Final Fantasy VII, recién llegado

5 grandes RPG para jugar con Xbox Game Pass

Te recomendamos cinco grandes juegos de rol de entre todos los disponibles en el catálogo de Xbox Game Pass, que cuenta con un gran número de ellos.

Uno de los grandes descubrimientos de esta generación es Xbox Game Pass, un servicio que tiene como principal mérito el habernos convencido de que este modelo de suscripción no solo no es malo, sino que puede ser una fuente inagotable de oportunidades para disfrutar títulos que tal vez, teniendo que pagar un precio completo por ellos, no haríamos. El RPG, en todas sus vertientes, es uno de los géneros que más ha progresado en los últimos años y algunos de los mejores juegos de rol de Xbox One están disponibles en Game Pass, elaborando a continuación una selección de los imprescindibles. Antes de pasar con ellos tenemos que hacer menciones honoríficas a juegos como Deus Ex: Mankind Divided, Kingdom Come: Deliverance, que abandona este mismo mes el catálogo, con lo que estamos ante los últimos días para jugarlo, Fable Anniversary, que aunque no sea estrictamente un RPG es una fantástica forma de descubrir la saga ahora que se ha anunciado un reboot, y Fallout: New Vegas, una de las entregas más queridas por los fans.

Final Fantasy XV

Después de pasar por múltiples dificultades y partiendo del desarrollo del desaparecido Final Fantasy Versus XIII, Hajime Tabata -hoy fuera de Square Enix- y su equipo fueron capaces de crear una entrega que, a pesar de todo, fue capaz de cumplir con las expectativas de los fans, siempre altísimas. Decimos a pesar de todo porque Final Fantasy XV no está exento de ciertos experimentos que no terminaron de convencer al 100%, como algunas mazmorras desarrolladas de manera “peculiar”, mecánicas jugables inéditas en la saga o los numerosos combates que podían solventarse a través de quick time events.

Eso sí, a nivel audiovisual no cabe ponerle ni un pero a un juego espléndido en este apartado, con unas escenas cinemáticas -menos frecuentes que en anteriores entregas- absolutamente espectaculares y una fantástica banda sonora, como la saga nos tiene acostumbrados. También el apartado argumental es algo que gustó mucho, donde la amistad entre Noctis, su protagonista, y sus compañeros, cobraba una importancia a la altura de la historia principal, y con una pléyade de personajes que recordar. Además, se trata de un juego con una grandísima cantidad de actividades secundarias y cosas que hacer sobre todo en la primera mitad del juego, cuando gozamos de mayor libertad.

Dragon Quest XI S

La vertiente más tradicional del rol nipón llega de la mano también de Square Enix con Dragon Quest XI S, la versión definitiva del genial JRPG de 2018, con nuevas historias secundarias y subtramas en 2D al estilo retro. Aunque nos llegara con casi un año de retraso respecto a su lanzamiento original en Japón, finalmente quedaría claro que esta espera merecería la pena con la inolvidable historia del Luminario y sus diversos compañeros de viaje: Erik, Veronica, Servando… Decenas y decenas de horas de contenido variadísimo en sus apartados argumentales y jugables, y en definitiva, capaz de atrapar tanto a los amantes de los clásicos como de los JRPG más contemporáneos.

El trabajo artístico de Toriyama establece una simbiosis perfecta con la labor de dirección de Uchikawa y Horii, y no solo en los personajes y enemigos, sino en unos escenarios que, aunque no conforman un mundo completamente abierto, sí incitan a la exploración, también a través de una buena cantidad de misiones secundarias que eso sí, no están todas diseñadas con la misma inspiración. Un mal inherente al rol nipón, seguramente… Con todo, un juego ensalzado tanto por el público como por la crítica, especialmente esta versión S más completa.

Mass Effect

Mientras la rumoreada remasterización Mass Effect Trilogy no sea oficial, la mejor manera de descubrir esta grandísima epopeya espacial es jugando, de momento, la primera entrega, incluida en el catálogo de Xbox Game Pass. Cuando se lanzó, en 2007, no había ninguna duda acerca del estado de forma de Bioware: se trataba de uno de los estudios de auténtica élite en el género, viniendo de otros exitos como Jade Empire o Star Wars: The Old Republic. Con Mass Effect se atrevieron a crear su propia saga galáctica, la cual sigue muy presente en los corazones de millones de jugadores que quedaron prendados de su propuesta a caballo entre el rol y la acción.

