Impresiones

GeForce Now, un año después. ¿Vale la pena el juego en la nube de NVIDIA?

El sistema de juego en la nube de NVIDIA cumple un año con nuevos juegos añadidos y mejoras en el rendimiento. Valoramos su ejecución en estos doce meses.

El sistema de juego en la nube se ve como el futuro a medio o largo plazo del mundo del videojuego. No para un grueso de jugadores importante y de corte tradicional, pero sí para aquellos que quieren realizar partidas donde sea, de manera funcional y sin alardes. Una exigencia que viene seguramente heredada del mundo de las series y del formato imperante con Netflix, HBO y otros a la cabeza, pero que está encontrando todavía algunos escollos en el mundo del videojuego. Google Stadia debía ser la gran revolución y de momento su modelo de negocio no convence. Por otro lado, xCloud se alza como el colofón a un ecosistema Microsoft pensado para explotar al máximo el Game Pass. Y desde hace ya un año, un tercer contendiente -de muchos más- en discordia: GeForce Now. Una propuesta que se ha ido consolidando por varios motivos.

GeForce Now se define como un servicio de streaming de NVIDIA con la capacidad de jugar desde nuestro portátil, Mac, dispositivo Android o ahora en Safari (iOS) a nuestros juegos comprados en las principales tiendas de PC, como pueden ser Steam, Epic Games Store o GoG. La idea, por lo tanto, va un poco en la línea de lo que tenemos con Xbox Game Streaming: disfrutar en la nube esos juegos que son nuestros o esos juegos gratuitos que están disponibles en el catálogo, con la diferencia que aquí quien hace de servidor no es la propia consola -como en Xbox- sino que de eso se encarga NVIDIA. Por lo tanto, a la pregunta de si necesitamos comprar los juegos, la respuesta es que sí.

No estamos ante un servicio como el de xCloud que permite jugar a los títulos de una suscripción como el Game Pass, pero tampoco en un servicio como Stadia donde compramos en exclusiva el acceso a la nube de los juegos. Aquí la idea es que podamos disfrutar donde queramos de nuestra biblioteca de PC. Un complemento no menor para los jugadores. Para jugar tenemos dos opciones, la suscripción gratuita con acceso estándar y sesiones de una hora de juego y, por el otro lado, la suscripción de fundadores, que es la que hemos estado probando y que nos da acceso prioritario, duración de la sesión prolongada y RTX activado para una mejor experiencia visual.

Lo más destacado de esta versión de pago (actualmente 27,45 euros para seis meses) es precisamente el acceso prioritario: según la carga de los servidores hay ciertas colas de espera para poder jugar, algo que se acusa sobre todo en nuevos lanzamientos. Aquí esto se reduce con esta suscripción y se añade la calidad RTX para los juegos, permitiendo ver títulos con clara mejoría gráfica (texturas, iluminación) en esta suscripción.

Propuesta y rendimiento

NVIDIA habla de un mínimo de 25 megas para poder apuntar a los 1080p y los 60 frames por segundo, pero la realidad es que si queremos una experiencia estable y notable a nivel visual, es mejor tener una conexión más elevada que la mencionada anteriormente. Hemos hecho diversas pruebas y con la conexión vía ethernet, los juegos funcionan a las mil maravillas. Títulos como Destiny 2: Beyond Light, System Shock demo o Black Mesa responden casi sin lag apreciable y hacen que la experiencia de poder apuntar y disparar sea de lo más satisfactorio. Es verdad que la calidad del stream, por el bitrate, se resiente y eso es evidente si lo comparamos con una fuente directa y nativa, pero el resultado es más que convincente sobre todo a nivel de framerate.

En este sentido, hemos de decir que la gestión del inicio de partida es relativamente sencillo, escogiendo jugar al título y activando nuestra cuenta de Steam para que arranque. Algo que no nos ha gustado es que tengamos que validar cada vez nuestra cuenta con nuestra contraseña, dicho sea de paso. Eso sí, una vez realizado el tiempo que pasa hasta el arranque no llega a los 30 segundos en muchos casos y ya podemos estar jugando con normalidad. Destacar que juegos como Cyberpunk 2077 con el pack de fundadores luce sorprendentemente bien. El RTX On permite acceder a configuraciones DLSS y también ver un juego con mejor trato en el trazado de rayos, sombras... No estamos ante una réplica de nuestra experiencia con el juego base en nuestro ordenador y las diferencias en este sentido se notan, pero para el streaming cumple.

GeForce Now, un año después. ¿Vale la pena el juego en la nube de NVIDIA?
Black Mesa, que no todo son últimos lanzamientos.

A pesar de ello, reiteramos que las mejores sensaciones están presentes en la respuesta a nuestros controles, algo que es de destacar y que es tremendamente importante de cara al futuro de este tipo de plataformas, para qué engañarnos. Pero, ¿qué tal va en dispositivos que se conectan vía WiFi?

