps a costa de bajar la resolución hasta 1080p. Doblar el framerate tiene su razón de ser en aquellos títulos centrados en aspectos competitivos, pero aquí no apreciamos que marque tanto la diferencia. Si tu televisor admite resolución 4K, la mejor opción es ir a por los 4K y 60 fps. Lo recomendamos en base a no apreciar momentos en los que se rebaja esa cifra: es una roca a nivel técnico.

Otra de las mejoras en la forma en la que aprovecha la memoria SSD incorporada en la nueva generación. Los tiempos de carga entre niveles toman entre 5 y 6 segundos de tu tiempo, según hemos contabilizado. Se agiliza mucho el trámite entre reintentar un nivel, y creednos si os decimos que lo haréis bastante. Lo que no comprendemos es el motivo por el que el framerate está bloqueado en los menús previos a cargar un nivel. Por alguna razón está limitado a 30 fps, se echa en falta la agilidad y fluidez que vemos una vez nos montamos en el patín.

Las mejoras visuales alcanzan a las texturas, sombras y reflejos. Todo el texturizado, sobre todo de los skaters, está a un nivel superior. Los escenarios con iluminación soleada son una delicia visual. Hay trabajo en el port que no salta a la vista en un vistazo rápido, pero cuando vuelves a la anterior generación las diferencias son claras. Debemos subrayar que los errores iniciales en la versión Xbox ya han sido subsanados: actualmente no hay problemas que impidan jugar con normalidad.

CONCLUSIÓN

No es ninguna revolución la versión de nueva generación de Tony Hawk’s Pro Skater 1+2. Sin embargo, sí cuenta con el suficiente nivel de mejora como para decantarnos por dar el salto si tenemos una consola compatible. Más allá de poder jugar a resolución 4K nativa a 60 fps sólidos, la reducción de los tiempos de carga impacta en cada sesión. Reintentar un nivel nunca había sido tan ágil como hasta ahora. A todo ello debemos sumar el modo rendimiento, que eleva el framerate a 120 imágenes por segundo para aquellos con televisores que tengan entrada HDMI 2.0, con su consecuente bajada de resolución hasta 1080p.

LO MEJOR

  • Todo lo que hacía bueno a los originales, ahora a 4K nativo y 60 fps (o 1080p a 120 fps).
  • Tiempos de carga muy reducidos gracias a la memoria SSD.
  • Impulso gráfico, especialmente en la calidad de la imagen.

LO PEOR

  • Los menús están bloqueados a 30fps.
8.5

Muy bueno

Juego de notable acabado que disfrutaremos y recordaremos. Una buena compra, muy recomendable para amantes del género. Está bien cuidado a todos los niveles.