Bright Memory
Bright Memory
  • Plataforma PC
  • Género Acción, First Person Shooter
  • Lanzamiento 25/03/2020
  • Desarrollador FYQD-Studio
  • Texto Inglés
  • Voces Inglés
  • Editor PLAYISM
  • +16 Violence
Carátula de Bright Memory

Bright Memory, así es su capítulo inicial

Analizamos Bright Memory, el corto capítulo introductorio a Bright Memory Infinite, una visceral combinación de disparos en primera persona y Hack n slash.

Sin el menor atisbo de duda, uno de los momentos más impactantes del Inside Xbox Series X celebrado el pasado 7 de mayo, vino de la mano de Bright Memory: Infinite. No es casualidad de Microsoft eligiera este potente título para abrir el evento donde por primera vez se nos mostró jugabilidad real de los títulos que podremos disfrutar en su próxima consola de nueva generación. Este espectacular híbrido de disparos en primera persona y hack and slash de visceral acción e impresionante acabado técnico fue uno de los títulos que mejor supo captar la atención del jugador ávido de experiencias de nueva generación. Para ir abriendo boca, analizamos esta suerte de capítulo introductorio al mencionado título disponible en Steam a un ajustadísimo precio de 8,19 euros, conocido como Bright Memory a secas.

 Y si este potente fps aparenta ser portentoso, más aún lo resulta ser si tenemos en cuenta que ha sido realizado por una única persona, en un principio durante sus ratos libres. Bajo el pseudónimo de FYQD Studio, un único individuo afincado en China ha creado esta espectacular pieza de acción. Inicialmente concebido como una trilogía de episodios de corta duración, en torno a los 30-45 minutos que es lo que dura Bright Memory, y lanzado inicialmente bajo el formato de acceso anticipado o Early Access en Steam, el enorme éxito de este primer capítulo ha animado a su creador a desechar el formato episódico en pos de un único lanzamiento homogéneo de mayor duración y empaque, ese Bright Memory Infinite con el que Microsoft abrió su show. La buena noticia es que quién compre Bright Memory antes del lanzamiento de Infinite, podrá acceder a este sin tener que desembolsar un céntimo más.

A la hora de describir qué nos ofrece este juego de disparos en primera persona, vamos a ser ambiciosos, porque creemos que la ocasión lo merece. Bright Memory es una brutal y fresca fusión del género de los Firt Person Shooters con el Hack and slash. Tomando cosillas de juegos como Doom, Shadow Warrior o ese Bulletstorm que tanto nos gustó en su momento, añade a la mezcla la posibilidad de ejecutar una buena variedad de golpes con espada, mientras tratamos de realizar los mayores y más espectaculares combos de tiros y golpes y somos recompensados por ello. Todo ello aderezado con un espectacular acabado técnico realmente de altura, especialmente si podemos activar el trazado de rayos al contar con una tarjeta gráfica compatible con la tecnología RTX. Lo único malo viene a ser lo comentado de que estamos ante una mera introducción al producto final, con una duración en torno a los 30 minutos, aunque como ya comentaremos, dado lo atractivo de su propuesta jugable, invita a ser disfrutado una vez tras otra.

Ciencia ficción a la enésima potencia

La protagonista de la aventura es la aguerrida Sheila, una agente de la organización SRO, la cual se dedica a la investigación de lo sobrenatural. La acción transcurre en el año 2020, cuando la agencia SRO descubre una espada milenaria conocida como Kanshou y Bakuya, la cual está imbuída de una substancia conocida como “El alma de Jiu Xuan” capaz de devolver a los muertos a la vida. Dicha reliquia de enorme poder atrae la atención de la organización terrorista conocida como SAI, que emplea un artefacto de última tecnología denominado Transportador Cuántico para infiltrarse en las instalaciones de la SRO.

En un aguerrido intento por detener el ataque, la agente Sheila planta cara a los invasores, pero por error provoca que el Tranportador Cuántico envíe a la agente y los terroristas a una misteriosa isla flotante ubicada en el Polo Norte, la cual ha permanecido en un oculto letargo durante mil años. Una vez allí, nuestra protagonista se percatará de que deberá hacer frente a una monstruosa legión de bestias y no muertos reanimados por el poder de la legendaria espada que debe tratar de recuperar por todos los medios.

Como podemos comprobar, la historia de Bright Memory apuesta por la ciencia ficción más descarnada y pasada de vueltas en la mejor tradición asiática. También es verdad que una vez metidos en faena pasa casi por completo a un segundo plano, y en cualquier caso en la media hora que dura este prólogo tampoco hay espacio para muchas florituras, si bien resulta de agradecer tener un trasfondo tan interesante a la par de alocado como excusa para la visceral ensalada de tiros que vamos a disfrutar.

