BeTech: noticias de tecnología

CORONAVIRUS

Trucos para desinfectar el ratón y teclado de ordenador y móvil

No sólo hay que mantener las manos limpias, sino también todos los aparatos con los que interactúas a lo largo del día.

Trucos para desinfectar el ratón y teclado de ordenador y móvil

¿Por qué mantener las manos limpias es uno de los requisitos en los que la OMS (Organización Mundial de la Salud) y otros organismos médicos y sanitarios están haciendo más hincapié? Estrechar la mano o tocar a alguien afectado de Coronavirus no te hará enfermar, pero si esa mano te la llevas a la boca, la nariz, los ojos, una herida abierta u otras zonas corporales, puedes contagiarte, de ahí a la insistencia de las manos limpias. Pero también podemos aumentar esa protección limpiando las fuentes de las que nos podemos contagiar: los dispositivos que usamos a diario.

Hace un mes la OMS señaló dada la cantidad de preguntas sobre si era seguro comprar en AliExpress que el Coronavirus “no sobrevive mucho en objetos, como letras o paquetes”. Pero si te pones en contacto con alguien que sí lo tenga -una persona en el metro, un compañero de trabajo-, puede que los dispositivos que estés usando se contaminen, y sean contaminadores hasta que el virus muera.

Desinfectar el móvil

Esterilizadores UV

Coincidiendo con la noticia de Apple, que ha anunciado que no hay riesgo en limpiar los iPhone con toallitas desinfectantes, vamos a contaros cómo podéis desinfectar vuestro smartphone. Vamos a empezar con lo más radical: los gadgets esterilizadores que venden en webs como Amazon, que por 38-50 euros consisten en una caja en la que meter tu teléfono y activar una serie de rayos UV que esterilizarán el terminal. En sí es la solución más costosa pero también la más efectiva, aunque mejor miramos otras más económicas.

¿Alcohol y agua?

Ni limpiacristales, ni toallitas de papel, ni aire comprimido, ni mucho menos vinagre ni líquidos desmaquilladores. Nada de eso debes usar con tu móvil, porque al ser métodos tan invasivos puedes reducir o eliminar directamente (si no tienes un protector de pantalla de plástico o vidrio templado) las capas oleofóbicas e hidrofóbicas de protección que muchos fabricantes implementan en las pantallas de sus teléfonos.

¿Alcohol isopropílico y agua destilada? El uso de estos materiales suele provocar disparidad de opiniones entre los expertos:

- La web CNET por ejemplo recomienda no usarlos, y simplemente utilizar un paño de microfibras mojado con agua destilada -nunca echar el agua en el móvil directamente- para limpiar la pantalla, superficie y laterales del smartphone.

Pero, ¿es bastante para desparasitar el móvil? Otros aconsejan una solución de alcohol isopropílico diluido en agua destilada -para reducir su impacto pero no eliminarlo-, y podéis seguir estos pasos:

1- Quita la funda si lo tienes metido en una. Si lleva mucho tiempo así notarás que hay bastante suciedad adherida en el borde en el que el móvil y la funda se tocan. Lo primero que vamos a hacer es comprobar los puertos y espacios del teléfono, y mirar cómo está el puerto de carga, la salida de audio para clavijas de auriculares si la tiene, los altavoces, etc.

Si ves que hay mucha mierda incrustada, prueba con cosas que tendrás en casa como palillos de dientes o bastoncillos de algodón -un punto mojados en agua diluida. Importante: cuidado con el algodón, porque puede dejar pequeñas fibras en los puertos.

2- Ahora haz lo mismo con la carcasa del móvil, quítale también toda la roña acumulada en las superficies, esquinas y otros huecos.

3- Diluye un poco de alcohol isopropílico en un cuenco de agua destilada -hay quien prefiere mezclar ambas soluciones al 50%, o quien prefiere que haya el doble de agua que de alcohol. Humedece el paño de microfibra y limpia toda la superficie del teléfono, no sólo la pantalla.

4- Usa esa misma solución con la carcasa, por dentro y por fuera

5- Se deberían secar enseguida -también puedes acelerar el proceso pasando otra bayeta de microfibra que esté seca. Vuelve a poner la carcasa y listo: ya tienes tu móvil libre de gérmenes, por el momento.

En Amazon y otras webs suelen vender kits de limpieza de móviles que traen lo necesario para los pasos que hemos descrito antes. Aunque vigila siempre que las soluciones que traen -si vienen con spray por ejemplo- no sean demasiado invasivas.

