BeTech: noticias de tecnología

MULTAS

Los drones de la DGT no pueden multarte por exceso de velocidad, aún

Tráfico ha desplegado 11 drones desde inicios de mes en zonas como Canarias, aunque sólo 3 de ellos pueden multar.

Los drones de la DGT no pueden multarte por exceso de velocidad, aún

Capaces de volar como un helicóptero y filmar desde al aire, pero costando muchísimo menos en gastos de recursos en su mantenimiento y pilotaje, los drones se han convertido en el As que Tráfico usará en esta segunda parte del verano 2019. Coincidiendo con la puesta en marcha de la II Operación Especial de Tráfico del Verano, la DGT comenzó a inicios de agosto el despliegue de su primera flota de drones, para denunciar a aquellos conductores que infrinjan la normativa de tráfico y seguridad vial y sean captados por drones.

Los Drones DGT no pueden multarte por exceso de velocidad

Actualmente la DGT cuenta con 11 drones, 3 de ellos certificados por el Centro Español de Metrología (CEM),que son los que van a comenzar a denunciar y los 8 restantes seguirán utilizándose para la regulación y gestión del tráfico. Con un alcance de 500 metros, estos drones de Tráfico son capaces de volar a una altura máxima de 120 metros, aunque el problema está en su autonomía, que es de apenas 20 minutos, lo que provoca que tengan que parar a ‘repostar’ cada poco tiempo.

Aún así, gracias a las cámaras que montan, los UAV de la DGT pueden identificar la mayoría de las infracciones cometidas en las carreteras españolas -tirar cosas por la ventanilla, no respetar señales de tráfico, hacer maniobras temerarias, no respetar distancia de seguridad, ir hablando por el móvil. Aunque hay algo que de momento ninguno de esos 11 pueden hacer: ponerte una multa por exceso de velocidad.

Una de las infracciones viales por desgracia más comunes (y peligrosas), el exceso de velocidad no puede ser registrado por los drones porque de momento los de Tráfico no incorporan un cinemómetro, un dispositivo diseñado para medir en tiempo real la velocidad de un automóvil y que suele ir montando en los radares que la Policía y el Departamento de Tráfico usan en las carreteras.

Y cuando lo incorporen, a efectos legales y por razones como el peso puede que también haya disputas porque los drones en sí no están en una superficie estable como un radar de carretera, sino flotando en el aire, por lo que un conductor con una multa podría imputarla aduciendo a que la medición del UAV no ha sido correcta por ejemplo.

Canarias, una de las primeras zonas

Uno de los destinos que más se abarrota de coches y personas en estos meses de verano, Canarias ha sido uno de los primeros lugares en los que la DGT ha desplegado sus drones -y también el último de forma pública, porque Tráfico no va a revelar más dónde irá colocando sus drones. El objetivo de los drones en las carreteras españolas es:

  • La vigilancia del tráfico en aquellos tramos donde el riesgo de accidentabilidad es mayor
  • En las carreteras donde hay un mayor tránsito de usuarios vulnerables, en particular de ciclistas, motociclistas y peatones
  • La supervisión de distracciones durante la conducción.
  • La monitorización y apoyo a la regulación en operaciones y eventos especiales en los que se concentra un elevado número de movimientos en carretera
  • Misiones ordinarias de regulación complementarias a las desarrolladas por los helicóptero
  • Apoyar en situaciones de emergencia que por su gravedad afecten de manera notable a la circulación y seguridad de los usuarios de la vía.