Impresiones finales

Los cuatro pilares de Astral Chain

Más Nier que Bayonetta.

Astral Chain sale a finales de mes para Switch, y se ha convertido por méritos propios en uno de los más esperados de este año. Nueva IP de Platinum Games bajo el paraguas de Nintendo, con lo que todo ello supone. Los creadores de Bayonetta, Nier Automata, Vanquish y tantos otros tienen una relación casi impoluta con la compañía de Kyoto, con Bayonetta 3 en el horizonte como mejor ejemplo de estos buenos años de colaboración. Desde hace unos días estamos con la versión final de Astral Chain, un juego que llega con el sello de acción marca de la casa de Platinum Games, pero que a su vez marca un camino distinto a lo visto hasta ahora. Astral Chain mira más a Nier Automata que a Bayonetta, aunque al final tampoco se parece tanto ni a uno ni a otro.

Tras jugar más de la mitad de la campaña principal, y a falta del análisis que saldrá próximamente, nos disponemos a repasar qué es y qué no es Astral Chain para que nadie se lleve impresiones equivocadas. Su estructura, su ritmo y su propuesta marcan distancias respecto otros títulos de Platinum Games mientras, claro está, mantiene la esencia de la compañía intacta. Estos son los cuatro pilares en los que se sustenta Astral Chain.

Cuartel general de la policía

Tras una introducción con ciertos eventos y situaciones que comentaremos en el análisis, nos adentramos como uno de los hermanos mellizos -al inicio del juego escogemos chico o chica- en el cuerpo de policía, destacando por ser hijos de Max, capitán de una sección especial del cuerpo de agentes capaces de controlar legiones, bestias que son el último bastión de la humanidad para combatir el mal de las quimeras que acecha el mundo en el que nos encontramos. El cuartel general será nuestra zona segura, desde la que podremos hacer algunas misiones extras y sobre todo gastar nuestros recursos: comprar y mejorar objetos y armas, personalizar nuestro personaje, las legiones, interactuar con otros compañeros o practicar nuevas técnicas y elementos que conozcamos. 

Por norma general, al menos en los capítulos hasta donde se nos permite hablar en el impresiones finales, la trama empieza siempre en el cuartel general de policia, desde donde se nos indican pasos a dar y qué tipo de misión nos aguarda. En algunos otros momentos tendremos otras zonas seguras para explorar, aunque no con tantas opciones como en el Cuartel.

Exploración (y rejugabilidad)

El título se divide por capítulos, y cada uno de ellos nos traslada a alguna zona de acción para solventar algún problema. Quimeras que están haciendo desaparecer enemigos, una gran bestia con tentáculos que se ha dejado ver en un edificio abandonado, etc. Por norma, cuando llegamos en el terreno no vamos a ponernos a luchar directamente, sino que tendremos una fase de exploración. En esta fase seguramente se nos pidan algunas tareas a realizar y podremos realizar distintas misiones, tanto importantes como secundarias, además de la principal. Son mundos bastante ricos en comparación con otros juegos de Platinum Games (Nier a un lado), con personas que necesitan ayuda, delincuentes que quieren recibir su merecido o cofres y materiales que están escondidos. 

La exploración invita a perderse, solventar problemas que vayamos encontrando y husmear cada rincón... en más de una ocasión. Cada capítulo está pensado para ser rejugado a posteriori, porque hay muchas misiones y eventos que no podemos hacer en una primera vista (por ejemplo, porque nos falta una legión que nos permite abrir un camino bloqueado). Así que cuando terminamos una operación sabemos en el informe final cuantas misiones, secundarias y extras (documentos...) nos hemos dejado por el camino para volver más adelante.

Investigación, testimonios y notas

Es una de las partes clave en el proceso de investigación, aunque merece su propio espacio como pilar de Astral Chain. Somos policías y tenemos que saber qué ha pasado en el lugar de un suceso o un crimen. Para ello usaremos un sistema llamado IRIS que permite ver en modo investigación muchos más elementos de los que vemos a simple vista. Interrogaremos a NPC, escucharemos conversaciones a lo lejos y seguiremos pasos de drones para ir tomando notas sobre indicios de qué ha podido suceder en ese lugar. Una vez completamos todos los indicios -la verdad es que no es una mecánica muy compleja al menos en los primeros capítulos- lo tendremos todo listo para dar un veredicto.

En este punto, hablamos con el compañero de misión para poner en común qué hemos descubierto. Nos irá haciendo preguntas y nosotros responderemos lo que hemos entendido según las notas que hemos tomado. Es un sistema que tiene poca incidencia, porque aunque fallemos una respuesta, él nos corrige y nos dice lo que realmente es. Seguramente afecta a la puntuación final de la fase, pero no tiene más penalización que esa y la misión va a seguir su curso como era de esperar.