Hora de jugar desde el móvil

Aquí entran muchas más variables que hay que tener en cuenta. Si jugamos a una distancia relativamente cercana del router y éste cuenta con tecnología 5ghz, algo ya habitual en los últimos modelos, la experiencia puede ser adecuada para casi cualquier tipo de juego. En este caso hemos estado jugando con un One Plus 8T, que cuenta con una pantalla más que generosa para la ocasión. Jugar a títulos como Cyberpunk 2077 sin que haya problemas de lag vale la pena, pero es verdad que hay cierta letra pequeña en esta experiencia, y nunca mejor dicho. Como está pasando con otros servicios de streaming, los juegos se adaptan al tamaño de las pantallas y eso puede hacer que los textos con fuentes pequeñas, como el juego de CD Projekt, se resientan y mucho, haciendo que no sea fácil saber qué dice cada personaje o qué opciones nos salen en el hud cuando interactuamos con los objetos. También es cierto que la calidad gráfica -720p- se resiente respecto otros dispositivos. Pero es lo último de CD Projekt... en el móvil.

En todo caso, las sesiones que hemos realizado con este y otros FPS nos demuestran que para el juego en single player, si no hay un indicativo de baja conexión -es entonces cuando nos alerta la plataforma que hay latencia muy alta- es perfectamente jugable. Como complemento, destacar que en el formato móvil tenemos la opción de activar controles táctiles para agilizar algunas acciones -como poner la contraseña cada vez que iniciamos un juego en Steam- e incluso añadir controles virtuales, algo que no siempre será útil pero que en juegos más pausados, como los de estrategia, puede ser un atajo para ciertos momentos.

También hemos querido probar como funcionan algunos de esos juegos que precisan de una respuesta inmediata, como los títulos de lucha. La respuesta es similar a la que ya vimos en plataformas como Stadia: para jugar contra la CPU, algunos juegos donde los combos y los enlaces no son demasiado exigentes, como pasa con Samurai Shodown o Granblue Fantasy VS, la plataforma puede funcionar y de hecho, no hay problemas en realizar combinaciones que haríamos en PC o en consola. Pero es cierto que para jugar online o juegos con una exigencia mayor, estamos todavía lejos de una experiencia que realmente pueda ser competitiva en este sentido, algo lógico si tenemos en cuenta que se nos piden en algunos títulos combos a ejecutar en un frame.

¿Qué pasa con iOS?

De todos es sabido que Apple restringe este tipo de aplicaciones para el juego en la nube, por lo que las compañías se han puesto manos a la obra para encontrar alternativas. La que tiene NVIDIA GeForce Now no parece mala sobre el papel, aunque todavía tiene margen de mejora. Básicamente debemos entrar en play.geforcenow.com desde el navegador Safari y ahí, guardar como icono de acceso directo en nuestro móvil dicha dirección. Esto nos permite crearlo como si fuera la app que tenemos en Android, y hay que admitirlo, con muy pocas diferencias a nivel de funcionalidad. Una vez dentro, simplemente tenemos que escoger el juego, cargarlo, meter la contraseña -siempre, por desgracia- y empezar a jugar.

A nivel de rendimiento no hemos encontrado diferencias palpables con la aplicación en un dispositivo Android, y en el iPad Pro, de hecho, la calidad gráfica de algunos juegos es más que sorprendente. Por desgracia, el sistema no está del todo adaptado a cada una de las pantallas, y eso se nota cuando estamos jugando a títulos que adoptan un formato extraño en el caso del iPad, como podéis ver en la captura justo encima. Seguramente hay que darle margen de mejora a esto, ya que los tamaños de las tablets y teléfonos de Apple tienen formatos diferentes, pero el resultado en este sentido es mejorable. En la calidad gráfica y en latencia, ninguna queja al respecto.

¿Vale la pena el juego en la nube de NVIDIA?

Nuestra experiencia con GeForce Now ha sido satisfactoria a nivel de rendimiento en todos los dispositivos probados siempre que la conexión acompañe. El hecho de estar conectado a esos juegos que tenemos en nuestras bibliotecas y a algunos de los juegos gratuitos del momento (Fortnite, Warframe…) hace que podamos disfrutar de nuestros títulos más allá de nuestros dispositivos habituales, y eso siempre es un plus. Además, desde hace algunas semanas, cada jueves se anuncian nuevos juegos que se añaden al catálogo que cuenta con centenares de juegos actualmente.

Es verdad que la ausencia de algunas propuestas de desarrolladoras importantes limitan la experiencia según el catálogo de cada uno, y que en la fórmula de pago Fundadores posiblemente la presencia de juegos gratuitos sin necesidad de tenerlos en la biblioteca sería un plus a estudiar -viendo sobre todo otros modelos de negocio en suscripciones- sobre todo porque el extra de calidad gráfica RTX se nota, pero hablando de juego en streaming, no es diferencial ni consigue acercarse al juego en hardware. Pero reiteramos que en rendimiento y calidad visual general, GeForce Now es donde destaca y no tiene que envidiar a otras plataformas. Como pasa en estos casos, será el catálogo creciente y el factor diferencial que consigan darle a la suscripción lo que definirá un complemento a tener muy en cuenta para el jugador de PC.

Cyberpunk 2077

Basado en el famoso y alabado juego de rol clásico de lápiz, papel y dados, CD Projekt RED cambia la espada y brujería de The Witcher por los entornos futuristas, las armas de fuego y láser y los implantes biomecánicos de Cyberpunk 2077, un RPG de acción para PCPlayStation 4, Xbox One y Stadia de mundo abierto basado en el universo del clásico juego de rol de Mike Pondsmith, Cyberpunk 2020.

Cyberpunk 2077