Dispara y despedaza

Además de en su impecable acabado gráfico, donde Bright Memory más brilla es en un sistema de combate lleno de posibilidades y realmente eficaz y divertido. Ágil, lleno de opciones y variado, el combate de Bright Memory es una auténtica gozada que invita a practicar y mejorar en nuestro desempeño a la hora de hacer trizas a las oleadas de criatura del averno que nos harán frente. Y como ya se ha reseñado anteriormente, aquí no solo pegaremos tiros por doquier, también tendremos la posibilidad de ajusticiar a nuestros enemigos con distintos golpes de arma blanca, y no solo eso, ya que el juego nos invita a combinar unos y otros para realizar demoledores y letales combos que aumentan nuestra puntuación y nos permiten desbloquear nuevas habilidades.

Entre otros, se ha comentado la influencia de esa bendita locura maravillosa que es Bulletstorm. Pues bien, dicho comentario no es baladí, ya que al igual que en aquel, en Bright Memory tenemos una suerte de látigo de energía, que además de para atraer a los enemigos hacia nosotros para poder despacharlos en distancias cortas, nos permitirá desplazarnos por el escenario y realizar varias acciones especiales. Ni que decir tiene que este látigo será una herramienta fundamental a la hora de llevar a cabo los combos más letales.

Para el combate cuerpo a cuerpo contamos con una buena variedad de tajos de espada, así como acciones especiales con ondas de energía desplegados por los aparatos de última tecnología con los que contamos. El movimiento de Sheila es tremendamente ágil, contando con dash o deslizamiento lateral para poder zafarnos de nuestros enemigos, algo realmente útil ya que muchos de ellos nos abordan más en el cuerpo a cuerpo que en los tiros e media distancia. A mayores, contamos con una serie de habilidades y mejoras de personaje desbloqueables con los puntos que obtenemos jugando en función de nuestro desempeño desplegado en combate. Dichas habilidades incluyen para el tiempo o atacar con rayos de energía, así como fortalecer a nuestra protagonista en varios puntos.

Donde sí que flojea un tanto el título es en el arsenal que pone a nuestra disposición, resultando ser este parco en exceso. Y es que tan solo contamos con tres opciones, una pistola, un fusil de asalto y una escopeta, y si bien cumplen su función, se habría agradecido alguna posibilidad más en este campo. En cualquier caso, el enorme abanico de posibilidades de combate que nos ofrecen el título consigue paliar esta carestía armamentística y hacer que una ves estemos en pleno fregado no la echemos de menos.

A mayores del combate, en la media hora que dura este prólogo hemos tenido que resolver un pequeño puzle y afrontar alguna ligera sección de plataformeo, por lo que suponemos que estos elementos estarán presentes con mayor carga en el título final. Frente a la escasa duración, la verdad es que el juego nos invita a jugar una vez tras otra esta pequeña introducción, desbloqueando nuevas habilidades de combate y perfeccionando nuestro desempeño en combate, tratando de maximizar nuestros combos y puntuación obtenida, en un acercamiento muy arcade que apuesta por una rejugabilidad generosa y muy disfrutable. El título cuenta únicamente con textos en inglés, chino, japonés y alemán, no siendo la ausencia de textos en castellano un impedimento serio para disfrutar plenamente del juego.

Ejército de un solo hombre

Si bien esperamos muchísimo más de la nueva generación, y en muchos aspectos Bright Memory ni siquiera es un título puntero técnicamente para los estándares actuales, la puesta en escena de la que hace gala el juego de FYQP es sorprendente y siempre espectacular. No olvidemos que estamos ante el trabajo de una única persona, que además mientras desarrollaba los primeros compases de su obra ni siquiera se ganaba la vida con ello. Gráficamente estamos ante un título muy competente, y que sabe disimular sus carencias para mostrar en pantalla un despliegue gráfico muy resultón y que siempre luce más de lo que es. La acertada combinación de dirección artística, iluminación y texturas y hace que el espectáculo pirotécnico siempre sea realmente de altura. Se echa de menos más calidad en los modelados de los personajes, siendo este uno de los aspectos donde el título más hace notar su origen humilde.

El espectáculo en pantalla alcanza su cumbre si poseemos una tarjeta compatible con la tecnología RTX de Nvidia, ya que el título hace un uso más que generoso del trazado de rayos para elevar el despliegue visual de Bright Memory a alturas en en cierta medida sí que nos permiten atisbar algo medianamente de nueva generación. En definitiva, estamos ante una joya visual, que si bien luce más por lo bien que se ve que a nivel técnico (salvo por el Raytracing), despliega bondades más que espectaculares y convincentes en pantalla. A nivel sonoro tenemos un acercamiento musical cañero similar al que Capcom emplea en la saga de su cazademonios favorito, apareciendo la música con especial énfasis en los momentos de más acción para realzar el enfoque visceral y directo del título.