Impresiones y Gameplay

Resident Evil 3 Remake, avance: Jill Valentine vs Némesis

Jugamos unas 5 horas a Resident Evil 3 Remake, el título de Capcom que llegará el próximo 3 de abril a PC, PS4 y Xbox One y os traemos nuestras impresiones.

Koch Media nos invita a jugar durante 5 horas a Resident Evil 3 Remake, el título de Capcom que traerá de vuelta a Jill Valentine, Nemésis y los demás personajes clásicos a la generación actual. En el tiempo de juego que tuvimos disponible pudimos disfrutar de unas 2 horas de la campaña principal y de una extensa sesión a Resident Evil Resistance, el modo multijugador/cooperativo que aporta como novedad el Remake. A continuación os lo contamos todo con detalle para descubrir todas las novedades que el título traerá en relación al Resident Evil 3 original.

Un remake a la altura de las expectativas

Resident Evil 2 Remake fue uno de los títulos mejor valorados del pasado 2019. Consiguió capturar la esencia del original y transportarlo a la generación actual con un motor gráfico muy cuidado (RE Engine), unas mecánicas bien pulidas y suficientes novedades como para sorprender incluso a los jugadores veteranos de la saga. Después de nuestra sesión de juego, podemos afirmar que todas estas claves parecen aplicarse también en Resident Evil 3 Remake.

La historia es la misma que en el título original de 1999: pertenecemos a las fuerzas especiales de la policía, S.T.A.R.S, y debemos investigar el virus T (desarrollado por Umbrella Corporation) y el alcance del mal que ha causado en Raccoon City. En concreto, nuestra partida empieza una media hora después de que el juego arranque. Jill Valentine se encuentra sola en las calles de la ciudad y tiene como misión el restablecer la energía de la estación, con tal de que ella y el resto de supervivientes (Carlos Oliveira, Mikhail Victor y demás) puedan escapar de los numerosos peligros que aguardan en la ciudad repleta de Zombies infectados por el Virus T y otros seres de pesadilla.

Aun así, no será tan fácil como encontrar la estación eléctrica, pulsar un botón y montarnos en el tren. Debido al estado caótico de la ciudad, las calles están repletas de coches en llamas, obstáculos, cadáveres bien muertos…y otros no tan muertos. Por ello, deberemos barrer la zona que tenemos disponible por explorar con tal de encontrar ítems tan necesarios como munición (y pólvora para craftear nuestras propias balas) y hierbas curativas (verdes, rojas y azules) además de herramientas indispensables como la ganzúa (para que ninguna cerradura se nos resista) y las alicates (para abrir puertas cerradas por cadenas).

El conseguir estas herramientas añade un punto de backtracking al juego, que nos obligará a estar atentos en todo momento al escenario para recordar aquellas puertas cerradas que podemos abrir una vez que tengamos la herramienta adecuada. Eso sí, habrá que valorar si merece la pena volver atrás y pasar a través de todos esos Zombies que ya nos costó esquivar en nuestro camino hacia el punto actual. Ya os adelantamos que siempre merece la pena, ya que en esas salas, taquillas y cajas cerradas es dónde suelen estar las armas opcionales (como la escopeta o el lanza-granadas), las armas arrojadizas como granadas, las mejoras para dichas armas, los aumentos de la capacidad de nuestro inventario y demás ítems de interés.

Jugabilidad cargada de frenetismo y acción

El disponer de tantos edificios por explorar agranda los escenarios y sus posibilidades pero resta tensión a la acción. Al contrario que en Resident Evil 2 Remake, donde sentimos una sensación de tensión y claustrofobia mayor por presentar menos escenarios pero más completos, en RE3 todo está más enfocado a la acción. Esta idea queda reforzada con el hecho de que rara será la ocasión en la que nos quedemos sin munición.

Las cajas que encontramos en las salas seguras, y en las que podemos dejar almacenado nuestro equipo, comparten su contenido entre ellas. Por ello, si dejamos un ítem clave en una caja en la otra punta del mapa no será necesario regresar hasta ahí, sino que podemos buscar otra caja en un lugar más cercano a nuestra posición. Por el momento desconocemos si esto es algo que cambie en función del nivel de dificultad. Nuestra sesión de juego estaba fijada en el nivel “Normal”, así que tan solo pudimos probar el título bajo este parámetro.