Acción (con puzles y plataformas)

Es curioso, porque seguramente no recordamos ningún juego de Platinum Games en el que tal vez estés 40 minutos sin haber pegado un corte a ningún enemigo. Y eso sucede en Astral Chain, sobre todo al principio cuando vas explorando el cuartel y luego haces tu primera zona de investigación y exploración. Pero en el título liderado por Taura hay acción, mucha. Y esta se desarrolla en dos planos. Uno, en la ciudad donde hacemos las investigaciones. Y otro, en un mundo paralelo al que accedemos mediante portales y de donde se presupone salen las quimeras que están acabando con la humanidad.

Las fases de acción se desarrollan con otros elementos como puzles variados: activar ciertos interruptores, hacer una secuencia de golpes en objetos para encontrar un nuevo camino o mover ciertos elementos para poder pasar. Así como también zonas de plataformeo con movimientos precisos de un lado para otro y otros más exigentes donde tenemos que correr y esquivar obstáculos en plataformas que van desapareciendo. Todo ello acompaña, con más o menos acierto, a un sistema de combate único.

El combate ante los enemigos se sucede, por un lado,controlando a nuestro agente y por otro, a la legión que llevamos con nosotros (hay cinco disponibles que vamos consiguiendo a medida que avanzamos). Las legiones son autónomas, por lo que atacan por su cuenta, pero las podemos guiar indicando hacia donde ir, cuando hacer ataques especiales y usarlas para impulsarnos y combinar ataques entre agente y bestia.

No hay combos en el sentido de secuencias de botones que debemos pulsar de una manera concreta, y el movimiento de nuestro personaje se basa en atacar con el gatillo (tenemos tres tipos de arma), un botón para esquivar y el resto para controlar a la Legión. Esto cambia las cosas que uno puede esperar de un Hack and Slash, si es que se le puede considerar como tal. Es la combinación de elementos, variados todos ellos, lo que le da sentido y ritmo al combate.

Con la cadena astral que nos une a la legión podremos hacer trazos por donde salir despedidos golpeando enemigos, podremos encadenarlos para golpearlos con fuerza, y, claro está, podremos repartir esfuerzos: la legión atacando a un lado y nosotros a otro. Algo muy PG es el timing: si hacemos una esquiva perfecta, se activa un mini tiempo ralentizado para contragolpear. Y cuando estemos atacando a la vez un enemigo, se activarán señales para que, si pulsamos el botón en el momento correcto, haremos un combo con la legión.

Por lo tanto, el combate tiene un punto más estratégico, a veces pausado por las habilidades únicas de cada legión (la Legión espada tiene un sistema de cortes que parece sacado de Metal Gear Rising) y sobre todo exigente: el aprendizaje es necesario y acostumbrarse a cambiar hábitos de otros juegos de la compañía, también. Eso sí, es muy satisfactorio tener ese control con el stick derecho de la legión mientras golpeamos con nuestro agente y podemos combinar fuerzas desde un mismo mando. 

Falta poco para desatar las cadenas

Estas son las 4 fases de las que se compone Astral Chain, a falta de saber más de su segunda mitad (y de poderlo contar). Un juego que viene con la garantía de Platinum Games, que arriesga en su desarrollo con varios elementos que rompen la norma de la compañía pero, sobre todo, con un sistema de combate que se luce por original y diferente. De la historia, sus inspiraciones y su desarrollo, así como de jefes finales, evolución del combate, satisfacción final tras terminarlo y sobre todo rejugarlo, y otros elementos presentes en el título... Ya hablaremos en el análisis.

Astral Chain

Astral Chain, desarrollado por Platinum Games y editado por Nintendo para Switch, es un título de acción a cargo de los creadores de Bayonetta. Como parte de una unidad especial de la policía, deberás plantarles cara a misteriosas bestias de aspecto alienígena que han invadido el mundo. En el Arca, una ciudad multicultural del futuro cercano, se desencadena el desastre cuando aparecen de repente portales a otra dimensión. Bestias peligrosas emergen de ellos y comienzan a atacar a la gente y a contaminarlo todo; la policía se ve incapaz de hacerles frente. La única esperanza es la unidad especial de policía Neuron, creada para detener la amenaza.

Astral Chain

Las nuevas series Swamp Thing

Esta serie lo tenía todo para ser un referente en el género de terror. Algunas de las mentes creativas más perversas y experimentadas el género de terror, un personaje y una historia a adaptar de lo mejor que se ha en el género de terr...

[MERIJUEGO] 10 juegos donde... ¡Cumplimos 5 años!

El juego es sencillo, trata de hacer listas de 10 juegos que sean válidos dentro del tema que se pida. Las normas son: - Cada usuario podrá poner 1 juego por lista. - No vale repetir sagas y franquicias. - No valen mods. - No valen recopilatorios. - Si valen expansiones y contenido adicional si...