Cazadores de Lore

Revachol y la tragedia de (Disco) Elysium

Exploramos a fondo el mundo de Disco Elysium, su historia, política, su cultura y su lore, y cómo estas conectan con la aventura de su protagonista

Nota: los reportajes marcados como “Cazadores de lore” contienen spoilers de la saga y personajes de los que hablan.

Un hombre está postrado en el suelo en posición ridícula, semidesnudo. La cara sobre el frío mármol y el culo en pompa. A su lado, unos pantalones que probablemente se quitó no mucho antes de caer inconsciente, también botellas de licor vacías, una cama agresivamente desecha y al otro lado, una ventana rota. Al dueño de este local no le va a gustar esto.

Esta desastrosa habitación se encuentra dentro del Whirling-in-Rags. Un amplio hostal/cafetería con el runrún constante de paisanos ocupando sus mesas, hablando de sus problemas o escapando de ellos, quizás por falta de un sitio mejor al que ir. Acompañados de la nunca desdeñable compañía de una bebida, algunos se giran y hacen muecas raras al ver al hombre aparecer en el lugar, ellos saben quién es él aunque él no lo sepa.

Una tranquila música instrumental baña el ambiente. Su carácter mundano, mediocre y desinteresado parece indicar que estamos en el lunes cualquiera dentro de un lugar cotidiano en el que nunca pasa nada, pero nada más lejos de la realidad.

>> ¿Qué es lo que pasa ? ¿Qué hay más allá de esto?

¿Fuera del hostal/cafetería? Una pequeña zona comercial que vio mejores épocas. Edificios ciclópeos separados entre sí, como si no quisieran formar parte de una misma unidad. La mayor parte de esto está en ruinas. Una pequeña librería es lo único que se conserva dentro de un conglomerado de estancias completamente destruidas. Su actividad comercial es reducida, el local está prácticamente desierto y su dueña culpa de ello a una extraña maldición. El lugar, sin embargo, parece bastante desierto de por sí, sin necesidad de intervención paranormal alguna.

Al norte, más allá de la librería, una pequeña zona residencial parece el peor tugurio del mundo. Un bloque de apartamentos apartados de la zona comercial, cerca de un muelle sin apenas actividad pesquera. Los únicos barcos que recibe son de empresas extranjeras, que vienen aquí a hacer negocios en los que los locales tienen poco que decir.

Al este, pasando el Whirling-in-Rags, una manifestación está teniendo lugar. Trabajadores del puerto pidiendo un salario más digno… La misma historia de siempre. Una muralla los separa del líder del sindicato, que se recuesta en su lujoso sillón tapizado dentro de su despacho mientras acaricia su sobrealimentada panza. Mientras, al sur de la manifestación, siguiendo una carretera atascada, transportistas están atrapados en una fila de vehículos que llega más allá de la tienda de empeños de Roy, en pleno funcionamiento a pesar de sus dos clientes diarios. Algunos no se pueden permitir dejar de trabajar.

>> Vale, ¿pero y más allá?

Más allá, al oeste, en medio de terrizos enfangados y vegetación salvaje una tenue capa de nieve cubre la superficie. Un campamento de chabolas hace que aquella zona comercial ruinosa y decadente parezca una metrópolis. El único reducto civilizado en un lugar sin gobierno donde mandan los elementos. Un grupo de habitantes tratan de hacer su vida, una vida sencilla, o cruzan el sitio meramente por trabajo, deseando estar en otra parte.

Otros no tienen otro lugar al que ir, un pequeño grupo de borrachos abandonaron su verdadero hogar hace tiempo y ahora cuentan sus penas a cualquier extraño entre botellas de alcohol. Más al norte, una vieja iglesia doloriana sigue prodigando una religión ya olvidada. Su imponente fachada da paso a un precioso interior barroco que ya solo se usa para extraños experimentos físicos. A pocos cientos de metros de la iglesia, unos jóvenes planean invadir el local y convertirlo en un club nocturno. Darle un poco de vida a un lugar desolado que parece olvidado por todos.

>> Quiero saber más ¿Qué hay más allá?

Martinaisse, aquí es donde estamos. Una pequeña ciudad costera situada al norte del distrito de Jamrock, en la región conocida como Revachol Oeste. El orden y la ley no se aplican aquí, o al menos no de forma convencional. Revachol... antes la capital del mundo, ahora caída en desgracia y con una segregación económica brutal.

Los habitantes de Martinaisse tuvieron el infortunio de acabar en el lado equivocado del río, al igual que los de The Pox, Villalobos o Grand Couron, o los de cualquier parte de Revachol Oeste. Ciudadanos condenados. Llevando negocios en decadencia, viviendo vidas indignas. Al otro lado del río quedan bellas zonas residenciales, un lujoso distrito bancario en pleno funcionamiento y casas pudientes. Ni rastro de ello es visible aquí, parece otro mundo.