En cuanto a los enemigos, encontramos diversos entre los que se encuentran los Zombies normales, unas arañas que pueden envenenarnos con “parásitos” (y debemos apresurarnos en tomar una hierba roja para revertir el efecto a tiempo), unos Zombies especiales de los cuales no podemos hablar en detalle, los Hunter Gamma (resistentes y con la capacidad de matarnos de un bocado, en la zona de las alcantarillas) y por supuesto el mismísimo Némesis.

Resident Evil 3 Remake y Resident Evil Resistance impresiones PS4, Xbox One, PC
Nuevo aspecto de los temibles Hunter Gamma

Su papel en Resident Evil 3 se asemeja mucho al de Mr. X (Tyrant) en la anterior entrega. Al contrario que en el original, donde las funciones del arma biológica mutada eran puntuales y en determinadas escenas, en el remake nos lo encontraremos mucho más a menudo. Némesis puede aparecer casi en cualquier momento para darnos un susto y ponernos las cosas bastante difíciles. Además, cuenta con la habilidad de moverse rápidamente, saltar enfrente de nosotros y atacarnos con un tentáculo-látigo. Debido a su dura piel mutada, las armas convencionales no suelen funcionar para acabar con él, por lo que es recomendable huir y esquivarlo.

Otra de las novedades del remake es la habilidad de Jill de evitar a los enemigos mediante un movimiento rápido muy útil en aquellos momentos en los que el número de enemigos nos supera y lo mejor es seguir una estrategia segura para poder refugiarnos en un edificio cercano. Gracias a esto, pudimos vivir uno de los momentos más frenéticos y clave de nuestra sesión de juego. Porque a pesar de disponer de diversas armas y mucha munición, contra Némesis hay poco que hacer y lo mejor es esquivarlo lo mejor que podamos y escapar.

Cuando sí pudimos enfrentarnos a gusto contra él es en la escena final de la demo, momento en el que Jill debe luchar 1 vs 1 contra Némesis en la azotea de un edificio. Nuestro adversario lleva un lanzallamas que no dudará en usar para tratar de chamuscarnos. Lo que lleve Valentine depende enteramente de nuestras habilidades previas de búsqueda por los escenarios. Si nos hemos esforzado en explorar, en las alcantarillas podemos hallar el lanza-granadas (con las municiones explosivas, llameantes, de ácido e incluso minas). Se trata de un arma opcional pero muy útil contra el gran enemigo, al que podemos derrotar con perseverancia, esquivas efectivas y muchos disparos en zonas clave que podremos descubrir gracias a nuestro ingenio.

Resident Evil Resistance: un modo multijugador en el que el Mastermind lleva ventaja

Una vez que terminamos de jugar la demo de la historia principal nos pusimos a los mandos de Resistance, el modo multijugador asimétrico de Resident Evil 3. Para empezar, escogemos uno de los diversos mapas disponibles y tomamos el papel de uno de los 4 supervivientes. Cada uno de ellos dispone de unas habilidades especiales y particulares que será importante combinar con tal de superar las tres fases del juego y vencer a la Mastermind (ya os avanzamos que es muy complicado lograrlo). Por ejemplo, Valerie dispone de una habilidad curativa de área que puede ayudar a recuperar su propia salud y la de sus compañeros, mientras que January puede hackear las cámaras a través de las cuales el Mastermind ejecuta sus trampas.

Cuando la partida empiece disponemos de un cofre en el que comprar armas extra, granadas, hierbas curativas y demás, pero lo más recomendable es no pasar demasiado tiempo en esa sala, ya que el contador de tiempo no se detiene y estaremos regalando cada minuto extra al Mastermind para que prepare sus trampas. Como hemos indicado, cada partida consiste en tres fases. En la primera debemos encontrar tres objetos clave para colocar en una pared y abrir una puerta para avanzar a la siguiente zona. Su localización cambia en cada partida, por lo que nos tocará pasearnos por las diferentes salas y coordinarnos con el resto de compañeros para descubrir dónde están esas llaves.

