BeTech: noticias de tecnología

IPAD

Un iPad con dos puertos, así pudo ser el origen de la tablet

Aparece el prototipo del primer iPad que montaba dos puertos similares: uno en la basa y otro en un lateral.

ipad

El iPad, uno de los aparatos más queridos por los amantes de la tecnología. Se trata de la primera tableta que llegó al mercado, uno en el que solo existían los primeros smartphones y los portátiles como soluciones de productividad móvil. Este llegó como una propuesta colocada a caballo entre las dos mencionadas y aunaba lo mejor de ambos: ligereza y potencia. Este ha cambiado a lo largo de los años y ha añadido nuevas mejoras, pero hoy vamos a ver el prototipo del primer iPad con dos puertos de conexión.

El primer iPad con dos conexiones

Las tabletas se han convertido en un dispositivo común de ver. Ahora cualquier usuario tiene acceso a una de estas ya sea con sistema operativo Android o iOS. Pero nos vamos a quedar en la casa de los de Cupertino, donde el iPad es el rey. El terminal es uno de los más queridos en el sector, pero pudo ser muy distinto en el momento de su creación a como lo hemos conocido en su versión final.

Y es que 11 años después de su lanzamiento se han conocido detalles de lo que hubiera sido el primer iPad. El usuario de Twitter Giulio Zompetti, quien colecciona dispositivos de la manzana mordida, ha compartido imágenes de nada menos que el prototipo del primer iPad. La esencia se nota nada más verlo, pero cuesta creer que en un principio Apple pensara en evitar los bordes biselados, algo que ha colocado en el iPad Pro. No se ven los detalles de la pantalla, pero lo que importa está en la parte trasera.

¿Cuál es la gran diferencia? se observan dos detalles en los biseles: el primero de todos es el estilo de los altavoces, que se colocan como unos agujeros de salida sonora que podemos ver en los smartphones actuales. En la versión final estos se sustituyeron por unas pequeñas perforaciones junto al puerto de entrada. Y es aquí donde está el otro punto interesante, ya que el iPad presentaba dos puertos en vez de uno.

Al ser un prototipo pudiera tratarse de un estudio por el que la compañía californiana buscara la forma de incorporar el puerto. Mejor dicho, estudiaba dónde sería mejor colocarlo. Finalmente, todos sabemos cómo acabó la historia, pero es interesante ver, como decíamos al principio, que un diseño pasado influyese en la creación de dispositivos de la misma familia.