Un dúo muy especial

Yooka-Laylee and the Impossible Lair: “Queremos crear un universo de personajes”

Durante la presentación en Madrid, los veteranos de Rare, ahora en Playtonic, destacan la libertad de poder encajar a sus personajes en cualquier juego.

Banjo-Kazooie: Baches y Cachivaches es hasta la fecha el último título de la saga protagonizada por estos dos simpáticos personajes. Rare, la mítica compañía detrás de varios de los mejores plataformas de Super Nintendo, Nintendo 64 y GameCube, dejó la Gran N para formar parte de Microsoft. Junto a la compañía norteamericana, el estudio británico ha cambiado de registro en dos de sus producciones más recientes, Viva Piñata y Sea of Thieves. Ante la ausencia de plataformas 3D tradicionales, Yooka-Laylee vino a cubrir el hueco dejado por Banjo y Kazooie; Yooka-Laylee and the Impossible Lair da la vuelta a su fórmula y nos ofrece un plataformas de desarrollo 2.5D muy nostálgico. La compañía subraya que su intención es “crear un nuevo universo de personajes” con los que puedan diseñar todo tipo de experiencias diferentes”.

Aprovechando el lanzamiento del título, del que ya dimos cuenta en nuestro análisis, dos de las figuras clave del videojuego estuvieron en Madrid para su presentación. Mark Stevenson y Steve Mayles, de Playtonic Games, acudieron al Showroom de Nintendo para mostrar cómo es su nueva obra. Ambos son veteranos de la industria y exdesarrolladores de Rare. El primero trabajó como artista principal en la saga Donkey Kong Country, Donkey Kong 64 y Kameo: Elements of Power; el segundo es el padre de personajes que han pasado a la historia del videojuego, entre ellos, varios de los miembros más recientes de la familia Kong, así como Banjo y Kazooie.

El cambio de concepto: de Yooka-Laylee a the Impossible Lair

“Venimos de Rare, que siempre producía videojuegos variados”, puntualiza Mark Stevenson. El artista confirma que Playtonic se ideó para perseguir ese mismo objetivo. Yooka y Laylee conforman un nuevo universo de personajes. Por ese motivo, han decidido no continuar por el camino que recorrieron en la primera entrega. Se han desviado hacia otro tipo de juego de plataformas, que no prescinde ni de los secretos ni de los coleccionables, pero que modifica el desarrollo y los planteamientos jugables.

Los dos personajes se han diseñado para que “encajen en cualquier tipo de juego”, ya sea un “plataformas 3D, 2D o un juego de fútbol”. Como estudio independiente “elegimos lo que deseamos hacer, es decir, juegos que amemos y que deseemos jugar. Queríamos desafiarnos a nosotros mismos también. Piensas que los plataformas 2D son más fáciles de desarrollar que los 3D, pero no es así”. Detrás de su creación hay mucho trabajo a sus espaldas, un mapa gigantesco que Stevenson define como “un minijuego en sí mismo”.

Yooka-Laylee and the Impossible Lair
Steve Mayles y Mark Stevenson, de PlayTonic Games.

Mayles interviene después para rogar “que pase mucho tiempo” antes de tener que volver a enfrentarse a la creación “de otro juego de plataformas 3D”. El desarrollador se siente aliviado y piensa que “es fantástico” poder cambiar con cada videojuego.

El concepto de Yooka-Laylee and the Impossible Lair tiene una particularidad que recuerda a The Legend of Zelda: Breath of the Wild. El nivel final, que da nombre al videojuego, está disponible desde el principio. Claro que superarlo de buenas a primeras exige mucho del jugador. Lo conveniente, por tanto, es avanzar en el resto de niveles y rescatar abejas. Estas nos proporcionan mejor defensa para poder aguantar mejor los golpes del enemigo. “A Mayles se le da mejor hacer juegos que jugarlos”, ríe Stevenson, en clave de humor, cuando su compañero de Playtonic vuelve a morir después de haber calculado mal uno de los saltos.

Sin campaña de Kickstarter esta vez

Nada más iniciar la presentación, que por supuesto ha tenido una mención a Banjo-Kazooie, los desarrolladores han comentado que se encuentran orgullosos de que sus dos personajes estén presentes en Super Smash Bros. Ultimate. Después de todo, Yooka-Laylee nació como un homenaje a ese tipo de juego, los plataformas 3D llenos de secretos y de contenido. Playtonic se creó para trasladar ese espíritu a su primera producción, un título que se gestó mediante una exitosa campaña de micromecenazgo en Kickstarter.

Yooka-Laylee and the Impossible Lair ha prescindido de esa fórmula para financiarse. ¿Por qué? Durante el turno de preguntas y respuestas, MeriStation se lo pregunta directamente a sus creadores: “Principalmente porque no lo necesitábamos”, apunta Stevenson. “Pudimos financiarlo nosotros mismos”. El creativo recuerda entonces la experiencia a la hora de construir la campaña. “Fue increíble pero dura”. El contacto con los mecenas les permitió saber qué querían exactamente: un plataformas 3D tipo Banjo-Kazooie. Sin embargo, no fue sencillo en la práctica, puesto que cuando trabajaban en Rare, todo se hacía con un nivel de secretismo alto. No están acostumbrados a estar siempre bajo el foco mediático, no al menos mientras desarrollan sus videojuegos.

“Cuando tienes mecenas, debes proporcionar actualizaciones, lo que supone mucho trabajo”, explica. “En ese momento estábamos construyendo la empresa, administrando la campaña de Kickstarter y diseñando el juego”, todo a la vez. Sobre las vicisitudes y lo que supone diseñar para un grupo de mecenas, pone de ejemplo los créditos. Todos querían leer su nombre, pues era uno de las recompensas de la campaña. El desarrollador asegura que implementarlos no fue un camino de rosas. Además, lo de diseñaron de manera que los jugadores pudieran rebobinar para buscar sus nombres. En tono de broma, ha dicho que ahora no han tenido que preocuparse de otras cosas.

Los tónicos lo cambian todo

Tanto Mark Stevenson como Steve Mayles repasaron junto a los periodistas asistentes varios de los puntos centrales del videojuego. Se detuvieron, por ejemplo, en los tónicos, que son seleccionables y cambian completamente el aspecto de los niveles. La fase luce con un filtro de Game Boy o se asemeja a los mundos oscuros de Inside. También proporcionan algunas ayudas. Si eres coleccionista empedernido y tienes la firme intención de exprimir todos los niveles como limones, quizá te sirva uno de los tónicos, que permite ver a través de las paredes. En total se pueden conseguir 62 tónicos, un aliciente más para seguir explorando este mundo de color.

Yooka-Laylee and the Impossible Lair está disponible en Nintendo Switch, Xbox One, PS4 y PC. Los miembros de Playtonic están muy orgullosos de haber logrado que la versión para la híbrida de los de Kioto se mueva a 60 fotogramas por segundo.

Yooka-Laylee and the Impossible Lair

Yooka y Laylee vuelven en una nueva aventura de plataformas con Yooka-Laylee and the Impossible Lair a cargo de Playtonic Games y Team17 para PC, PlayStation 4, Xbox One y Switch. Corre, salta y rueda con ellos en una serie de desafiantes niveles 2D, enfréntate a un desconcertante mapamundi y reúne al batallón de abejas para derrotar a Capital B y su guarida imposible.

Yooka-Laylee and the Impossible Lair