Vampyr
Vampyr
Carátula de Vampyr

Vampyr, análisis para Nintendo Switch

Saber Interactive se encarga del traslado de Vampyr a la consola de Nintendo.

Nintendo Switch recibe por sorpresa el port que más tiempo se ha dilatado desde su respectivo anuncio. Dontnod y Focus Entertainment han delegado la mudanza a uno de los estudios mejor posicionados en cuanto a esta tarea se refiere. Saber Entertainment trabajó bajo la manta durante todos estos meses al unísono de otros encargos similares, como The Witcher 3: Wild Hunt. Se dice pronto.

En este caso, la situación de Vampyr era toda una incógnita. Hasta este preciso mes de octubre no supimos de su fecha final de lanzamiento, fijada a pocas horas después de que leáis este análisis. Precisamente de ese desconocimiento nos hemos llevado una sorpresa positiva. Viendo los antecedentes en rendimiento de la versión de Xbox One, PS4 y PC, todo apuntaba a que se podría atragantar en el hardware de la híbrida.

Vampyr Nintendo Switch
Modo portátil.

Hay pequeñas aristas, en especial en el lado portátil, pero en líneas generales ha cumplido con nota un examen no con poco desafío.

La plaga

Quienes no hayan estado al tanto de las aventuras de los creadores de Life is Strange, deben conocer las peculiaridades de un título que atrapa desde la narrativa. Encarnaremos a Jonathan Reid, un médico superviviente de la guerra que por una serie de infortunios acaba sumido a las tinieblas. Oscuridad que cambia por completo su sentido de la vida, del bien y del mal; como vampiro, ahora debe elegir entre reprimir su instinto o colaborar con la caída de la ciudad.

Ante todo, estamos ante una obra que pasa el listón por encima de la media actual. A través de unos diálogos frecuentes en la elocuencia, Vampyr cuenta con un guion escrito de exquisito tacto. Deja poso, y cuando eso ocurre merece ser señalado. Pero no solo brilla juntando letras, también lo hace por las ideas que plantea en lo jugable.

Brilla por la construcción de un sistema de personajes y distritos que desarrolla el esquema sim life. Todos los personajes que intervienen en la trama tienen relevancia dentro de la ciudad, lo que hará variar la situación del juego en general según su devenir. Si somos descuidados con los supervivientes, la peste negra se extenderá, mientras que si tratamos la enfermedad podremos dar una oportunidad a la población autóctona.

Vampyr Nintendo Switch
Modo sobremesa.

Como decíamos en nuestro análisis, “si asesinamos a un personaje antes de tiempo, tal vez nunca descubramos el misterio que esconden otros individuos. Las historias de los personajes están interconectadas. De alguna manera, da la impresión de que el juego prefiere que no mates, al menos hasta que las pistas salgan a la luz”. Al bebemos sangre, obtendremos más experiencia a costa de señalar para siempre al personaje mordido.

Dentro de los ingredientes que conforman el pastel Vampyr hay uno que toma peso en las travesías por Londres: el combate. La acción que desprende el juego es simple, a veces demasiado directa, lo que lleva a que las situaciones no sean del todo disfrutables. Una vez que dominamos los poderes vampíricos podemos desatar muchos más movimientos que de base, pero hasta que llega ese momento no encontramos muchos motivos que le aporten cierta gracia a los mandos. Su foco, tal como comentábamos el pasado año, es “la atención en la narrativa”.

Traslado a Nintendo Switch

Trasladar un título de la presente generación a la consola de Nintendo conlleva ciertos sacrificios que no siempre se reciben de buen agrado. Más allá de la complejidad geométrica, texturizado y modelados, la resolución es el primer recorte que suele sufrir, en especial cuando nos transportamos en modo portátil. Nótese lo especial de este caso: las versiones de sobremesa ya contaban con problemas de rendimiento. La versión base de nuestro análisis original fue realizada en una PS4 Pro. Por aquel entonces decíamos que “Dontnod debe mejorar el rendimiento, que sin ser catastrófico, de vez en cuando sufre ralentizaciones severas”. Los problemas se extendían al quedarse la pantalla “congelada durante unos segundos”, lo que le hacía “bastante molesto”.

Vampyr Nintendo Switch
Modo portátil.

La primera impresión con Vampyr en Nintendo Switch es de auténtico asombro. No estamos ante ninguna maravilla gráfica, de eso no hay duda; la sorpresa viene de la mano de poder disfrutar de un juego pensado para esta generación en un hardware de este calibre y que lo haga dignamente.

Pero hay ciertos problemas que empañan la experiencia. La primera, los tiempos de carga: según nuestros datos, la carga inicial cuando el juego se encuentra instalado en una tarjeta SD es de 53 segundos, casi un minuto para poder iniciar una partida guardado en un punto tranquilo del mapa. Las cargas entre los distritos, en cambio, se reducen hasta un poco más de la mitad.

Vampyr Nintendo Switch
Modo sobremesa.

En cuanto a la resolución, el recorte hace que en modo portátil no se distingan correctamente los rostros en distancias medias y largas. No es algo sobre lo que poner el grito en el cielo, aunque molestará al perfil más exigente. Si pasamos a la modalidad sobremesa, el juego luce como una versión menor de las versiones de Xbox One y PS4, lo cual hace que sea perfectamente jugable y disfrutable.

No hemos experimentado caídas graves en la tasa de imágenes por segundo. Las pocas que hay no interceden en la jugabilidad, lo cual es de agradecer. Lo que sí hemos notado es que, al ser un juego en tercera persona, la consola no renderiza con la suficiente velocidad lo que tenemos detrás; cuando ocurre, veremos un breve flash blanco por el mundo. Suele ocurrir con mayor frecuencia cuando estamos en una zona al aire libre.

CONCLUSIÓN

Vampyr en Nintendo Switch es otra muestra más del excelente trabajo que realiza Saber Interactive cuando se trata de optimizar grandes recursos en espacios muy pequeños. Los primeros momentos frente al juego asombran por la manera en la que se mueve en un hardware de estas características. La pérdida de resolución no compromete en absoluto al juego, de hecho apenas se ve afectado el rendimiento. El único gran punto negro reside en los tiempos de carga, largos, y el tiempo de renderizado del entorno, demasiado lento para lo que debería ser un título en tercera persona. Lo que está claro es que estamos ante una versión muy digna.

LO MEJOR

  • Port más que correcto.
  • La narrativa, pilar fundamental de Dontnod.
  • La estética y banda sonora.
  • El modo en el que afectan las decisiones al mundo.

LO PEOR

  • Tiempos de carga lentos.
  • Pequeños problemas en el renderizado de entornos.
8

Muy bueno

Juego de notable acabado que disfrutaremos y recordaremos. Una buena compra, muy recomendable para amantes del género. Está bien cuidado a todos los niveles.

Vota tu ""TheGameAward""

  Pues ahora que ya se conocen los nominados a juego del año,vamos a ver cual de ellos es el GOTY  por parte de Meristation Consolas.   Que juego creeis que merece ser el ganador? (no el que creeis que vaya a ganar)