 

Desinfectar el Teclado

Si trabajas o usas habitualmente un teclado de ordenador, sabrás la enorme cantidad de suciedad que puede llegar a coger. Desinfectarlo, sobre todo si estás en un entorno de trabajo como una oficina, te dará un ‘boost’ de tranquilidad en estas semanas de incertidumbre.

Si es un teclado USB

1- Lo primero es que lo desconectes del PC, y una vez apagado, le des la vuelta para ponerlo boca abajo y lo sacudas con ganas para hacerle caer toda la mugre. Sí, suena mucho a ‘Captain Obvious’, pero os sorprendería saber cuánta gente no hace esto en primer lugar.

2- Para hacer una limpieza más efectiva, necesitarás un bote de aire comprimido con el que quitar los restos que no han salido tras voltear el teclado. Son baratos y fáciles de encontrar, y podrás desinscrutar la suciedad acumulada en el fondo y debajo de las teclas.

Si no tienes un bote de aire comprimido, pero sí un aspirador portátil -como el que se usa para el salpicadero y asientos de un coche-, úsalo para aspirar las partículas y restos que haya en el teclado. Si tampoco tienes, puedes usar un cepillo o una brocha pequeña de pintar y limpiar a fondo

3- Ahora necesitarás bastoncillos de algodón y alcohol isopropílico -seca mucho más rápido que el agua. Moja la cabeza del bastoncillo en el alchohol y pásalo por las teclas y rendijas del teclado. Usa cuantos necesites para asegurarte que lo dejas limpio.

Un bote de aire comprimido y una herramienta para ayudar a quitar las teclas

4- Echa un poco de ese alcohol en una bayeta de microfibra y limpia toda la superficie del teclado, laterales y parte trasera. Ahora pásale otro paño que esté seco para secarlo todo más rápido. Conecta el teclado y a ver qué tal funciona ahora.

5- Si es un teclado mecánico, puedes hacer una limpieza más a fondo quitando una a una las teclas. Esto te permite limpiar mejor la superficie del teclado, los contactos y la parte interna de las teclas, con lo que el proceso será más efectivo. Y también venden herramientas para separar con cuidado las teclas.

Si es un teclado de portátil

1- Esto es un poco más complicado, porque el teclado está pegado a la superficie del portátil. Lo primero que debes hacer es lo mismo de antes: voltear el laptop para sacudir la suciedad.

2- Aunque hay mucho menos espacio, sigue habiendo rendijas y huecos entre el teclado y la superficie. Usa un bote de aire comprimido, un aspirador o un cepillo para una primera pasada sobre el teclado. Luego pasa un paño seco de microfibra.

3- Si hay mucha suciedad, usa bastoncillos o un trozo de algodón empapado en alcohol isopropílico -al final hoy nos aprendemos el nombre- para la suciedad pegada entre las teclas y el marco del teclado.

4- Si eres manitas y/o te atreves a ello siguiendo un tutorial de YouTube, puedes intentar desmontar las teclas para limpiar los contactos más a fondo. Si no, en Amazon y tiendas venden kits de limpieza para intentar quitar la máxima suciedad.

5- Enciende el portátil y comprueba qué tal responde ahora el teclado.

 

Desinfectar el ratón

Si llevas un buen tiempo usando el mismo ratón, seguro que suciedad tiene. Hoy día la mayoría de ratones que usamos son ópticos o láser, por lo que los ratones de bola o analógicos son ya una rareza. Para limpiarlos necesitarás exactamente lo mismo que para el teclado, y los pasos son similares:

1- Desconecta el ratón del PC. Si tiene batería, quítasela

2- Pásale un paño seco de microfibra por encima para quitarle una primera capa de suciedad.

3- Usa un palillo para sacar la mugre incrustada -si la tiene- de zonas como la rueda, las uniones de los botones, la acumulada en la parte de debajo alrededor del sensor óptico.

4- Alcohol y bastoncillos, no los mojes mucho y limpia con ellos toda la superficie del ratón, uniones, botones y (suavemente) la zona del sensor. Déjalo secar o limpia los restos con un paño seco de microfibra.

5- Hay ratones que pueden desmontarse para una limpieza más profunda. Si el tuyo puede y te atreves, adelante -si es de bola necesitarás quitar la tapa, limpiar la bola y los rodamientos internos. No olvides pasar el paño también por la alfombrilla del ratón, que suele coger suciedad también. Ahora conéctalo al PC y comprueba qué tal va.