En la segunda fase tenemos que encontrar al enemigo que lleva la tarjeta de acceso y, una vez que acabemos con él, usarla en tres terminales para abrir la siguiente puerta. Por último, la tercera fase (y más complicada) propone destruir una serie de generadores. La dificultad viene en el momento de que podemos ver su localización pero no sabemos cuál está activo hasta que lleguemos ahí, por lo que tocará coordinarse y llevar escopetas u armas potentes para destruirlos antes de que el número de trampas del Mastermind sea insuperable y el tiempo se acabe.

Como podéis imaginar, si controlamos a esta Mente Maestra y vamos en contra de los supervivientes llevamos algo de ventaja. Nos movemos a través de las cámaras de vigilancia y disponemos de una “energía” que se va recargando y la podemos usar para colocar trampas explosivas, venenosas, Zombies de diversos tipos (caminantes, perros, reforzados, etc.), barreras de protección (para evitar el hackeo de las cámaras) y más.

Por el momento pudimos ver en acción hasta cuatro Masterminds y cada uno de ellos dispone de un tipo de ataque especial diferente y un “arma secreta”. La de uno de ellos, por ejemplo, es el mismísimo Mr. X, a quién podemos controlar directamente con tal de ir a por los supervivientes en primera persona. Este es un añadido muy interesante, que convierte el modo Resistance en una oportunidad perfecta para pasar al lado de los malos y poder entrar en las mentes de algunos de los villanos más odiados (o queridos, a su manera) de la saga Resident Evil.

En definitiva…

Resident Evil 3 Remake apunta alto para convertirse en uno de los mejores títulos de este 2020. Es pronto para afirmarlo, pero después de nuestra sesión de juego nos ha quedado claro que desde Capcom están manteniendo el listón bien alto, tal y como nos tienen acostumbrados desde hace ya un tiempo. El remake de la tercera parte numerada de la saga de Zombies más famosa de los videojuegos promete mantener la esencia del original pero añadir una dosis todavía mayor de acción y frenetismo, algo que podemos afirmar al recordar las múltiples escenas en las que Némesis aparece en pantalla.

En cuanto a Resistance, supone un añadido interesante que sustituye al modo Mercenarios del original. Podría considerarse una mezcla entre títulos del género slasher (como Friday the 13th) y Five Nights at Freddy’s (por el elemento clave de las cámaras del Mastermind), por ejemplo. Aun así, debemos esperar al lanzamiento final para ver si añaden alguna función extra o recompensa por jugar que evite la sensación de repetición que podemos tener tras jugar varias partidas y explorar todas las posibilidades de Resistance.

A partir del 3 de abril saldremos de dudas, momento en que el juego pasará a estar disponible para PC, PS4 y Xbox One. Una vez más, Jill Valentine necesita nuestra ayuda para salir viva de Raccoon City y conseguir vencer a Némesis, una criatura aparentemente imparable que nos pondrá las cosas bien difíciles en Resident Evil 3 Remake.

Resident Evil 3

Resident Evil 3 es el remake de la entrega original de aventura y acción de PSX a cargo de Capcom para PC, PlayStation 4 y Xbox One. Una serie de extrañas desapariciones han estado ocurriendo en la región medio-oeste de los Estados Unidos, en un lugar llamado Raccoon City. Un escuadrón especial de las fuerzas de policía conocido como S.T.A.R.S. ha estado investigando el caso, y han determinado que la compañía farmacéutica Umbrella y su arma biológica, el virus T, son responsables de estos incidentes. Tras perder a varios miembros durante la investigación, Jill Valentine y el resto de miembros supervivientes de S.T.A.R.S. siguen tratando de sacar a la luz la verdad, pero se encuentran con que el mismo departamento de policía está bajo la influencia de Umbrella, y por ello sus informes son descartados sin que puedan hacer nada al respecto.

Resident Evil 3