BeTech: noticias de tecnología

DRONES

Volar un dron en Reino Unido ya requiere un permiso y un registro

Si tu dron pesa más de 250 gramos, legalmente tendrá que estar registrado y deberás pasar un test para manejarlo.

Volar un dron en Reino Unido ya requiere un permiso y un registro

Los drones, en su inicio armas del Ejército americano y ahora base para todo de cosas, desde drones para el esparcimiento de sus usuarios hasta para grabar documentales, realizar (peligrosos) saltos Base o ser el transporte autónomo urbano del futuro, es una tecnología que está calando muy hondo. Pero también por lo que son, pequeños vehículos voladores, su uso se está extendiendo mucho y en países como Estados Unidos están siendo controlados de forma oficial.

Volar con un permiso

Y es que en los Estados Unidos, cuando registras un dron con la FAA, el gobierno te proporciona un número identificativo que puedes colocar en el compartimento de la batería o en otra zona interna del dispositivo. Esta medida es obligatoria para quien tenga un dron que pese entre 0,25 y 25 kilos (lo que incluiría la gran mayoría de drones del mercado

En Reino Unido han aumentado precisamente las peticiones sobre la regulación de esta práctica, ya que aún se recuerda el caos que los drones provocaron las navidades pasadas en el aeropuerto de Gatwick, provocando retrasos en 760 vuelos y 110.000 pasajeros. Por ello, la CAA británica, la Autoridad de Aviación Civil, ha decretado que hace falta un registro de drones y una licencia para pilotarlos.

Una multa de 1000 libras

Si tienes un dron con un peso mínimo de 250 gramos, según la nueva normativa estarás obligado a registrarlo en un sistema que sirve para conectar a los dispositivos con sus dueños. El proceso vale 9 libras, unos 10,4 euros, pero exige que el usuario siga un curso online educativo y haga una prueba tipo test para ser certificado como apto para volar el dron que registra. Al terminar recibirán un código que deberán de colocar en el dron, como una matrícula, para hacerlo identificable.

El registro es obligatorio, y deberá estar hecho para el 30 de noviembre de este mismo año. Quien vuele sin licencia un dron de +250g a partir del 1 de diciembre podrá ser multado con hasta 1.000 libras, 1.164€ al cambio. Lo divertido es que varias compañías ya han buscado la forma de evitar a sus futuros clientes este proceso, fabricando drones como el Mavic Mini de DJI, que sólo pesa 249 gramos.