BeTech: noticias de tecnología

CRIPTODIVISAS

Hackean los mayores superordenadores de Europa para minar dinero

Los superordenadores destinados a investigar el Covid-19, usados para minar criptomonedas. Incluído el de Barcelona.

Hackean los mayores superordenadores de Europa para minar dinero

Las capacidades informáticas de alto rendimiento son cruciales para generar crecimiento y empleo, pero también para lograr la autonomía estratégica y la innovación en cualquier ámbito. La supercomputación es una grandes prioridades del programa Europa Digital de la Unión Europea.

Y en la última propuesta que se hizo en la Comisión Europea, nada menos que 2 700 millones de euros para financiar la supercomputación en Europa, España y Barcelona se colaron logrando para la ciudad Condal la financiación de la compra del MareNostrum V, una bestia informática y el segundo superordenador más rápido del mundo.

El minado de criptomonedas

Lo más parecido al concepto medieval de la Alquimia, la base (real) de minar criptodivisas consiste en usar potentes equipos informáticos para resolver problemas complejos que les hacen obtener monedas digitales a cambio, criptomonedas que luego puedes cambiar por dinero real -y que como están descentralizadas pueden tener cotizaciones mínimas o absolutamente disparadas. De hecho existen granjas de minado en las que se ven decenas de dispositivos -desde ordenadores a smartphones o consolas de videojuego- conectados.

Por ende, cuanto más potencia de procesamiento se disponga, más dinero se saca, y ello ha llevado a algunos a hacer cosas como usar los potentes ordenadores de una central nuclear de Ucrania para sacarse un sueldo extra. Y ahora lo que muchos/as están pensando: ¿Y si se usara un superordenador? Vamos a elevar la apuesta a ese concepto: ¿Y si usáramos varios de los mayores superordenadores que hay en Europa?

Los superordenadores hackeados

El MareNostrum de Barcelona, de los más potentes del mundo



Varios superordenadores europeos utilizados para tareas como acelerar la investigación contra el coronavirus han sido víctimas de un ciberataque que buscaba utilizar su potencia de computación para minar criptomonedas y que en muchos casos ha obligado a desconectarlos.

Los ciberataques se produjeron desde comienzos de la pasada semana y han afectado a superordenadores de Reino Unido, Alemania y Suiza, todos ellos pertenecientes a universidades y centros de investigación. Incluso el Marenostrum V de Barcelona podría estar afectado.

- Stuttgart, Alemania: Según sus responsables, el superordenador está caído debido a un "incidente de seguridad"

- Archer, Reino Unido: "Debido a una explotación de seguridad en los nodos de acceso de ARCHER, se ha tomado la decisión de deshabilitar el acceso a ARCHER mientras se realizan nuevas investigaciones"

- Jülich, Alemania: De momento no hay ninguna información sobre ataques en el sitio web de Jülich, pero está caído también según expertos de seguridad como Felix von Leitner, que sostiene que el Marenostrum V de Barcelona también ha sido hackeado

Alemania, de las más afectadas

La organización bwHPC, encargada de gestionar los superodenadores de las universidades del estado alemán de Baden-Wurtemberg, confirmó que tuvo que detener 5 de ellos debido a esta amenaza (en la Universidad de Stutgart, el Instituto de Tecnología Karlsruhe, dos instalaciones de la Universidad de Ulm y otra de la de Tübingen).

Los incidentes se produjeron también en el Centro de Supercomputación Leibniz de Múnich, la Universidad de Dresde y el Centro de Investigación Julich, así como el Centro Suizo de Computación Científica en Zúrich, Suiza.

Criptodivisa Moreno

Según la compañía de ciberseguridad Cado Security, los ataques se llevaron a cabo utilizando registros SSH (secure shell) comprometidos de universidades del Canadá, China y Polonia, usando nombres de archivos de programas maliciosos similares, la misma vulnerabilidad e indicadores técnicos compartidos. Eso sugiere que podrían ser obra del mismo cibercriminal o grupo.

¿El motivo? Minar la criptomoneda Monero aprovechando el gigantesco potencial de los superordenadores para crear una fortuna rápido. Aunque ninguna de las Universidades afectadas en el hackeo de esta semana han dicho que en sus superordenadores se haya instalado ningún tipo de malware de minado.