>> … Tiene que haber algo más. Una vida mejor.

Oh, hay más, mucho más. Pero todo lo que el horizonte parece revelar en cualquier dirección es un vasto océano que alcanza hasta donde llega el ojo humano y más allá. Islas y superficies de tierra desperdigadas más allá del gran archipiélago de La Caillu en el que nos encontramos. Y al final… La oscuridad, la nada: The Pale. Un extraño tejido que desafía las leyes físicas, pero que de algún modo une los continentes que conforman el mundo.

Desde aquí, es difícil saber hasta qué punto la vida es mejor en estos continentes, alejados de Revachol, alejados de la probreza, pero desde luego es diferente. Este mundo tiene un extraño y fascinante repertorio de razas, culturas, tecnología, política y economía. Pero hay algo evocador en The Pale, algo misterioso. No podemos apartar nuestra cabeza de él ahora que sabemos que existe.

Los científicos lo han estudiado, los religiosos han tratado de darle explicación, y algunos comerciantes y viajeros se han atrevido a viajar por él, cuidadosos de los efectos físicos y psicológicos a largo plazo que produce navegar por un lugar que no debería existir. Dicen de The Pale aquellos que lo han visto de primera mano que es acromático, que no huele a nada, que no sabe a nada, que no está formado por nada. Como una oscuridad que envuelve el mundo y que penetra en nosotros.

Una oscuridad penetra cada noche en la mente de Harrier Du Bois, le habla, le causa visiones dolorosas y aterradoras. Le está hablando ahora. En este mediocre motel, el hombre tirado en el suelo, el que está semidesnudo, el de las botellas de alcohol vacías en el suelo, despierta… completamente ignorante del mundo que le rodea.

Elysium

La realidad en la que nos encontramos se llama Elysium. Algunos estudiosos se abstienen de llamarla planeta o “mundo”, ya que la existencia de algo como The Pale dificulta la nomenclatura y pone en juego fuerzas que ni siquiera lo científico es capaz de explicar.

The Pale supone nada menos que el 72% de la superficie conocida de Elysium, y funciona como un tejido conector que une las diferentes isolas que componen este mundo. Los científicos en este universo hablan de Elysium como una masa descentralizada y dispersa con forma de disco y no esférica. Las isolas, grandes continentes rodeados de la más absoluta nada, cobijan cada civilización con sus culturas, arquitectura, economía y razas propias. Su nombre proviene de “Isolation” (aislamiento en inglés) por cómo cada una de ellas está completamente separada de las demás.

Son siete las isolas conocidas: La poderosa Mundi, primera isola descubierta y llamada el “viejo, viejo mundo”, lugar de algunas de las naciones más prósperas; Seol, famosa por su tecnología y su comercio de exportación al extranjero; la solitaria Samara, con su gobierno comunista; Graad, la cuna de la revolución; la fría Katla, en la que la tundra es el ecosistema dominante; Lilmara y por último, Insulinde.

Insulinde es la isola en la que sucede toda la aventura de Disco Elysium. No muy diferente a nuestra tierra, está compuesta en su mayor parte por agua, y presenta la masa de agua más grande de todo Elysium, conocida como el Océano Insulíndico. El Insulíndico rodea y baña todos los archipiélagos e islas esparcidas por Insulinde. Sin duda uno de los mayores descubrimientos de la historia y ahora símbolo de la isola. La navegación en Insulinde abrió las puertas al comercio marítimo, al viaje intra-isolar y al intercambio de culturas.

El archipiélago de La Caillu se erige como el más importante de toda Insulinde. Desde luego es el más grande pero es además el más rico cultural e históricamente… además del más turbulento. En su interior, nada menos que Revachol.

Pero Revachol es insignificante en el contexto global de Elysium. Un territorio fragmentado dentro de un archipiélago en una enorme isola rodeada por océano, y que no supone ni siquiera un 10% de la superficie de este mundo cubierto de nada. La gran tragedia de Elysium es una aún más aterradora que cualquier revolución o conflicto armado. The Pale está tomando lugar, su presencia se está expandiendo y pronto... la nada lo cubrirá todo. Cualquier ciudadano tomará esto como una conspiración científica para asustar al pequeño trabajador, y cualquier gran empresario lo verá como alarmismo innecesario, pero está por llegar, y nadie, ni siquera Harrier Du Bois, podrá hacer nada para evitarlo.

La revolución fallida, y la caída de Revachol

Es difícil hablar de Revachol sin ligarla necesariamente a la trágica historia de su declive, como capital, como ciudad, y como símbolo cultural de Insulinde y de Elysium.