A decir verdad, esta primera entrega es la que más presencia rolera tiene, con varias clases a elegir para nuestro/a Comandante Shepard, tales como Infiltrado, Centinela, Ingeniero y más, exigiendo a partir de ahí cierta especialización en las mismas. Es decir, cada clase tenía asociadas unas armas y habilidades para mejorar gracias al sistema de progreso, un sistema que sería más flexible en sucesivas entregas de la saga. Antes de The Witcher 3: Wild Hunt, Mass Effect ya nos proponía misiones secundarias con cierto interés argumental, muchas de ellas relacionadas con personajes secundarios del carisma de Garrus, Liara o Tali'Zorah, además de un universo con gran personalidad y un lore de extrema riqueza. Sin duda uno de los mejores RPG de corte occidental de los últimos 20 años, absolutamente imprescindible.

Pillars of Eternity

El que fuera en su momento el proyecto de mayor recaudación de Kickstarter –ahora superado por Torment: Tides of Numenera, Bloodstained: Ritual of the Night y Shemue III-, cuando se conocía simplemente como Project Eternity, resultó ser el juego que daría una nueva juventud al RPG clásico de vista cenital. Heredero del clásico Baldur’s Gate, Pillars of Eternity, a su vez Obsidian demostraban que estaban preparados para ocupar el lugar dejado por Bioware en el desarrollo de este tipo de juego de rol, lanzando en los años posteriores su secuela, Pillars of Eternity II: Deadfire, además de Tyranny. Es de resaltar la grandísima libertad de acción de Pillars of Eternity, habida cuenta que no presume no ya de un mundo abierto, sino siquiera de escenarios precisamente grandes, pero es en la fuerza de sus diálogos y las consecuencias de las decisiones del jugador donde se decide el devenir de la aventura.

La profundidad de este juego es excepcional, siendo la creación del personaje solo el comienzo de una forja continua, ya que no vamos a dejar de darle forma durante el transcurso del título, a través de, como decíamos, opciones conversacionales y decisiones, que no solo desembocarán en hechos concretos de la historia principal, sino también de las trabajadísimas secundarias. Estas, dicho sea de paso, pueden llevarse a cabo de diferentes maneras, contando con un punto más donde la libertad de la que hablábamos brilla de nuevo. Imperdible para entender la nueva y exitosa ola del RPG clásico.

The Outer Worlds

De Nuevo hay que hablar de Obsidian para hacerlo del primer juego que lanzó el estudio tras su compra por parte de Microsoft, aunque fuera multiplataforma, como inicialmente estaba planeado. Como consecuencia de no contar con una gran Publisher detrás, The Outer Worlds no es un juego que llame la atención desde el punto de vista técnico, pero una vez estás a los mandos, el sello del estudio permanece intacto, y gracias a una trama con un peso relativo, una vez más Obsidian es capaz, de nuevo, de ofrecer una libertad sorprendente al jugador, también en la progresión del personaje.

Realmente podemos decir que The Outer Worlds bebe casi directamente del otro gran éxito de Obsidian en primera persona como es Fallout: New Vegas, compartiendo muchas de sus virtudes, y también defectos. Entre las primeras se encuentra también lo cuidado de las misiones secundarias, algunas de ellas realmente trabajadas, y un sentido del humor del que ya han hecho gala en títulos anteriores como South Park: La Vara de la Verdad, demostrando que también son geniales cuando se trata de hacer reír. Las relaciones entre acompañantes son también fantásticas, pudiendo seguirnos hasta el final si creen en nosotros o abandonarnos si tomamos una decisión que no les agrada. Como decíamos, hay que perdonar eso sí sus puntos flacos, que también los tiene, y es que al apartado técnico hay que sumarle un sistema de combate no demasiado inspirado, y aunque es un juego muy recomendable, esos aspectos lo han alejado de ser memorable como sí lo son otros de esta lista.

Final Fantasy XV

Final Fantasy Versus XIII pasa a llamarse Final Fantasy XV, un título de rolacción ambientado en el universo Final Fantasy para PlayStation 4Xbox One, PC y Stadia de la mano de Square Enix. Noctis, acompañado de sus tres amigos, se embarcará en un peligroso viaje con el fin de vengar la muerte de su padre, el Rey Regis Caelum.

Final Fantasy XV