Baile bursátil

GameStop se dispara en bolsa, ¿qué pasa con la conocida tienda de videojuegos?

GameStop
GameStop

La cadena experimenta un crecimiento descomunal en pocas horas; un grupo de usuario de Reddit detona esta situación inusual para la empresa.

Las acciones de la cadena de videojuegos GameStop se han disparado durante este martes, cerrando la jornada en valores máximos históricos y con un valor porcentual de más del 400% respecto a comienzos de 2021. Mejor dato desde 2013. El minorista, especializado en compraventa de videojuegos y consolas en Estados Unidos y Canadá, lleva siendo protagonista varios días no por las vicisitudes económicas que lleva arrastrando desde hace años, sino por un crecimiento inusual que, en cierto modo, se debe a un grupo de usuarios del foro Reddit.

Cómo están las cosas: dónde está Gamestop y de dónde viene

Según vemos en portales como Yahoo Finance, GameStop Corp. (GME) lleva desde hace más de cinco años en una situación límite: cierre de tiendas, despidos, dudas sobre una posible venta… A comienzos de 2020, antes de la pandemia, cada acción individual llegó a tener un valor de 3.84 dólares; mientras que en 2016 estaban en torno a los 30 dólares. Lejos, en cualquier caso, de ese mes de octubre de 2007 histórico para la compañía, cuando estuvieron por encima de los 62 dólares. Para hacernos una idea de la locura que está experimentando la empresa desde hace días, el este 26 de enero se cerró por encima de los 147 dólares.

Caída en ventas de juegos en formato físico, auge de lo digital, cada vez más tendencia a la compra a través de portales en línea… GameStop parecía abocada al fracaso. Aquí entra en juego el grupo del conocido foro Reddit, WallStreetBets, uno de los responsables de esta “hazaña”. Se trata de un conjunto de inversores que, a resumidas cuentas, ha revolucionado el valor bursátil de una empresa de gran envergadura en Estados Unidos.

GameStop |
GameStop | Yahoo Finance

La compra de Ryan Cohen, un elemento a considerar en esta historia

El crecimiento de GameStop no ha comenzado ahora, sin embargo. El pasado noviembre, como consecuencia de la delicada situación económica de la compañía y lo atractivo que resultaba para grandes capitales hacerse con parte de dicho compuesto accionarial, inversores como el norteamericano Ryan Cohen —fundador de Chewy— se hicieron con 9 millones de dólares en acciones de GameStop, lo que se tradujo en un incremento de interés por parte del resto de miembros accionistas y, por ende, un valor del precio al alza durante esos últimos compases de 2020.

GameStop introdujo a Cohen y dos de sus compañeros al consejo de administración, lo que ayudó a que el negocio se volviese a poner en marcha a un ritmo alentador.

GameStop se dispara en bolsa, ¿qué pasa con la conocida tienda de videojuegos?
Interior de una cadena de videojuegos GameStop en el Black Friday de 2011.

¿El problema de este reflote a comienzos de 2021? Aquellos que habían apostado por posiciones cortas o shorting con la perspectiva de que GameStop siguiese cayendo. En lenguaje de finanzas, el shorting es una práctica que consiste en una venta de activos con el objetivo de comprar otros idénticos en una fecha posterior a menor precio. Se espera, no obstante, obtener un beneficio económico. En este caso, como las acciones están subiendo —en vez de bajando—, quienes apostaron antes están perdiendo mucho dinero ahora. Dicho de otro modo: se acabó la especulación porque GameStop se estaba empezando a recuperar.

Escepticismo sobre qué puede pasar ahora

Así es como llegamos a estas últimas semanas, especialmente cuando el fondo bajista Citron Research advirtió que las acciones de GameStop se iban a hundir a los 20 dólares. “La cantidad de personas que sienten tanta pasión para revalorizar a Gamestop no tiene ningún fundamento”, dijo Andrew Left, socio gerente de Citron Research (vía Cinco Días); seguramente equivocado. Desde WallStreetBets vieron el filón y pararon en bruto su compra y venta de acciones, así que la alta demanda se convirtió en un incremento superlativo del precio. Quienes apostaron en corto suman ahora más de 1.600 millones de dólares en pérdidas.

“Creemos que el precio actual de la empresa y sus niveles de valoración no son sostenibles y esperamos que las acciones vuelvan a una valoración más normal/justa”, apostilla el analista de Telsey, Joseph Feldman.

A falta de saber cómo queda la situación, quienes están sacando más beneficio de las acciones de GameStop son, esencialmente, WallStreetBets.

Referencias | Yahoo Finance; CNBC; WallStreetBets; El Economista; Cinco Días