Es necesario aclarar que nos referimos a Revachol indistintamente como ciudad y como territorio que acoge dentro de sí diferentes ciudades y zonas propias. Revachol fue fundada 380 años antes de los eventos que tienen lugar en el juego, en el conocido como “Siglo Doloriano”. Fue una época de prosperidad y desarrollo para Insulinde en la que la reina Irene La Navigateur de Sur-La-Clef, junto con su mano derecha y asesora, la noble Dolores Dei, ambas provenientes de Mundi, descubrieron la isola de Insulinde y con ella todas sus islas y archipiélagos.

Dolores Dei llegaría a ser una mujer importantísima en la historia de Insulinde, descubriendo entre otras cosas el viaje intraisolar y consecuentemente la isola de Insulinde. Fue también una de las primeras filósofas y pensadoras de Mundi y de Elysium. Por sus descubrimientos y su labor humanista fue considerada una Inocencia (la máxima figura religiosa) y coronada. Venerada durante años, por la ciudadanía y por la propia reina a la que sirvió, vista con respeto e incluso con temor, por aquellos recelosos de su tremenda influencia. Años después de su temprana muerte a manos de uno de los hombres a su servicio, se la siguió venerando casi como una mártir. Se creó la Iglesia Doloriana alrededor de ella, y comenzó a asociarse su figura a valores como la bondad.

Este siglo Doloriano fue equivalente a nuestro Renacimiento. Una época de gran expansión cultural, de fervor religioso y de gran obra artística. El principal valor de Revachol a nivel comercial demostró estar en la exportación de materiales y sustancias propias a lo largo de todo su territorio, desde mármol hasta cocaína. Durante todo este tiempo Revachol fue considerada una superpotencia, y sus gobernantes se volvieron arrogantes.

El declive de Revachol se dio con la dinastía Fillipian, empezando con el mandato del hijo de Filippe II el Opulento. Apodado como “The Squanderer”, este príncipe supuso la ruina económica de Revachol, y el hazmerreir a ojos de sus cuidadanos. Malgastó las finanzas del territorio, puso en marcha empresas frívolas y fallidas... Por no hablar de que muchos miraban con recelo su propia genética. El hijo de Filippe II había nacido deforme y de igual modo también el hijo de este, Felipe IV nació con sífilis congénita.

Los próximos reyes (y últimos) de Revachol no pudieron salvar su territorio del desastre económico y político. El penúltimo rey de Revachol: Guillaume el León, lanzó una fuerte campaña militar con la intención de unificar las diferentes tribus disidentes, pero este esfuerzo resultó infructífero. Eran demasiados años de negligencia política, y el pueblo y las naciones próximas estaban en plena ebullición. La revolución estaba lista para llegar.

La Antecentennial Revolution sucedió a principios del siglo en el que sucede la aventura de Disco Elysium. Comenzó en el año ’02 en la isola de Graad y se extendió hasta Revachol y Safre (que encontró su fin en el ’06). Supuso un conflicto armado revolucionario en el que las naciones se rebelaron contra sus gobiernos con la intención de asentar un régimen comunista.

En Graad, Kras Mazod y su partido comunista comenzaron la revolución como respuesta a una expansión tecnológica truncada por las “ataduras chovinistas” de Revachol, y exacerbada por una plaga que estaba siendo mal tratada por el gobierno. En Revachol, el mal gobierno de la actual dinastía tenía a la población descontenta desde hace años, y el comienzo de la revolución en Graad fue el aliciente que necesitaban. Comunistas y anarquistas se unieron en lo que se llamó la ICM (Insulindian Citizens Militia), con el fin común de derrocar al gobierno local.

La revolución derrocó al gobierno de Revachol y consiguió instaurar en el ’06 la llamada Comuna de Revachol. Por el camino se perdió la ya formada Comuna de Hsin-Yao en Safre… pero no fue la única derrota en una victoria que sabría a poco. Los comunistas no tardarían en ser expulsados por la fuerza del gobierno que habían impuesto.

En el año ’08, bombas cayeron desde el cielo en Revachol. Una alianza de naciones extranjeras conocidas como La Coalición dieron fin al régimen comunista e impusieron control sobre Revachol, que se quedó como una Región Especial Administrativa, sin gobierno propio y que respondía las órdenes de La Coalición. Para el final del conflicto, habían muerto 40 millones de personas.

La RCM, policía en tiempos de posguerra y ocupación

Para el año ’52, la placa perdida de Harrier Du Bois… ese hombre tirado en el suelo del motel mediocre y que no tiene la más remota idea de dónde está o cuál es su trabajo, tiene fuertes implicaciones en Revachol.

