BeTech: noticias de tecnología

DRONES

Cazar drones rebeldes con una red: El nuevo método del Pentágono

El Pentágono se está gastando millones de dólares en ‘Drone Hunter’, un sistema por el cual un dron equipado con una red caza a drones no autorizados.

Cazar drones rebeldes con una red: El nuevo método del Pentágono

En muchas tiendas los vemos promocionados directamente como juguetes para niños, pero nada más lejos de la realidad en muchos casos, ya que a diferencia de un coche de Radiocontrol infantil, los drones pueden llegar a ser muy peligrosos. En países como España las normas actuales han sido dictadas de manera temporal y todavía no hay una Ley sobre el Uso de Drones propiamente dictada sobre el asunto. Pero en otros lugares como los Estados Unidos tienen reglamentos muy claros, controlados además por la FAA, autoridad nacional americana con poderes para regular todos los aspectos de la aviación civil.

Un sistema anti-drones

Lo curioso del tema es que los drones, que comenzaron siendo tecnología militar y hoy día se utilizan hasta para meter contrabando en las cárceles, se han vuelto tan peligrosos que hay que controlarlos. Al menos esto es lo que clama el ejército USA, que incluso dispone ya de armas anti-drones y busca poder derribar aquellos que les parezcan sospechosos. Armas como este buggy militar equipado con una tecnología creada por la compañía Raytheon.

Además, el Pentágono tiene permiso para disparar a drones en el cielo si están catalogados como una amenaza. Pero el gobierno USA quiere más métodos anti-drones, motivo por el que el Pentágono aprobó y puso en marcha el programa ‘Drone Hunter’ con la contratista Fortem Technologies, que prueba un sistema que parece una mezcla entre seguridad, ciencia ficción y Spider-Man: Cazar drones usando otros drones equipados con redes.

El programa ‘Drone Hunter’ del Pentágono

Imagina una clásica ‘dog fight’ o caza entre dos aviones como las vistas en los films de la Segunda Guerra Mundial o las naves de Star Wars. El Drone Hunter hace eso: Enfrentar a un dron del Pentágono contra otro que está volando sin autorización y cazarlo cuando está a distancia de tiro con un método no-letal como es el uso de una red para atraparlo. Una vez cazado, el dron vuelve a la base con su presa para que los soldados investiguen el dron cazado.

Cazar drones en pleno vuelo con este método tiene más beneficios que limitarse a dispararles o a interceptar sus señales para hacerse con su control. Primero, el método es no-letal y elimina el riesgo de que los restos del dron abatido caigan sobre zonas urbanas; segundo, el dron enemigo está intacto y puede ser estudiado.

Y es que, aunque alguno siga viendo a los drones como dispositivos inofensivos, pueden ser realmente peligrosos. Sólo hay que ver lo que un par de ellos provocaron ayer en el aeropuerto de Barajas simplemente volando unos minutos sobre las pistas: Caos, retrasos, desvíos y miles de pasajeros afectados. Aunque también son dispositivos útiles, como los que están controlando en China que la epidemia del coronavirus no se extienda.