BeTech: noticias de tecnología

COCHES

El coche volador de Toyota al fin vuela sin estrellarse

El proyecto Skydrive lleva a cabo una demostración pública tras tres años desde la última vez que lo vimos volar.

El coche volador de Toyota al fin vuela sin estrellarse

Desde que la tecnología de los drones salió del ámbito militar y llegó al civil, sus posibilidades han impulsado proyectos que llevaban mucho esperando dicha tecnología para poder salir adelante. Y entre ellos figuran el de los coches voladores, un elemento que cada vez es más ciencia que Ciencia Ficción y que tiene a marcas tan conocidas como Toyota trabajando en conceptos para poder hacerlos realidad.

El coche volador de Toyota

Hace 3 años, Toyota respaldaba el proyecto Skydrive, un vehículo aéreo similar a un dron que volará a una altura de 10 metros por encima de la carretera y alcanzará una velocidad máxima de 100 kilómetros por hora. La idea era que fuese un vehículo Toyota el que llevase la antorcha al peletero en la fase final de la ceremonia de inauguración de los JJOO Tokyo 2020, algo que la actual pandemia ha paralizado. Pero esto le ha dato tiempo extra al fabricante.

Si os suena el proyecto Skydrive es porque os hablamos de él hace unosaños. Concebido por la compañía japonesa Cartivator con un experto en drones a la cabeza, Skydrive es un vehículo aéreo similar a un dron que volará a una altura de 10 metros por encima de la carretera y alcanzará una velocidad máxima de 100 kilómetros por hora.

Toyota confiaba tanto en él que puso dinero y a su equipo de ingenieros mecánicos al servicio de la empresa, y quería un prototipo volador que realice pruebas sobre el terreno en 2018.  Junto a Toyota, más gente respaldó económicamente a Cartivator, como Taizo Sun, el fundador de la gigante de los juegos web GungHo Online Entertainment, y más donaciones logradas a través del crowdfunding

Al fin vuela

Con un margen de tiempo tan estrecho para una tecnología tan nueva, Cartivator empezó rápido con las primeras pruebas con prototipos. Y digamos que el primer vuelo no fue precisamente prometedor, ya que en 2017 el Skydrive básico -poco más que los rotores y la base con el motor, se estrelló nada más despegar, no pudiendo ni alcanzar los 2 metros de elevación sobre el terreno. 

Pero, tras años sin saber de él, finalmente el SkyDrive a vuelto a ser noticia, porque de nuevo ha realizado un vuelo de prueba público y tripulado. Y esta vez con éxito, sin estrellarse La puesta en marcha voló su vehículo SD-03 alrededor del Campo de Pruebas de Toyota en la ciudad de Toyota con un piloto al timón. Y aunque no era autónomo, el vehículo demostró que podía funcionar como se había prometido en el campo.

El VTOL más pequeño

Con 2,9 metros de largo, el SD-03 es considerado “el vehículo eléctrico volador más pequeño del mundo” VTOL de despegue y aterrizaje vertical, y está destinado a marcar el comienzo de un "nuevo medio de transporte" para la vida urbana. Tiene un total de 8 rotores que le ayudan a volar con seguridad incluso si hay un fallo de motor.

Pero ojo, que esto aún tardará en surcar oficialmente los cielos de una urbe. La compañía espera la aprobación para los vuelos más allá del campo de pruebas a finales de 2020, y espera tener un modelo comercial de dos asientos para 2023. Eso se ajusta a la línea de tiempo de Japón para el lanzamiento del servicio de taxis voladores, que sin duda le ayudará a descongestionar sus abarrotadas carreteras urbanas.