La ciudad de Revachol es ya territorio ocupado por La Coalición, sin capacidad de gobierno propio, sin cultura, y dedicado a labores de trabajo forzado para beneficio de otra nación. Para colmo, la transición al gobierno de la Coalición tras la Revolución no fue sencilla.

Casi dos décadas pasaron en las que Revachol parecía el salvaje oeste, La Coalición y su ejército de la INTERCOM perseguían comunistas desperdigados por todo el territorio, y en la vieja capital empezaban a dominar las bandas, que a falta de un gobierno propiamente dicho, controlaban el territorio a espaldas del INTERCOM y a través del pillaje, del miedo y del comercio ilegal. Para el ’21, en el este del río se llegó a una situación de estabilidad gracias a la reforma del distrito bancario, creando una zona relativamente tranquila y habitada por gente pudiente.

Algo de aquello llegó al oeste del río. Con las riquezas llegaba el turismo y la cultura. Revachol, estancada tras la guerra, empezó a absorber cultura y tecnología de otros lugares. Se popularizó la música extranjera, como el disco de Semanese, y se introdujo tecnología como la de los radiocomputadores, o lenguajes de programación como el Orbis de Graad, que permitió empezar a coquetear con una industria cultural local, como un desarrollo de videojuegos fallido en última instancia.

La inestabilidad política durante más de dos décadas llevó a la formación de la RCM (Revachol Citizens Militia). Una organización local privada que actuaba con el beneplácito del gobierno de La Coalición y cuyo fin era mantener el orden dentro de Revachol. En otras palabras, la RCM se instituyó como la policía de Revachol. A pesar de que su autoridad fue asentada con relativa rapidez, a menudo se cuestiona por un buen número de organizaciones e individuos. Para empezar, la RCM es una empresa privada más en el libre mercado de Revachol que estableció el gobierno extranjero, por lo que no tiene una jurisdicción directamente gubernamental que le dote de credibilidad. Por otra parte, el hecho de contar con la aprobación de La Coalición hace que muchos ciudadanos duden de donde reside realmente la lealtad del RCM.

Como resultado, la RCM es ineficaz, lo cuál no ayuda a instaurar confianza en ella. El alcohólico, amnésico e inestable Harrier Du Bois (Harry, que ya lo empezamos a conocer) que tenemos como protagonista no es más que otro matón a ojos de la ciudadanía como ya lo son muchos de sus compañeros de oficio por el simple hecho de formar parte de la milicia. La RCM no es solamente la policía a ojos del ciudadano de Revachol: es una organización que se ha dotado a sí misma de poder en tiempos inciertos, y que se beneficia de una infraestructura ultracapitalista que aplasta a los más pequeños.

En Revachol, la policía camina por calles llenas de agujeros de bala de una guerra aún reciente, teniendo que hacer la vista gorda ante ciertos conflictos y situaciones de dudosa legalidad con tal de no romper la infraestructura del libre mercado que controla el territorio por encima de su propia jurisdicción.

La moralidad de lo que está bien y lo que está mal es difusa. Es imposible escapar de la política en un mundo en el que todo es político o tiene implicaciones políticas. En la ciudad costera de Martinaisse, los trabajadores sindicados salen a la calle a pedir un mayor salario y más presencia dentro de la compañía. En los pequeños comercios, empleados tienen horarios abusivos, y otros se ganan la vida vendiendo sustancias ilegales que llegan a manos de menores sin intermediario alguno. Nada de esto es ilegal ni problemático a ojos del gobierno de La Coalición, completamente desligado de todo esto más allá de para mantener un control administrativo y económico.

Revachol es quizás uno de los peores lugares del mundo para empezar a investigar un asesinato. Para cuando recupere la conciencia, Harry se vestirá y saldrá de esa destrozada habitación. Bajará por la escalera hasta el vestíbulo principal. Cuando algunos paisanos se giren para verle y hacer muecas raras, no se acordará de su nombre, de dónde está ni de qué hace ahí. Tampoco sabrá reconocer a su compañero Kim Kitsuragi como uno de los suyos cuando lo vea esperándole en la entrada. Pero incluso en su completo estado de desconocimiento podrá estar de acuerdo en una cosa: ese cadáver ahorcado en el patio, ese que lleva una extraña armadura militar, ese que se encuentra a menos de dos calles de una enfurecida manifestación de trabajadores... ese cadáver es una mala noticia.

Disco Elysium

Disco Elysium es un RPG de mundo abierto a cargo de ZA/UM para PC y Switch en el que somos un detective con total libertad para evolucionar su personaje, con profundas tomas de decisiones, habilidades por desarrollar y la opción de ser un reconocido héroe o un temible villano.

Disco Elysium