Grandes indies en el servicio

Microsoft insiste en llevar Xbox Game Pass a todas las plataformas

Los máximos representantes de Microsoft aseguran que siguen abiertos a llevar su popular servicio de suscripción a otras plataformas además de Xbox y PC.

Las últimas incorporaciones a Xbox Game Pass siguen haciendo de él uno de los servicios de suscripción más atractivos de la actualidad en lo que a videojuegos se refiere, y Microsoft es consciente de ello. Así debe ser teniendo la posibilidad de, por 9'99 euros al mes, disponer de una gran cantidad de videojuegos entre los que se encuentran de salida los grandes exclusivos que van lanzándose en Xbox One, como será el caso del inminente Gears 5, pero en la compañía norteamericana no se conforman con eso.

Un objetivo a cumplir

Tras llevar Xbox Game Pass a PC, Ben Decker, jefe de servicios de videojuegos de Xbox, ha hablado sobre el futuro del servicio en una entrevista. "Sabes, al final nos gustaría ver Xbox Game Pass en todas las plataformas, y ese es un objetivo a largo plazo", asegura Decker. "Hoy no tenemos planes específicos, pero nos encantaría ver Xbox Game Pass en todas partes".

Pero seguramente no sea tan fácil como decirlo. La relación con Nintendo probablemente sea fantástica, tras el lanzamiento de dos otrora exclusivos de Xbox One en Nintendo Switch, como son Cuphead y el más reciente Ori and the Blind Forest, pero otra cosa muy diferente es implementar un servicio de suscripción con varias decenas de juegos. No será ni mucho menos más sencillo convencer a Sony, competencia directa y que ya tiene su propio servicio con PlayStation Now.

Al fin y al cabo, el objetivo de Microsoft no es sino reunir la máxima cantidad de jugadores posible dentro del conocido como "ecosistema Xbox", aunque no tengan una Xbox One o un PC, o en el futuro, una Xbox Scarlett. Hoy podemos disfrutar en Xbox Game Pass de juegos como los recientemente añadidos Devil May Cry 5 o Kingdom Come: Deliverance, además de otros como Metro Exodus, Batman: Arkham Knight, Outer Wilds o Vampyr, por ejemplo.