Super Mario Bros. 35
Super Mario Bros. 35
Carátula de Super Mario Bros. 35

Super Mario Bros. 35, análisis Nintendo Switch

Super Mario Bros. cumple 35 años y lo celebra con un videojuego battle royale para Nintendo Switch que merece mucho la pena probar. Te sorprenderá.

Este año tenemos, entre otros, dos importantes cumpleaños; el 40 aniversario de Pac-Man y el 35 del videojuego Super Mario Bros. de NES, el legendario cartucho de 8 bits. Con motivo de esta efeméride la gran N ha puesto en marcha su imaginación para ofrecer al consumidor una tonelada de productos para conmemorar tal significativa fecha.

Uno de ellos es Super Mario Bros. 35, un battle royale del fontanero bigotudo creado por Arika, la misma desarrolladora que nos trajo otra joya encubierta llamada Tetris 99. Y lo sorprendente es que funciona tan bien como lo hace el juego de los tetriminos sin perder la esencia característica del plataformas del que se basa. Una pequeña joya para Nintendo Switch que aquí os desgranamos.

Diversión con caducidad

Como ya os podéis imaginar Super Mario Bros. 35 es un videojuego de corte online y disponible solo para suscriptores de Nintendo Switch Online, al igual que sucede con Tetris 99. Sin embargo en este título el número máximo de participantes por partida se reduce a 35, el número que hace referencia al cumpleaños del título original. Otra diferencia notoria con respecto al videojuego de bloques es que Super Mario Bros. 35 tiene fecha de caducidad; concretamente dejará de estar disponible el último día de marzo de 2021, la misma fecha que la disponibilidad de Super Mario 3D All-Stars en la tienda digital de Nintendo. Aún queda otra diferencia que reseñar aunque esta es aún más palpable, y es que Super Mario Bros. 35 es un videojuego de plataformas con lo que ello conlleva.

Ahora bien, ¿son tan distintos ambos productos de Arika? Lo cierto es que no demasiado pues los dos son battle royale —todos contra todos— en donde el tiempo y las acciones de nuestros competidores son vitales para el devenir de nuestras partidas. Y la fórmula de los creadores de Tetris 99 aplicada a este título funciona de escándalo.

El programa, que cuenta con dos modos de juego principales, nos propone participar en una batalla campal contra otros 34 jugadores mientras jugamos al Super Mario Bros. original de NES con pantallas ligeramente modificadas para la ocasión. ¿Y cómo se come eso? Fácil. Según vamos eliminando enemigos de la pantalla podemos enviar sus “fantasmas” a nuestros rivales haciendo uso de diversas estrategias de juego. Por ejemplo puedes añadir enemigos a los jugadores con menor tiempo disponible, al que tiene más monedas o contraatacar a quien no para de enviarte sus enemigos.

Por el camino y como marca de la saga, recogemos monedas que podemos canjear por objetos especiales como flores de fuego, setas o la estrella de la invencibilidad, lo que hará nuestra lucha sin tregua mucho menos traumática. Recoger monedas es casi tanto o más importante que eliminar enemigos ya que cualquier ayuda externa es vital para lograr mantenernos los últimos en pié. Sobre todo cuando la partida está algo avanzada —suelen ser muuuy largas—, que es posible que en nuestra pantalla se junten Goombas, Koopa Tropas, Bowsers e incluso Hermanos Martillo por doquier.

Si mueres, quedas descalificado de la contienda, aunque recibes experiencia con la que se consigue subir de nivel a nuestro perfil. Al mismo tiempo y en ese momento, el videojuego contabilizará las acciones que has hecho durante la última partida con el fin de comprobar si hemos avanzado en las misiones diarias que el título nos pide.

El segundo modo de juego se llama Batalla Especial y en él se nos ofrecen eventos temporales donde la premisa es la misma pero con cambios en la partida. Por ejemplo que todas las pantallas sean iguales o de una misma temática. Más allá de estos dos modos hay otro llamado Entrenamiento en el cual puedes practicar los diferentes niveles de Super Mario Bros. sin la presión de más jugadores o el tiempo en tu contra. Eso sí, sólo puedes utilizar los niveles que hayas desbloqueado en el modo principal. Es decir, si has llegado hasta el mundo 2-2, hasta esa pantalla podrás practicar.

Lo viejo con lo nuevo

Poco se le puede pedir a un título gratuito, tan divertido y que homenaje a un clásico de la historia de los videojuegos. Las pantallas no solo son las originales —con ciertos cambios— si no que respetan los gráficos al 100%. Sólo se ha utilizado material nuevo y actual para la interfaz en sí misma y la jugabilidad es la misma que la de hace 35 años, la de Super Mario Bros. . Como única pega y esto es casi un pensamiento en voz alta, es que el JoyCon no está preparado para este tipo de videojuegos. No hay una cruceta habitual como la que requerían este tipo de juegos en 2D y el analógico es poco cómodo para la situación. Se hace patente al poco tiempo de juego la necesidad de contar con otro tipo de mando de control con una buena cruceta, por ejemplo, el Joycon de Hori.

Con la música ocurre como con el apartado visual, nada que objetar. Las clásicas melodías del original, algunos remixes para la ocasión y toda suerte de efectos icónicos de la saga que os sacarán más de una sonrisa.

Está traducido al castellano aunque hay poca tela que cortar y lo que hay se entiende a la perfección. No cuenta con modo historia ni mucho más que ambos modos de juego prácticamente iguales pero aún así divertido es un rato.

CONCLUSIÓN

Super Mario Bros. 35 debería de haber llegado para quedarse pero, por ahora, parece que no será así, al menos podemos disfrutar de él hasta finales de marzo de 2021. Es sorprendente cómo un género denominado battle royale o todos contra todos está tan bien llevado a una saga de plataformas como lo es Super Mario Bros. y lo adictivo que es. Da igual las veces que te hayas pasado el original, esto es otro mundo que merece la pena probar. Una vuelta de tuerca más al género que protagoniza Mario que le sienta que ni pintado aunque, ya que estamos, no estaría de más que le hubieran añadido algún modo de juego más...

LO MEJOR

  • Adictivo como pocos.
  • Un homenaje a la altura.
  • Una vuelta de tuerca estupenda al plataformas original.

LO PEOR

  • Dos modos de juego y ambos son muy similares entre sí.
  • Con fecha de caducidad... y bastante cerca de su lanzamiento.
 
7.5

Bueno

Cumple con las expectativas de lo que es un buen juego, tiene calidad y no presenta fallos graves, aunque le faltan elementos que podrían haberlo llevado a cotas más altas.