Realidad Virtual

Jugamos a Marvel’s Iron Man VR: el poder de un héroe en primera persona

Nos metemos en el traje rojo para encarnar al personaje de Tony Stark en la demo pública de Marvel's Iron Man VR, lo nuevo de Camouflaj para PS VR.

¿Quién alguna vez ha soñado con encarnar a su héroe favorito? Algunos cumplieron sus batsueños al comienzo de la vida comercial de PSVR, mientras que otros han tenido que esperar a este momento. Parte de Marvel’s Iron Man VR ya se encuentra entre nosotros. La demo recién publicada en PlayStation Store nos ha permitido enfundarnos por primera vez el traje rojo.

Y es que un par de misiones han sido suficientes para tener conocer el gran trabajo de Camouflaj. No solo traslada a la perfección la sensación de ser Iron Man, sino de introducirnos en una película de acción de alto voltaje.

El poder en tus manos

La demostración es bastante completa en cuanto a permitirnos experimentar con sus mecánicas. Durante la visita tras el arranque se nos dará acceso al prólogo y al capítulo inicial. Desde el primer momento el estudio juega con la interfaz para hacerte sentir dentro del traje. Puede sonar tópico y hasta repetitivo, pero trasladar las emociones de Stark en el interior de su creación es el gran logro del título.

Antes de comenzar debemos dejar claros los requisitos. Marvel’s Iron Man VR requiere un par de PlayStation Moves para funcionar, algo lógico si tenemos en cuenta la naturaleza del personaje. Por tanto, si no los tenéis no podréis jugar. Pues bien, ya desde el entrenamiento debemos pensar igual que Tony. La posición de las manos es vital; tú tienes el control de tu cuerpo según la posición de tus palmas.

Si mantenemos pulsados los gatillos de ambas manos y las colocamos firmes hacia atrás, volaremos en línea recta. Para girar, o bien movemos el visor de manera coordinada con los brazos o pulsamos el botón de giro, lo que nos llevará 45º aproximadamente hacia el lado donde hemos apretado. Si queréis tener una experiencia completa os recomendamos que liberéis todo el espacio posible entre vosotros y la cámara. Vais a moveros mucho.

La transición entre vuelo y combate es natural. Si encontramos problemas por el camino, podemos utilizar la otra palma para disparar a las amenazas, al mismo tiempo que mantenemos el otro brazo en posición de movimiento. La clave reside en observar el entorno y elegir en qué momento propulsarte, subir en vertical, etcétera. Si la acción lo requiere, es posible asestar un puñetazo cargado.

El control está depurado al extremo. Tal cual. Al principio es habitual no conocer la inercia de los propulsores al dejarlos sin activar. Para esos casos de pérdida se ha añadido un botón que nos mantiene levitando en una posición fija. A partir de ahí podemos retomar el vuelo hacia donde queramos.

Capítulo 1

El capítulo al que se nos da acceso es otro día más en la oficina para Tony Stark. Por una suerte de acontecimientos, su avión personal pierde el control. Para salvar la situación, tendremos que realizar los arreglos necesarios para retomar la situación y salvar a la tripulación. De nuevo, las sensaciones son indescriptibles. Estás ahí, volando como Iron Man lo haría. Apagando fuegos con la palma de tu mano y recolocando las piezas de los motores.

Por el camino nos toparemos con unidades de combate enemigas. Estos drones gigantes liberan ráfagas de láser verde que tendremos que eludir. La salud se nos muestra en la parte inferior del hud, una barra dividida en tres segmentos junto a un porcentaje global.

El combate es una descarga de adrenalina. Utilizábamos al avión como cobertura volante ante las acometidas del rival. Como decíamos en anteriores párrafos, aquí se ponen en práctica los consejos durante el tutorial. Debemos disparar y golpear al mismo tiempo que volamos. El juego de manos es crucial para no perder la velocidad con respecto al gigante sobre alas.

La escena, un poco por debajo de la media hora de duración, concluye con una persecución en caída libre. Los restos del avión van quedándose por el camino, cuyo rastro debemos destruir o sortear para no perder salud. Una vez completado se nos devuelve al menú principal. A partir de ahí eres libre de rejugar el contenido por el que has pasado, o bien acudir a los dos circuitos de entrenamiento: velocidad y combate.

Las imágenes que acompañan a esta pieza no hacen tanta justicia respecto a lo que se ve dentro del visor. Gráficamente sí que está por debajo de lo visto en otros títulos en la plataforma, como Blood & Truth, pero mantiene el tipo correctamente. Y, sobre todo, de manera fluida. No hay caídas de framerate en ningún momento. Toda la información del visor es perfectamente legible.

Conclusiones

Ha sido todo un acierto lanzar esta demostración al público. La prueba permite que el jugador pueda pasar por todas las principales características de Marvel’s Iron Man VR. Y lo hace con acierto, además de calidad. De verdad nos sentimos dentro de una película del universo Marvel, esta vez en el papel protagonista. El control, depurado, traslada a la perfección lo que haría Tony Stark.

Por su parte, Marvel’s Iron Man VR llegará a PS4 el próximo 3 de julio.

Marvel's Iron Man VR

Marvel's Iron Man VR, desarrollado por Camouflaj y editado por Marvel Entertainment para PlayStation 4, es un título de acción y disparos en el que tomamos el control del propio Tony Stark para superar toda clase de desafíos en el aire desde el punto de vista del casco de Iron Man.

Marvel's Iron Man VR